AMT 2016 representó pérdidas para proveedores

Los grandes nombres quedaron en el pasado para el Abierto Mexicano de Tenis y todo indica que también el negocio para los vendedores que año con año ofrecen alimentos y bebidas al interior del...
 Los grandes nombres quedaron en el pasado para el Abierto Mexicano de Tenis y todo indica que también el negocio para los vendedores que año con año ofrecen alimentos y bebidas al interior del complejo en el que se desarrolla el torneo en Acapulco.
Acapulco, Guerrero -
  • Los vendedores de comida quedaron decepcionados de la asistencia de este año

Los grandes nombres quedaron en el pasado para el Abierto Mexicano de Tenis y todo indica que también el negocio para los vendedores que año con año ofrecen alimentos y bebidas al interior del complejo en el que se desarrolla el torneo en Acapulco.

De entrada la ausencia de un nombre mediático como en el pasado fueron Sharápova, Williams, Nadal o Murray provocó un interés precavido de los aficionados aunque la temprana eliminación de los grandes favoritos de este año como Azarenka, Nishikori o Ferrer terminó por desalentar a los aficionados y ahora a los vendedores.

De acuerdo con uno de los encargados de un puesto de cerveza, el miércoles las ventas alcanzaron los 16 mil pesos (cifra adecuada al día), pero las malas noticias llegaron el jueves cuando a las 10 de la noche apenas se había llegado a 9 mil pesos cuando la meta era más alta de los 16 mil de un día antes.

Mismo caso resulta con dls proveedores de alimentos cuyas ventas cayeron un 50 por ciento este jueves de acuerdo con el día anterior y con lo acontecido en años pasados.

Bastó con ver la asistencia que este jueves tuvo la cancha principal del complejo para el juego estelar entre Dimitrov y Thiem pues el estadio lució a la mitad de su capacidad más allá de que los boletos se reportaron con una venta superior al 85 por ciento.

Más allá de que los días más "fuertes" son viernes y sábado, los proveedores de alimentos no prevén una mejora sustancial en las ventas, pues: "aunque haya más gente, los partidos terminan muy rápido y la gente no consume tanto por la poca expectativa que tiene en los tenistas que vienen a ver", dijo uno de los vendedores dentro del complejo Mextenis.

Esas pérdidas aunado a la incertidumbre que existe por el posible cambio de sede del torneo para el 2018 ya comienza a provocar que los vendedores piensen dos veces la posibilidad de estar el siguiente año.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×