Hanley Ramírez, el mejor novato del mundo

El protagonismo de los peloteros latinoamericanos en la última edición de las Grandes Ligas ha dado sus frutos con el nombramiento del dominicano Hanley Ramírez como el mejor Novato del Año en la...
 El protagonismo de los peloteros latinoamericanos en la última edición de las Grandes Ligas ha dado sus frutos con el nombramiento del dominicano Hanley Ramírez como el mejor Novato del Año en la Liga Nacional. A sus 22 años, el parador en corto de los Ma

MEDIOTIEMPO | Agencias27 de Marzo de 2007

  • Ramírez no desaprovechó todas las oportunidades que recibió

El protagonismo de los peloteros latinoamericanos en la última edición de las Grandes Ligas ha dado sus frutos con el nombramiento del dominicano Hanley Ramírez como el mejor Novato del Año en la Liga Nacional. A sus 22 años, el parador en corto de los Marlins de la Florida es el séptimo jugador latino que lo consigue en la Liga Nacional. En la Americana han sido nueve.

Ramírez, que el próximo mes cumplirá 23 años, natural de Samana (República Dominicana), llegó a los Marlins en un traspaso con los Medias Rojas de Boston y todos sabían del gran potencial que podía desarrollar cuando comenzó a jugar de manera regular.

La oportunidad de oro la tuvo con los Marlins y el ex manejador Joe Girardi, que también en su debut en las Grandes Ligas, confió por completo en los jóvenes talentos del equipo para darle la oportunidad de desarrollarse.

Ramírez no desaprovechó todas las oportunidades que recibió y desde el principio de la Temporada fue titular indiscutible para completar una gran labor con números que le hicieron merecedor al premio de Novato del Año, cuarto dominicano que lo gana en la Liga Nacional y séptimo pelotero latinoamericano. En la Liga Americana el Novato del Año fue el abridor Justin Verlander, de los Tigres de Detroit.

Hanley Ramírez, que fue uno de los cuatro novatos estelares que tuvieron los Marlins, confirmó su condición de favorito desde que se inició la Temporada  al encabezar todas las categorías de bateo.

"Creo que di lo mejor de mí; este premio lo dedico a la República Dominicana y a mi familia", dijo Ramírez desde su casa en Santo Domingo.

El pelotero dominicano logró .292 de promedio de bateo, 185 imparables, 11 triples, 51 bases robadas y 119 carreras anotadas. También ocupó el segundo lugar en el apartado de los dobles con 46, conectó 17 jonrones e impulsó 59 carreras.

Ramírez consiguió 105 puntos después de recibir 14 votos para el primer lugar, 11 para el segundo y 2 para el tercero, con los que superó al toletero Ryan Zimmerman, de los Nacionales de Washington, que recibió 101 puntos, siendo la votación más cerrada que se ha dado en la Nacional desde 1980.

ANÍBAL SÁNCHEZ

Otro pelotero latino que fue incluido entre los 10 más votados de los novatos, fue el lanzador venezolano Aníbal Sánchez, compañero de Ramírez, que hizo historia al ser el único en toda la Temporada que lanzó un partido sin hit y anotación.  Sánchez, que tuvo marca de 10-3 con 2.83 de promedio de efectividad, recibió un punto,  mientras que los otros dos novatos de los Marlins, Dan Uggla, quedó tercero con 55 puntos y el lanzador Josh Johnson fue cuarto con 11 puntos.

El último pelotero dominicano y latino en ganar el premio de Novato del Año en la Nacional fue el primera base Albert Pujols, de los Cardenales de San Luis, la Temporada del 2001 y un año antes en el 2000 lo había conseguido también su compatriota, el campo corto Rafael Furcal, cuando jugaba con los Bravos de Atlanta.

Pero fue el jardinero Raúl Mondesí en 1994 cuando jugaba con los Dodgers de Los Angeles el primer dominicano que ganó el premio en la Nacional.

El honor de ser el primer latinoamericano ganador del premio en el Viejo Circuito fue para el legendario boricua Orlando Cepeda que se dio en su primer año con los Gigantes de San Francisco, en la Temporada de 1958.

El béisbol latinoamericano tuvo que esperar hasta la Temporada de 1981 para recibir otra vez el premio, que esta vez se lo dieron a la sensación mexicana, el zurdo Fernando "El Toro" Valenzuela, que brilló de manera espectacular con los Dodgers.

Seis años después, en la Temporada de 1987 surgió la figura del receptor puertorriqueño Benito Santiago para darle a su país el segundo premio después de jugar una gran pelota con los Padres de San Diego.

LOS NOVATOS LATINOS EN LA AMERICANA

Pero si en la Nacional, Ramírez le dio el séptimo premio al béisbol latinoamericano, en la Americana ha sido mayor la representación de los ganadores novatos con nueve.

El último también fue para el dominicano Ángel Berroa, que lo ganó en el 2003 con los Reales de Kansas City, siendo el segundo de su país en conseguirlo dentro de la Americana después que Alfredo Griffin, de los Azulejos de Toronto, lo compartió con John Castino, de los Mellizos de Minnesota.

Dos venezolanos, dos puertorriqueños, dos cubanos y un panameño completan los ganadores latinoamericanos del premio de Novato del año en la Americana.

El primero en conseguirlo fue el miembro del Salón de la Fama, el venezolano Julio Aparicio, que lo ganó en la Temporada de 1956 con los Medias Blancas de Chicago y su compatriota Ozzie Guillén siguió su ejemplo en la de 1985 con el mismo equipo.

En 1964, el cubano Tony Oliva, natural de Pinar del Río, se convertía en el primer pelotero de su país en conseguir el premio y lo hizo con los Mellizos para luego su compatriota José Canseco ganarlo en su debut con los Atléticos de Oakland la Temporada de 1986.

El legendario panameño Rod Carew comenzaba su brillante carrera profesional con el premio en la Temporada de 1967 y también lo hacia con los Mellizos.

A partir de 1990 con el receptor Sandy Alomar Jr., jugador de los Indios de Cleveland, el béisbol puertorriqueño tuvo a su primer ganador de un premio de Novato del Año en la Americana y el jardinero Carlos Beltrán le dio el segundo galardón en la Temporada de 1999 cuando jugaba con los Reales.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×