Italianas Errani y Vinci, Campeonas en Dobles en Abierto de Monterrey

En la Final de doble en el Abierto de Monterrey, las favoritas del público eran las italianas Sara Errani y Roberta Vinci y éstas no defraudaron.
En la Final de doble en el Abierto de Monterrey, las favoritas del público eran las italianas Sara Errani y Roberta Vinci y éstas no defraudaron.
 En la Final de doble en el Abierto de Monterrey, las favoritas del público eran las italianas Sara Errani y Roberta Vinci y éstas no defraudaron.  (Foto: Alejandro Martínez)
San Pedro Garza García, Nuevo León -
  •  Las derrotadas fueron la china Zhang y la japonesa Date-Kurumm

En la Final de doble en el Abierto de Monterrey, las favoritas del público eran las italianas Sara Errani y Roberta Vinci y éstas no defraudaron. Las tenistas europeas ayer eliminaron en Semifinal a las también favoritas, las argentinas Gisela Dulko y Paola Suárez, y hoy se alzaron con el título de la modalidad de dobles, despachando a sus rivales orientales, Shuai Zhang de China y Kimiko Date-Kurumm en dos sets. Pese a que el partido no se fue hasta la tercera instancia, no fue una victoria fácil para las italianas, ya que en el segundo período se les complicó el encuentro, ya que las asiáticas estuvieron cerca de llevarlas a la última ronda para definir. En el primer set, Errani y Vinci no batallaron en nada, el primer juego lo perdieron, pero de inmediato se levantaron y terminaron adjudicándose ese bloque ampliamente 6-2. Ya en el segundo, iniciaron con punto a favor, pero Zhang y Kimiko sacaron la casta, ganaron los saques de las italianas y se fueron al frente 3-2; sin embargo, Errani mostraba carácter y experiencia, de tal forma que junto a su compañera Vinci cambiaron de táctica y emparejaron las acciones. Errani y Vinci subieron a la red, para ser más ofensivas y responder con fuerza a los tiros de sus enemigas; aún así, las asiáticas no se dejaban y llevaron el segmento a favor 6-5. El duelo era de toma y daca, y de nuevo el duelo se empató, ahora el marcador indicaba 6-6, con lo cual se iban a muerte súbita. Cerca de dos mil personas se mantenían al filo de su asiento en el Sierra Madre Tenis Club, ya que las italianas estaban cerca de alzarse con el premio de los 11 mil dólares por el título de dobles al comenzar arriba 2-0. Zhang y Kimiko respondieron con el 2-2, 3-3 y después las europeas acariciaban la gloria al irse arriba 5-3 haciendo uso de la buena colocación en sus remates, los cuales dejaban prácticamente en la raya, donde sus adversarias no alcanzaban a dar la pelota de regreso. Esto no fue suficiente, el juego se fue a 6-6, aunque hasta ahí llegaron las orientales, con un punto más de las italianas 7-6, todo estaba para que se hiciera la gran jugada digna de la Final. “Santa Roberta, Santa Roberta”, se escuchó en el público, cuando Roberta Vinci sorprendió a Kimiko, colocando suave la pelota en la raya, muy apenas pasando la red; la japonesa se extendió lo más que pudo, pero su esfuerzo no le alcanzó, causando la ovación del público que celebraba el triunfo de 8-6 en muerte súbita de las italianas y el segundo set que les daba el campeonato.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×