Glucosamina, ¿qué es y cómo ayuda a las articulaciones?

Es importante preocuparnos por la salud de nuestras articulaciones
Ciudad de México -

Si queremos correr por muchos años, es importante preocuparnos por la salud de nuestras articulaciones. Y sabemos que la carrera produce pequeños impactos en las rodillas y en otras zonas como la columna vertebral y los tobillos. Por eso es necesario conocer qué alimentación puede ayudarte a prevenirlo y valorar la opción de tomar un suplemento.

¿Qué es la glucosamina?

Es una sustancia natural que se encuentra alrededor de las articulaciones y representa un papel importante en la formación y reparación del cartílago. El cartílago se encuentra en todas las superficies de nuestras articulaciones, su función es cubrirlas y evitar que rocen entre sí, para amortiguar los impactos y favorecer el movimiento. Entonces podemos decir que la glucosamina es como alimento para el cartílago, que además tiene otras funciones como: lubricar las articulaciones, mejorar la flexibilidad y regenerar las articulaciones dañadas.

La mala noticia es que no existen alimentos que contengan glucosamina. Los suplementos se elaboran con extractos de conchas de crustáceos como langostas, camarones y cangrejos. Como sabrás, sería muy difícil obtenerlos en la dieta diaria.

Por otro lado, no podemos olvidarnos del sulfato de condroitina, que también forma parte de las proteínas del cartílago responsables de darle elasticidad. Como suplemento, se extrae de la tráquea de las reses, o del cartílago de tiburón, y también se puede sintetizar en un laboratorio.

Si quiero un suplemento, ¿qué características debe tener?

Lo ideal es que tuviera los dos compuestos: glucosamina y condroitina. De lo contrario, se pueden comprar por separado pero lo ideal sería que te los tomaras juntos. Debido a que los suplementos no están regulados de manera estricta, pueden variar mucho en cuanto a la calidad y a lo que contienen. Algunas recomendaciones:

•La glucosamina suele venir de distintas formas: como sulfato o como hidrocloruro de glucosamina. Las dos tienen la misma eficacia, sin embargo, la mayoría de los estudios han utilizado el sulfato, por lo que sería la manera más recomendable de consumirlo.

•Fíjate en la marca del producto y busca de preferencia compañías grandes, conocidas y responsables.

•Lee la etiqueta del suplemento y, junto con el desglose de todos los ingredientes, te debe hacer sentido.

•Si eres alérgico a los mariscos, o si no consumes alimentos de origen animal, puedes buscar opciones veganas.

•De preferencia, consúltalo antes con un especialista, sobretodo si padeces alguna enfermedad, para que te indique si es recomendable o no.

•La dosis ideal de glucosamina, debe ser de 1500 miligramos al día, mientras que de condroitina necesitas de 800 a 1200 mg.

Los suplementos no son la única manera de cuidar tus articulaciones. Es importante mantener un peso adecuado, hidratarte correctamente antes, durante y después del entrenamiento, así como a lo largo de todo el día, además de asegurar un adecuado consumo de proteínas de alta calidad. ¡Que nada te impida correr!

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas