¿El amor engorda? No caigas en su juego

Una vez en relación estable, nos confiamos y descuidamos nuestro peso
Ciudad de México -

Nos cuidamos mucho cuando estamos solteros, porque queremos vernos guapos mientras buscamos pareja. Pero, una vez que estamos en una relación estable, además de que salimos y comemos diferente, es común que nos confiemos y descuidemos nuestro peso. No dejes que el amor te engorde, te dejo algunos consejos.

1. Si comes fuera, busca opciones. En cualquier restaurante podemos comer de manera equilibrada, hasta en la taquería de la esquina. Así que esto no debe ser un pretexto para no cuidarte. Algunos pequeños trucos que puedes hacer: optar por platillos asados y no fritos, pedir ensalada en vez de papas, en lugar de cuatro tortillas comerte dos, y evitar las bebidas azucaradas como refrescos, jugos y aguas de sabor.

2. Cocinar en casa. Casi todas las “citas de amor”, son para comer o cenar, sin embargo, no forzosamente tienen que ir a un lugar, cocinar también puede ser divertido e incluso mucho más saludable. Preparen un platillo entre los dos, sin olvidarse por supuesto de la ensalada.

3. Salir a correr juntos. Si tu pareja no es corredora, es momento de hacer tu labor de convencimiento. Todos hemos animado a alguien a correr o a practicar a algún deporte, ¡qué mejor que sea él o ella! Así podrán estar más tiempo juntos, y quemar más calorías.

4. Los fines de semana, prepara tus snacks. Si son de las parejas que pasan todo el sábado o domingo en la calle, no olvides cargar con tus colaciones saludables, por ejemplo: nueces con arándanos, una manzana, cacahuates o alguna barra. De lo contrario, llegarás con mucha hambre a tu siguiente comida y comerás de más.

5. Actuar por la salud. Así como los hábitos saludables se adquieren con facilidad, también podemos olvidarnos de ellos en unos días. No dejes que esto suceda. Alguno de los dos tendrá mejores hábitos de alimentación, y es precisamente quien debe apoyar al otro. No es por la apariencia física, sino por la salud, así que no tomemos a mal los consejos que se dan con buena intención.

En pareja todo es más fácil, ¡hasta cuidar la dieta! Si lo combinamos con un buen entrenamiento, podemos disfrutar aún más de este estilo de vida y hasta darnos algún permiso de vez en cuando.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas