Bonds sabe que la historia lo espera en las Mayores

Barry Bonds sabe que está a un paso de reescribir la historia en las Grandes Ligas.
Barry Bonds sabe que está a un paso de reescribir la historia en las Grandes Ligas.
 Barry Bonds sabe que está a un paso de reescribir la historia en las Grandes Ligas.

MEDIOTIEMPO | Agencias20 de Julio de 2007

  • "Me siento un poco rejuvenecido"

Barry Bonds sabe que está a un paso de reescribir la historia en las Grandes Ligas.

Su peor momento con el bate se acabó y el récord histórico de Hank Aaron ya no parece tan lejano. En todos estos días, Bonds decidió no hablar del tema, ahora no pudo evitarlo.

Bonds quedó el jueves a sólo dos cuadrangulares de alcanzar la marca de Aaron cuando al recibir el primer lanzamiento conectó su jonrón número 752 hasta las gradas del jardín derecho y añadió el número 753 por encima del muro entre los jardines izquierdo y central.

El escenario fue colocado para que saliera de su peor racha ofensiva en seis años una vez que pudo darle descanso a sus piernas.

El bombardero de San Francisco regresó a la alineación titular por primera ocasión en cuatro partidos con sus extremidades inferiores recuperadas, aunque sus dos cuadrangulares no fueron suficientes para evitar que los Gigantes perdieron 9-8 ante los pujantes Cachorros de Chicago.

En caso de que por cualquier razón Bonds hubiera olvidado la meta que busca, las pelotas conmemorativas que han salido de sus batazos son recuerdos persistentes.

"Esto ya es una realidad", manifestó Bonds rodeado de periodistas y cámaras en un improvisada conferencia de prensa en la caseta del estadio Wrigley Field. "He tenido que verlo con el cambio de las pelotas (normales por las conmemorativas que llevan una inscripción especial). Cada vez que ocurre, siento como que resbalo. Es difícil porque en efecto realmente sabes que algo está pasando y no quieres de verdad pensar en eso. ... Pero cuando todo se detiene por un segundo y las pelotas son cambiadas, es muy difícil no darse cuenta que algo está ocurriendo frente a ti".

La persecución de la meta histórica llega el viernes al estadio Miller Park de Milwaukee, la ciudad donde Aaron comenzó y terminó su carrera. También es el lugar de residencia del Comisionado Bud Selig, quien no ha dicho si presenciará el nuevo intento de Bonds por entronizarse en los anales de las Grandes Ligas.

"Es igual que en cualquier lugar", señaló Bonds sobre el próximo partido en la ciudad de Aaron. "Ahora, me siento bien. Mi cuerpo se siente bien. Me siento un poco rejuvenecido. Quizá me tome tres días más de descanso y regrese".

Bonds, que iba de 25-0, no sólo superó la barda en la segunda entrada cuando golpeó con potencia descomunal la pelota conmemorativa para alcanzar su 18vo jonrón de la campaña y su primero en 25 turnos al bate, sino que superó incluso las gradas.

Bonds lanzó el primer lanzamiento del abridor de los Cachorros Ted Lilly por encima del muro del jardín derecho en la segunda entrada, y fue el primer batazo que sale del Wrigley Field para caer en la Avenida Sheffield en lo que va de la temporada.

Después pegó otro cuadrangular en la séptima entrada, un batazo de tres anotaciones ante Will Ohman, quien se convirtió en el 443er lanzador en otorgarle un jonrón a Bonds. Este suma 19 en la temporada.

Además fue el 71er partido de Bonds en el que batea varios jonrones, su segundo de la temporada, y se colocó apenas por detrás de Babe Ruth, quien tuvo 72 partidos de varios cuadrangulares.

También en la Liga Nacional, los Mets de Nueva York dieron cuenta de los Dodgers de Los Angeles con una feria de batazos boricuas.

Carlos Delgado y Ramón Castro sonaron sendos cuadrangulares en la sexta entrada, Carlos Beltrán agregó otro jonrón solitario en la octava y los Mets ganaron por 13-9.

Todos los Mets anotaron en el primer partido de una serie de cuatro y conectaron 35 imparables para los líderes de la división Este de la Liga Nacional.

Matt Kemp pegó un vuelacercas de dos carreras para los Dodgers y Jeff Kent aportó otro batazo para el equipo que perdió por segunda vez en tres partidos y ahora está empatado con San Diego en el liderato de la división Oeste de la Liga Nacional.

Aaron Sele (3-0), el ganador, permitió una carrera con dos imparables durante tres innings cuando relevó a Tom Glavine. Entregó un pasaporte y propinó un ponche.

Rudy Seanez admitió el 16to jonrón de Delgado y el 6to de Castro que ampliaron la ventaja de los Mets a 12-7.

Beltrán empezó el octavo inning con su 17mo jonrón al enganchar un lanzamiento de Mark Hendrickson, el quinto picher de los Dodgers en el encuentro. El batazo cambió los cartones a 13-0.

Nueva York cargó con fuerza contra Derek Lowe (8-9) en el episodio inicial en que anotó seis carreras con seis hits y marcó la derrota del lanzador.

Los Angeles redujeron en dos ocasiones la diferencia a tres carreras con bateadores designados. El panameño Olmedo Sáenz pegó un elevado de sacrificio que puso el marcador en 9-6 en la tercera entrada y el dominicano Wilson Betemit conectó un sencillo productor que colocó los cartones en 10-7 en el quinto inning.

En los otros partidos de la Nacional, los Cerveceros vencieron 10-1 a los Diamondbacks, los Rojos 7-5 a los Marlins, los Nacionales 5-4 a los Rockies en 10 innings, los Bravos 10-1 a los Cardenales y los Padres 1-0 a los Filis.

En la Liga Americana, los Angelinos doblegaron 3-0 a los Devil Rays, los Azulejos 3-2 a los Yanquis, los Tigres 4-3 a los Mellizos en 10 entradas, los Medias Blancas 4-2 a los Medias Rojas y los Indios 7-5 a los Rangers.

[AP][foto: AP]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×