Clásico de Otoño

Pocos deportes en la historia tienen más tradición que el beisbol, hay estadísticas, fotografías, reportes y mucho más que datan desde 1880, prácticamente son 130 años de tradición.

Pocos deportes en la historia tienen más tradición que el beisbol, hay estadísticas, fotografías, reportes y mucho más que datan desde 1880, prácticamente son 130 años de tradición.

En nuestro país se ha dividido demasiado la afición por este deporte, concentrándose mayormente en el pacífico y principalmente en las ciudades del norte. Ahí es donde hasta el día de hoy, el beisbol sigue siendo el deporte más seguido e increíblemente el futbol pasa a segundo término.

Particularmente en el DF, la afición por este deporte está, pero se suele guardar para eventos muy especiales o cuando volvemos a disfrutar de la guerra civil entre Diablos y Tigres para manifestarse en llenos estadios, en este caso el Foro Sol.

Recuerdo aun cuando en mi niñez, mi padre me llevaba todos los fines de semana al parque del seguro social, hoy un inmenso centro comercial y después de disfrutar de un gran partido nos permitían bajar al terreno de juego a correr las bases como locos.

Hoy eso no existe, tampoco el seguimiento que se le da a la MLB en nuestro país, hoy no hay un Valenzuela que provoque que sus partidos sean transmitidos en cada una de sus aperturas, hoy invertir 3 horas y media en un partido con ritmo semilento es muy difícil, el estrés y ocupaciones cotidianas difícilmente nos lo permiten. 

Hoy los dos equipos con más afición en México, como lo son Yankees y Dodgers no son protagonistas en la Serie Mundial.

Los Ratings de las televisoras que transmiten el Clásico de Otoño, no son ni cercanos a los que se registran en cualquier partido de futbol, incluso en la Unión Americana, cualquier partido nocturno de la NFL, supera a cualquier juego de serie mundial, hoy la MLB ha dejado de ser el producto que fue hace 3 décadas.

Los motivos son varios, entre ellos y el más importante, todas las trampas y usos de sustancias prohibidas en los que se han visto envueltos jugadores que parecían tener todo para ser grandes ídolos, hoy es difícil confiar en que los protagonistas están limpios.

La Serie Mundial que se está disputando en estos días, ha tenido los ingredientes perfectos para volver a acercarse y retomar el cariño que por muchos años se le tuvo, ha sucedido de todo, polémica, jugadas inusuales, dos equipos con mucha historia y abolengo, incluso a dos managers con muy poca experiencia en estas instancias y por lo mismo decisiones que han llamado la atención.

Para mí, en pocos deportes como en el beisbol, el manager tiene un gran peso en el resultado de un equipo, es un juego de ajedrez, recuerdo la serie mundial del 2000 entre Mets y Yankees cuando Joe Torre se comió vivo a Bobby Valentine y los mulos vencieron 4-1 a los Mets.

Aun así, a mí me sigue fascinando, no tengo ningún problema en sentarme a ver 3 o 4 horas al que se le llama “El Rey de los deportes”.

Mañana miércoles, se jugará el 6to juego de la serie en Boston, dónde los Red Sox están a ley de una victoria para proclamarse campeones en su propio parque, por primera vez desde 1918, algo que se antoja ser una gran fiesta, veremos si los Cardinal son capaces de evitarla.

Twitter @PlaysOfTheWeek

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas