Pete Rose en entrevista radial dijo que apostaba a favor de su equipo

Pete Rose apostaba a que los Rojos de Cincinnati ganarían "cada noche" cuando era su timonel, y pese a su destierro de por vida del béisbol debido a las apuestas, le gustaría otra oportunidad en...
Pete Rose apostaba a que los Rojos de Cincinnati ganarían "cada noche" cuando era su timonel, y pese a su destierro de por vida del béisbol debido a las apuestas, le gustaría otra oportunidad en un dugout de Grandes Ligas.
 Pete Rose apostaba a que los Rojos de Cincinnati ganarían "cada noche" cuando era su timonel, y pese a su destierro de por vida del béisbol debido a las apuestas, le gustaría otra oportunidad en un dugout de Grandes Ligas.

MEDIOTIEMPO | Agencias14 de Marzo de 2007

  • Ya no le preocupa la posibilidad de ingresar al Salón de la Fama

Pete Rose apostaba a que los Rojos de Cincinnati ganarían "cada noche" cuando era su timonel, y pese a su destierro de por vida del béisbol debido a las apuestas, le gustaría otra oportunidad en un dugout de Grandes Ligas.

"Cada noche apostaba a favor de mi equipo. No le apostaba a mi equipo cuatro noches a la semana", expresó Rose el miércoles en "The Dan Patrick Show" en ESPN Radio.

"Aposté a que mi equipo ganaría cada noche porque amo a mi equipo, creo en mi equipo", dijo. "Hice todo lo que estuvo a mi alcance para ganar ese juego cada noche".

En una entrevista que tocó muchos asuntos, el desterrado Rose dijo que cree que debería tener la opción de regresar al béisbol porque "creo que soy el mejor embajador que tiene el béisbol". Espera que una nueva exposición en Cincinnati sea señal de que el béisbol suavizará su postura en contra suya.

Si se le permite regresar, el ex jugador y entrenador de 65 años dijo que le gustaría volver a dirigir a un equipo de las Mayores.

El pelotero con más imparables en Grandes Ligas también dijo que apoyaba a Barry Bonds y a Mark McGwire, quienes terminaron bastante lejos en su primer año en la votación para exaltación al Salón de la Fama.

"No castiguen a McGwire porque creen que otros jugadores están utilizando esteroides", expresó Rose.

Rose terminó su carrera en 1986 con 4.256 imparables. Era el entrenador de los Rojos en 1989 cuando aceptó ser desterrado de por vida del béisbol tras ser investigado por realizar apuestas.

La nueva exposición sobre Rose en el Great American Ball Park con más de 300 artículos estará en cartelera por casi un año. El Béisbol de Grandes Ligas tuvo que dar su aprobación para ésta.

"Cuando estás en mi posición, estás contento con cualquier cosa", expresó Rose.

Por otra parte, dijo que ya no le preocupa la posibilidad de ingresar al Salón de la Fama. [AP][foto: AP]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×