Cómo prepararse psicológicamente para una competencia deportiva

De cara al Maratón de la CDMX, conoce más sobre la carga emocional que conllevar participar en una prueba de semejante exigencia.
Ciudad de México -

Toda competencia deportiva que estemos por afrontar trae consigo una carga de diferentes tipos, desde el compromiso que existe por entrenar más duro y comenzar a mejorar la resistencia o habilidades que requieren algunas competencias, como es el caso de los maratones, sin embargo, pocos toman en cuenta la carga emocional que también es importante y que puede derivar en frustraciones o dudas.

Es probable que exista el sentimiento del “no puedo” o “no voy a lograrlo”, por lo que también se debe trabajar esta parte desde diferentes aspectos para evitar bloquearnos o bien no dar el cien en nuestras competencias.

Para empezar debemos de eliminar toda clase de frustraciones o pensamientos negativos, esto lo podemos lograr concentrándonos en nuestro objetivo principal sin perder el foco, menciona Natalia Eugenia Loredo, psicóloga de Doctoralia.

Para empezar con nuestra preparación, la psicóloga recomienda tomar nota de nuestros objetivos y tenerlos siempre presentes al momento de entrenar, además de tener una prospectiva de lo que queremos lograr, esto aplica en general a cualquier competencia deportiva, por lo que es de vital importancia conocernos bien a nosotros mismos, en cuestión de debilidades, fortalezas y miedos.

El conocernos a nosotros mismos, nos permitirá reforzar nuestras debilidades y saber cómo usar a nuestro favor diferentes factores, además de que podremos saber crear escenarios a futuro por si alguna de las situaciones no nos favorece.

En cuanto a los miedos, la especialista recomienda que debemos aceptarlos como parte de nosotros y como retos a afrontar y a vencer, por lo que nos podemos apoyar viendo biografías de personas que han hecho lo mismo y han logrado superarse, a fin de tomar motivación de que es posible ganar un torneo o llegar a la meta en un maratón.

Por último, es sugerible realizar una limpieza mental, eliminando frustraciones pasadas o pensando en aquellas veces que no logramos concretar alguna meta; este tipo de presiones se pueden eliminar a través de ejercicios de distención mental como la meditación o bien con algo que nos guste o inspire, como es el caso de nuestra música favorita.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas