Antes del odio, Canelo y Golovkin fueron 'amigos' y compañeros de sparring

Saúl Álvarez declaró alguna vez que sentía "amistad" por Gennady Golovkin e incluso compartieron metralla en un entrenamiento.
 El 25 de mayo de 2011, el mexicano y el kazajo probaron metralla en sesión de sparring.  (Foto: Getty Images)
Ciudad de México -

Un campeón “inteligente y poderoso” fueron una vez las palabras de Saúl “Canelo” Álvarez sobre Gennady Golovkin, su nuevo enemigo número uno de cara a la pelea de este sábado 15 de septiembre en Las Vegas.

Antes de que el clembuterol se interpusiera entre ambos y cuando Golovkin era un completo desconocido en la escena del boxeo en Estados Unidos, Canelo asistió al campamento de entrenamiento del kazajo en Big Bear, California.

El jalisciense subió a la montaña como parte de su preparación para enfrentar a Ryan Rhodes en la defensa de su Título Superwélter del Consejo Mundial de Boxeo. Una de las sesiones, que se extendieron cerca de un mes, se llevó a cabo el 25 de mayo de 2011.

Ese día, el Canelo, a punto de cumplir 21 años, se probó ante los puños de Golovkin y dejó una buena impresión como un boxeador versátil capaz de conectar golpes efectivos, según relató Doug Fischer, editor en jefe de la revista The Ring y RingTV.com, quien estuvo presente en dicha sesión.

"Si puedo hacer sparring con un campeón de peso medio poderoso e inteligente como Golovkin, pienso que no tendré problemas con la habilidad y el tamaño de Rhodes", dijo Canelo en su momento.

GGG y su entrenador Abel Sánchez vieron en el joven la oportunidad de probarse debido a la velocidad del mexicano, justo cuando el kazajo se disponía a defender su Título Medio de la Asociación Mundial de Boxeo ante Kassim Ouma.

"Fue bueno para él (Canelo) venir aquí. En casa él era el pez gordo, no había para dónde subir. Probablemente ya estaba cómodo en sus entrenamientos. Aquí tiene que estar más alerta porque hay un pez más gordo", comentó Sánchez.

La sesión duró 24 minutos, que fueron suficientes para que Fischer considerara a Golovkin una potencial estrella del pago por evento en Estados Unidos.

Siete años después, Canelo y GGG están a punto de enfrentarse por segunda vez en el ring, luego de un primer episodio que terminó empatado. La pelea debía disputarse en mayo pasado, pero el mexicano dio positivo por clembuterol en un control antidopaje, lo que postergó el combate y amargó la relación entre ambos.

Desde entonces, se desató una guerra de declaraciones, en la que Golovkin llamó al Canelo mentiroso y tramposo por usar drogas. Por su parte, Álvarez minimizó el poder de GGG, al decir que "no es algo fuera de este mundo" y aseguró que demostrará quién él es mejor sobre el ring.

Justo antes de la primera pelea, el Canelo recordó aquellas sesiones en Big Bear e incluso consideró a Golovkin como un amigo.

"Esta rivalidad se empezó a cocinar hace mucho tiempo, así que necesitábamos ir por caminos separados. Trabajamos bien juntos y parte de mí aún siente que hay una amistad por ahí", dijo Saúl, en palabras que hoy ya no valen más.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×