House of Vans regresó recargado y muy mexicano

CDMX volvió a ser sede de este gran evento que mezcló arte, skate y folclore nacional.
House of Vans regresó más mexicano que nunca
Ciudad de México -

Tras dos años de ausencia, House of Vans regresó a la Ciudad de México. El Frontón México se adaptó con rampas, plataformas y rieles para recibir los mejores skaters de la escena nacional.

Clínicas de patinaje, talleres de pintura y comida mantuvieron a los espectadores ocupados antes del gran competencia "The best Trick", además de otras actividades como cortarse el cabello en una barbería o hasta decorar su piel con un tatuaje.

El momento más esperado llegó, la música paró y al centro de la pista pasó una pareja de indígenas Huicholes, quienes pidieron protección a los cuatro puntos cardinales para así bendecir el escenario y dar inicio a la competencia.

El público expectante se emocionó cuando por detrás de las rampas salieron tres patinadores con máscaras de lucha libre, se trataba de los jueces y famosos skaters Max Barrera, Fernan Origel y Emilio Fernández quienes abrieron pista a cada uno de los competidores que se presentaban realizando un truco.

La primera etapa de la competencia consistió en grind (patinar sobre un riel), la segunda en intentar alcanzar el punto más alto en un rampa de tres metros y en la tercera los skaters arriesgaban el físico saltando un 'vocho' para realizar trucos en el aire.

Concluidas las etapas los jueces determinaron como ganador a Diego Álvarez, mejor conocido como Kiba, quien se coronó con una gama de trucos como melon, noseslide, smithgrind, boardslide y 360 backside nosegrind, este último con el nivel más alto de dificultad y que sin duda fue su Best Trick.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×