¿Quieres vivir muchos años? Evita estos errores

Hay ciertos errorores que cometemos día a día que nos restan calidad y tiempo de vida
  • El sedentarismo es una de las principales causas de muerte, incluso más importante que el cigarro
Ciudad de México -

Para ser una persona saludable no solo tienes que cuidar tu alimentación, se trata de todo un estilo de vida. Y normalmente no nos ponemos a pensar cuántos años nos quedan por vivir, sería muy deprimente. Sin embargo, sabemos que no viviremos para siempre, y que hay ciertos errores que cometemos día a día que nos restan calidad y tiempo de vida. Te los contaré para que empieces a cambiarlos hoy mismo.

1. Te la pasas sentado todo el día. No importa si es en la oficina o viendo la televisión, el sedentarismo es una de las principales causas de muerte, incluso más importante que el cigarro. Y esto es debido a que conduce a enfermedades como diabetes, problemas del corazón, osteoporosis, ansiedad y depresión. Además, la falta de condición física hace que te sientas fatigado y termines la semana rendido. Dale prioridad a lo que realmente importa: párate más, estírate y ejercítate al menos 30 minutos, cinco veces por semana.

2. Tienes poca masa muscular. Desde los 30 años empezamos a perder músculo por naturaleza, y este problema se va haciendo más grave conforme a la edad y a la falta de ejercicio. Una persona que tiene poca masa muscular, es probable que tenga un alto porcentaje de grasa corporal. Recuerda que el exceso de grasa, sobretodo la del abdomen, aumenta el riesgo de padecer enfermedades, pues es la que cubre los órganos. Así que ya tienes otro pretexto para hacer ejercicio. Además del running, podrías incorporar alguna rutina de fuerza.

3. Eres pesimista. Los malos pensamientos, así como la depresión, suelen debilitar al sistema inmunológico. Sonríe, practica tu tolerancia, socializa y ábrete a tener nuevos amigos. Otra opción es adoptar una mascota, te volverás más activo, feliz, y reducirás tus niveles de estrés sin darte cuenta.

4. No duermes bien. El no descansar lo suficiente aumenta el riesgo de tener presión arterial alta y diabetes, debido a que nuestro cuerpo libera más cortisol, la famosa hormona del estrés. Necesitas al menos siete horas diarias de sueño al día, para dar tiempo a que tus células se oxigenen y recargues energía para el día siguiente.

5. No tienes metas realistas. Tener una meta nos mantiene más activos y motivados a cuidar nuestra salud tanto física como mental, al menos para poder lograr nuestro objetivo. ¿Cuál es el tuyo?

Toma nota y no lo olvides, estar saludable implica: comer mejor, hacer ejercicio, sentirte bien y pensar positivo. Suena difícil, pero sí se puede si te lo propones. Ve poco a poco, con cambios pequeños, y lo lograrás antes de que lo imagines.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas