Rodríguez y Wang vuelven casi imbatibles a los Yanquis

Alex Rodríguez y Chien-Ming Wang han tenido una actuación arrolladora en las últimas semanas. Dos grandes razones que permiten a los Yanquis lucir casi invencibles ahora.
Alex Rodríguez y Chien-Ming Wang han tenido una actuación arrolladora en las últimas semanas. Dos grandes razones que permiten a los Yanquis lucir casi invencibles ahora.
 Alex Rodríguez y Chien-Ming Wang han tenido una actuación arrolladora en las últimas semanas. Dos grandes razones que permiten a los Yanquis lucir casi invencibles ahora.

MEDIOTIEMPO | Agencias18 de Junio de 2007

  • Rodríguez bateó su 27mo cuadrangular

Alex Rodríguez y Chien-Ming Wang han tenido una actuación arrolladora en las últimas semanas. Dos grandes razones que permiten a los Yanquis lucir casi invencibles ahora.

Rodríguez bateó su 27mo cuadrangular de la temporada, Wang se quedó a un out de lanzar un partido completo y los Yanquis de Nueva York vencieron 8-2 a los vacilantes Mets de Nueva York el domingo para ganar la segunda serie de la campaña en su estadio entre los rivales de la ciudad.

"Sabemos que los sorprendimos en un mal momento", dijo Johnny Damon. "Sabemos que estamos jugando muy bien ahora".

Damon y el puertorriqueño Jorge Posada también pegaron cuadrangulares para propiciar la 11ma victoria de los Yanquis en sus últimos 12 partidos.

Los Yanquis terminaron su mejor racha de partidos como locales en nueve años con foja de 8-1 y dividieron la serie de seis partidos con los Mets en sus estadios respectivos por tercer año consecutivo.

Wang (7-4) ponchó a 10 rivales -la mejor cifra en su carrera- y regaló un boleto. Además espació seis imparables al propinarle a los líderes de la División Este de la Liga Nacional su undécima derrota en 13 partidos.

"Si tuviéramos una explicación, la hubiéramos corregido", dijo el toletero boricua Carlos Delgado de los Mets. "No es una excusa, pero no hemos jugado con equipos débiles. Hemos jugado contra algunos muy buenos equipos que están jugando muy bien".

Los rivales de la ciudad de Nueva York llevan rachas contrastantes, pues los Mets han perdido cinco series en fila y los Yanquis han ganado cinco consecutivas.

Wang lleva también una gran racha al sólo permitir cuatro carreras en sus últimas tres salidas, por un total de 24 entradas y dos tercios. Wang, quien quedó en segundo lugar en las votaciones para el premio Cy Young el año pasado, ha ganado cuatro salidas en fila y seis de siete en general.

"Wang es extraordinario", señaló el manager de los Yanquis Joe Torre. "Es algo así como un lanzador de nudillos. Se sabe lo que va a lanzar, pero no se puede hacer nada ante el lanzamiento".

El taiwanés concedió un sencillo productor al puertorriqueño Carlos Beltrán en la novena entrada y se fue del partido con una ovación cuando hizo que David Wright bateara un rodado que terminó en doble matanza.

El relevista Mike Myers ponchó con tres lanzamientos a Carlos Delgado para poner fin al partido.

Rodríguez bateó al principio del partido su cuadrangular que resultó enorme y remolcó tres carreras. Los Bombarderos del Bronx tomaron una ventaja de 6-0 sobre el ex serpentinero cubano de los Yanquis Orlando "Duque" Hernández, el segundo lanzador consecutivo de los Mets que fue sacado del partido a batazos.

El derecho concedió seis carreras y siete imparables en cuatro entradas y dos tercios, un día después que Tom Glavine toleró siete carreras y ocho imparables en poco más de cuatro entradas y desperdició tres ventajas.

"Tuve un par de errores. Un día difícil", dijo Hernández sobre su revés.

En otros de los partidos interligas del día, Barry Bonds agregó el estadio de béisbol más viejo del país a su lista de jonrones, camino a la marca más sagrada de las Grandes Ligas.

El toletero de San Francisco conectó su jonrón número 748 en Boston, aunque sin impedir que los Medias Rojas vencieran como locales a los Gigantes por 9-5.

Bonds agregó el estadio Fenway Park, a los Medias Rojas y al lanzador Tim Wakefield a su lista de jonrones, y se colocó a siete de la marca histórica de Hank Aaron.

La vez pasada que Bonds pegó de jonrón ante un nudillero como Wakefield fue cuando colocó su número 73 en el 2001 ante Dennis Springer, de los Dodgers de Los Angeles, para establecer la marca de jonrones en una sola temporada. Bonds se había ido en blanco en ocho turnos al bate frente a Wakefield, aunque ahora comentó en broma que los lanzamientos podrían batearse porque eran muy lentos.

"Creo mi edad me pone más lento y así puedo calcular el mejor momento de batear", dijo Bonds con una sonrisa al salir de 3-2 el domingo. "Mis respetos para él, trató de vencerme en cada turno al bate. Me dio cosas buenas para batear".

Pero su batazo solitario en la sexta entrada apenas sirvió para reducir la ventaja de Boston a 8-4 y el dominicano Manny Ramírez asentó la ventaja con su segundo jonrón en igual número de juegos.

Ramírez se fue de 4-2 con tres empujadas, su connacional David Ortiz bateó un par de dobles y Wakefield (7-7) lanzó bien antes de tener problemas en la sexta, para ayudar a los Medias Rojas a completar una barrida de tres juegos.

Matt Morris (7-4) trabajó apenas cuatro entradas para San Francisco, tolerando ocho carreras en nueve hits. Dio dos pasaportes y ponchó a otros dos.

En los otros partidos del domingo, los Indios doblegaron 5-2 a los Bravos, los Nacionales 4-2 a los Azulejos, los Rangers 11-4 a los Rojos, los Tigres 7-4 a los Filis, los Piratas 8-7 a los Medias Blancas, los Diamondbacks 6-4 a los Orioles y los Astros 10-3 a los Marineros.

También, los Reales vencieron 5-4 a los Marlins, los Mellizos 10-9 a los Cerveceros, los Devil Rays 7-4 a los Rockies, los Cardenales 10-6 a los Atléticos y los Angelinos 10-4 a los Dodgers 4. En el único partido uniliga, en la Nacional, los Padres ganaron 11-3 a los Cachorros.[AP][foto: AP]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×