El surf, la mejor trinchera ante la inseguridad

La comunidad local encuentra un refugio a la violencia dentro el deporte de las olas
 El Mexi Log Fest 2018 reunió a los mejores longboarders del planeta.  (Foto: Cortesía, Surf Open League)
La Saladita, Guerrero -

Cuando Antonio vivía en Ajuchitlán del Progreso, lo asaltaron unos hombres vestidos de policías. El miedo lo orilló a mudarse a la playa La Saladita, donde sus amigos le dijeron que estaría más seguro, pues es un destino turístico alejado de la violencia.

Y es que el estado de Guerrero posee la cifra de 102.2 asesinatos por cada 100 mil habitantes, el porcentaje de homicidios más alto registrado en México y el tercero en todo el mundo, según un estudio de la Universidad de Washington.

La Saladita se encuentra a unos kilómetros de Ixtapa Zihuatanejo, uno de los destinos más visitados para vacacionistas. Ahí se estableció Antonio, quien hizo del surf su pasatiempo predilecto.

“La violencia está muy fuerte en este estado, pero por eso me acerqué al mar, porque como es un lugar turístico es más seguro”, dice a Mediotiempo este habitante de La Saladita, quien pidió no revelar su verdadero nombre. “Aquí aprendí a surfear y eso me ayudó a distraerme luego de la golpiza que me dieron, estaba en shock”.

El oleaje de esta playa favorece la práctica del longboarding, por lo que cientos de surfers tienen en este lugar su destino favorito, más allá del riesgo que implica desplazarse a un estado solo menos peligroso que El Salvador y Cabo Oriental, en Sudáfrica, en donde tienen 103.5 y 102.9 homicidios, respectivamente, por cada 100 mil habitantes.

“Creo que no importa dónde estés, si tú buscas problemas los encuentras. Todos aquí quieren pasar buen rato, surfear, comer y relajarse”, asegura Kassia Meador, una surfista californiana que participó en el Mexi Log Fest 2018, uno de los eventos de longboarding más importantes del mundo y que se realiza en La Saladita.

“Malas cosas pasan donde sea, así que me siento mal por quienes lo han sufrido, espero que esto sea una oportunidad para que la gente diga ‘hey, este es un buen lugar, vamos a pasarla bien’. Espero que la gente mejore su situación y pasa todo el mundo así que mando amor a la gente y deseo lo mejor a todos”, añade.

El pasado 18 de abril, al menos 16 personas murieron durante un ataque armado en Zihuatanejo, a pocos días de que comenzara este festival de surf. Sin embargo, los organizadores guardaron la calma y apostaron por mantenerse firmes en la sede.

“Nosotros nunca hemos operado con el factor miedo. En cuestión de estadísticas todo es relativo, la parte más peligrosa es cercana al DF, es un error pensar en no invertir en lugares como este y vivir con miedo es de las peores cosas que se puede hacer, en 16 años no he visto algo que me asuste, la gente aquí es muy buena. La parte del crimen sí existe pero la hay en todo el mundo”, afirma Andrés Saavedra, director de Loot, principal patrocinador del evento.

Fueron 120 surfistas los que participaron en la cuarta edición del Mexi Log Fest. Algunos de ellos llegaron en camionetas, respondiendo así a su espíritu aventurero y sin importar advertencias como la del Departamento de Estado de Estados Unidos, que este año mantuvo la prohibición a sus ciudadanos y funcionarios de no visitar Guerrero debido al crimen.

“Nunca tuve miedo, en Inglaterra (de donde proviene) no se habla mucho de esto como en EE.UU. Allá se habla todo el tiempo de cuán peligroso es y de tener cuidado pero yo manejé por Michoacán desde Sayulita hasta aquí y estuvo 100% bien, pero sí he oído historias de ser cuidadoso”, reconoce el surfer británico Mike Lay.

En la recomendación del gobierno estadunidense se incluyó también a Colima, Michoacán, Sinaloa y Tamaulipas, estados que junto a Guerrero, se encuentran al nivel de Irak y Siria, lugares que alcanzan la categoría 4 de su escala de alerta, la más elevada del rango.

La comunidad surfer se ha unido no solo para respaldar eventos como el Mex Log Fest más allá de la zona en que se realiza, también lo ha hecho para dar la mano a personas como Antonio, quien al llegar a La Saladita recibió ayuda de diversos surfistas locales y foráneos.

“A los surfistas les debo mucho, aquí vienen de todos lados del mundo y te ven y no dudan en decirte, ‘¿qué necesitas, cómo podemos ayudarte?’. Es difícil mudarte sin nada, pero es bueno conocer gente así de buena”, zanja Antonio, nacido en Guerrero uno de los estados que junto con Coahuila, Chihuahua, Durango, Michoacán y Sinaloa, cuentan con más desplazamientos forzados por la violencia armada, misma que ha perjudicado a más de 11 mil 230 personas.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×