Hartos de perder en Octubre, los Yankees cambian el libreto

Para un equipo que nada en la abundancia y lleno de historia, siete años sin ganar la Serie Mundial representa una afrenta a su orgullo.
Para un equipo que nada en la abundancia y lleno de historia, siete años sin ganar la Serie Mundial representa una afrenta a su orgullo.
 Para un equipo que nada en la abundancia y lleno de historia, siete años sin ganar la Serie Mundial representa una afrenta a su orgullo.

MEDIOTIEMPO | Agencias29 de Marzo de 2007

  • 190 millones de dólares gastan en nómina

Para un equipo que nada en la abundancia y lleno de historia, siete años sin ganar la Serie Mundial representa una afrenta a su orgullo.

Los Yankees de Nueva York llevan nueve temporadas consecutivas como campeones del Este de la Liga Americana y no han faltado en los playoffs en los últimos 12 años.

Pero desde que Luis González le conectó un bombo de sencillo a Mariano Rivera, para darle a Arizona la victoria en la memorable serie del 2001, la tropa del Bronx sólo sabe de tropiezos en Octubre.

¿Qué ha pasado con los Yankees que se rinden mansamente a la hora de la verdad?

Tras sucumbir estrepitosamente ante los Tigres de Detroit en la primera ronda de la pasada postemporada, decidieron replantear su proceder.

El principal cambio para el 2007 es uno que atañe a la toma de decisiones. El Dueño, George Steinbrenner, ya no hace y deshace, sin que sus empleados lo pudiesen frenar si se encaprichaba con algún jugador.

Ahora el poder está en manos de su Gerente General Brian Cashman, quien ha puesto énfasis en darle cabida a prospectos y gastar con más juicio.

Se trata de un intento bastante claro de emular la última época dorada de los Yankees, cuando ganaron cuatro coronas a finales de los 90.

Cashman también ha cortado con el sentimentalismo, al no ofrecerle contrato al venerado Bernie Williams, ponderando que los mejores años del puertorriqueño ya pasaron y que el dominicano Melky Cabrera le aporta más.

Pero no se deje engañar: los Yankees aún tienen la nómina más alta de las mayores, La misma ronda unos "modestos" 190 millones de dólares, aunque ya no supera los 200.Sin embargo y a veces sin querer queriendo, este es un equipo que irremediablemente genera polémica y las mismas estuvieron al orden del día en la pretemporada.

El protagonista principal ha sido su antesalista Alex Rodríguez, quien convocó una rueda de prensa para aclarar que su amistad con Derek Jeter ya no es tan estrecha. Y qué decir de la discusión sobre si hará uso de una cláusula en su contrato de 252 millones que le permite irse a fin de año de una ciudad en la que no ha recibido mucho cariño.

Y hay más:

-Mike Mussina recriminándole a su compañero de rotación Carl Pavano que debe tener más oficio.

-El taponero panameño Rivera deslizando la posibilidad de irse cuando su contrato expire al final de esta campaña, situación en la que también se encuentran el piloto Joe Torre y el receptor boricua Jorge Posada.

-Steve Swindal, el yerno de Steinbrenner que se perfilaba como el sucesor de éste, fue detenido por conducir en estado de ebriedad y poco después se anunció el divorcio con la hija del dueño, echando por tierra sus aspiraciones de conducir las riendas ejecutivas.

Tras un tormentosa temporada, los reflectores seguirán enfocados en "A-Rod". Cualquier otro envidiaría batear para .290, con 35 jonrones y 121 remolcadas.

Pero en la "Gran Manzana" lo que importa es lo que se hace en playoffs, y Rodríguez bateó un mísero hit en 14 turnos ante Detroit, al extremo que lo descendieron al octavo puesto en el orden ofensivo.

Los Yankees anotaron 930 carreras en el 2006, 60 más sobre el perseguidor inmediato. Algo notable, considerando que lo hicieron con Hideki Matsui, Gary Sheffield y Robinson Canó pasando rato importante en la lista de lesionados.

Su ataque simplemente demoledor y ha adquirido una nueva dimensión con la presencia del venezolano Bobby Abreu en el bosque derecho.

Abreu (.297, 15, 107 con Filadelfia y Nueva York) es uno de los bateadores más pacientes y alarga sus turnos al máximo, lo que se demuestra con un promedio de embase de .424 y 124 bases por bolas recibidas.

La alineación yanqui arranca fuerte con el jardinero central Johnny Damon (.285, 24, 80 y 25 robos), el torpedero Jeter (.344, 14, 97 y 34 robos) y Abreu en la parte alta.

Rodríguez bateará cuarto, seguido por los cañones del designado Jason Giambi (.253, 37, 113) el guardabosques izquierdo Matsui (.302, 8, 29), Posada (.277, 23, 93) y el intermedista Canó (.342, 15, 78).

Quizás el punto más débil está en la inicial, donde Doug Mientkiewicz (.283, 4, 43) y Josh Phelps (.308, 24, 90 en Triple A) se repartirán el tiempo de juego.

En cuanto a movimientos de personal, Nueva York transó respectivamente con Detroit y Arizona por Sheffield y Randy Johnson, recibiendo mayormente prospectos.

Todo indica que la ofensiva tendrá la fuerza de un huracán, pero las dudas atenazan a su cuerpo de lanzadores.

Andy Pettitte vuelve al equipo donde brilló entre 1995-03 ¿Le seguirá los paso su amigo Roger Clemens? Pettitte registró marca de 14-13 y 4.20 de efectividad en Houston, pero molestias en la espalda no le permitieron tomar parte completa en la pretemporada.

Con récord de 19-6 y 3.63 de efectividad, el taiwanés Chien-Ming Wang emergió el año pasado como el mejor pitcher, pero se perderá casi todo el primer mes por una dolencia muscular.

La otra brava es la de Mussina (15-7, 3.51), quien en el receso renovó por dos años y 23 millones.

También adquirieron el japonés Kei Igawa, pero éste no ha destacado en la primavera como lo ha hecho su compatriota Daisuke Matsuzaka en Boston, el odiado rival de los Yankees.

Ante este escenario inicial, Pavano, un pitcher que no lanza desde junio de 2005 a causa de lesiones, ahora se perfila para abrir el primer juego de la campaña. Una posibilidad a corto plazo sería el darle paso al derecho Phil Hughes, su más cotizado prospecto.

Torre tratará este año de limitar la actividad de Rivera (37 rescates y 1.80 de efectividad) al noveno inning, sin usarlo más temprano. A diferencia del pasado reciente, esta vez sí parecen contar con un grupo de escuderos más fiables en Kyle Farnsworth, Mike Myers y el dominicano Luis Vizcaíno.

[AP][foto: AP]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×