Bonds navega entre el desprecio otro partido con 754 jonrones

Muchos abucheos y poca acción tuvo Barry Bonds en el Dodger Stadium.
Muchos abucheos y poca acción tuvo Barry Bonds en el Dodger Stadium.
 Muchos abucheos y poca acción tuvo Barry Bonds en el Dodger Stadium.

MEDIOTIEMPO | Agencias1 de Agosto de 2007

  • Mal juego para Alex Rodríguez

Muchos abucheos y poca acción tuvo Barry Bonds en el Dodger Stadium.

Bonds siguió con 754 cuadrangulares al batear de 2-0 con dos boletos en la victoria 3-1 de los Gigantes de San Francisco sobre los Dodgers de Los Angeles la noche del martes, en medio de constantes abucheos para el toletero.

Desde que se ubicó a un jonrón de alcanzar la marca de Hank Aaron la noche del viernes en San Francisco, Bonds va con el bate de 9-1 con siete pasaportes.

El partido abrió una gira de seis partidos que termina en San Diego. Querido en casa y vilipendiado en canchas ajenas, Bonds tuvo el principal consuelo de que puede pernoctar en su residencia de Beverly Hills. Terminó pronto su labor en el encuentro, al salir en el séptimo inning una vez reemplazado por un corredor designado.

"Creo que estuvieron bien", dijo el jardinero central Dave Roberts, ahora con los Gigantes y en otro tiempo con los Dodgers, sobre los aficionados. "Trajimos muchas expectativas. Mis respetos para ellos. Aportaron emoción".

El Comisionado Bud Selig regresó para ver si Bonds conseguía la hazaña de alcanzar la marca de los 755 jonrones, luego de ausentarse en la serie del fin de semana de los Gigantes contra Florida en San Francisco debido a que estuvo en Cooperstown, Nueva York, por las nuevas incorporaciones al Salón de la Fama.

El Dodger Stadium podría ser el parque donde Bonds es más despreciado - y 56.000 aficionados se lo hicieron saber cada vez que pudieron con sonoros abucheos, como cuando su nombre fue anunciado, cuando tocaba la pelota a la defensiva y cuando salía de la caseta al círculo de bateo.

"Lanzaron los abucheos, pero sin excederse", dijo el manager Bruce Bochy de los Gigantes, quien no sabía de inmediato si Bonds jugaría la noche del miércoles . "El se siente muy bien. Está girando bien el bate. Ya veremos cómo se siente".

La práctica de bateo antes del partido fue menos animosa.

"Te amo Barry", alguien gritó desde las gradas superiores.

Bonds se ponchó en tres lanzamientos del estelar Brad Penny (13-2) al concluir la primera entrada, recibió pasaporte intencional en la tercera y obtuvo otro boleto en la sexta. Llegó a base en el séptimo episodio luego que el paracorto dominicano Rafael Furcal dejó caer un elevado entre los jardines izquierdo y central. Fred Lewis ingresó a correr por Bonds y tomó su lugar en el bosque izquierdo.

Ahora la lucha por la marca de Aaron sigue contra Mark Hendrickson, el derecho que abre la noche del miércoles por los Dodgers y que no le ha tolerado a Bonds jonrón alguno en ocho turnos al bate.

Por lo pronto, Bonds estaba feliz de que podría dormir en su propia cama algunas noches.

"¿Acaso no siempre es agradable estar en casa?", dijo Bonds antes del partido.

En la Liga Americana sucedió algo extraordinario: Todos menos Alex Rodríguez.

La noche que los Yanquis de Nueva York empataron el récord de la franquicia al conectar ocho cuadrangulares en la victoria 16-3 que consiguieron sobre los Medias Blancas de Chicago, Rodríguez no tuvo ninguno.

Mientras A-Rod seguía con 499 cuadrangulares, vio cómo sus compañeros batearon a placer. Después de irse de 5-0 en el partido, Rodríguez le regaló su bate a un niño que estaba sentado detrás de la caseta del equipo.

Cada vez que llegaba a batear, las lámparas de las cámaras fotográficas cintilaban en todo el Yankee Stadium.

"Tomaron fotografías de la persona equivocada esta noche", consideró.

Así fue.

"Estoy seguro que si fueran encuestados todos los que no vieron el partido y vieron los ocho jonrones, habrían considerado que Alex bateó dos o tres de ellos", dijo el manager Joe Torre de los Yanquis.

A-Rod no ha conectado imparables en 17 turnos desde que pegó un jonrón ante los Reales de Kansas City el miércoles pasado.

En cambio, sus compañeros no tuvieron problemas en conectar pelotas por encima de las bardas del estadio.

El japonés Hideki Matsui pegó un par de cuadrangulares, mientras que el puertorriqueño Jorge Posada, el venezolano Bobby Abreu, los dominicanos Melky Cabrera y Robinson Canó, y Johnny Damon conectaron uno cada uno para los Yanquis, que se acercaron a tres partidos a los Indios de Cleveland, que encabezan la competencia por el boleto comodín de la Liga Americana a los playoffs, reservada para el mejor segundo lugar de las tres divisiones.

Es lo más próximo que los Yanquis han estado de conseguir un boleto a los playoffs desde el 25 de Abril.

Cuando los Yanquis conectaron ocho jonrones en un primer partido de una doble cartelera fue ante los Atléticos de Filadelfia en 28 de Junio de 1939, cuando Joe DiMaggio y Babe Dahlgren conectaron dos jonrones, mientras que Bill Dickey, George Selkirk, Joe Gordan y Tommy Henrich batearon uno cada quien.

A-Rod fue recibido con grandes ovaciones y destellos en las tribunas en cada turno al bate.

Casi se convierte en el 22do jugador en llegar a los 500 jonrones cuando en la cuarta entrada Jermaine Dye se estrelló en el muro pero atrapó su batazo.

Rodríguez salió del partido en la séptima entrada y nuevamente buscará su jonrón 500 el miércoles por la noche ante John Danks y los Medias Blancas.

Mike Mussina (6-7) fue el beneficiario de esa exhibición de poderío y ganó su segunda apertura consecutiva.

En contraste, el cubano José Contreras (5-14) acumuló otra derrota ante sus ex compañeros de equipo, al conceder ocho imparables y siete carreras en dos entradas y dos tercios, ponchó a dos rivales y regaló un boleto.

En el resto de la Nacional, los Rockies vencieron 6-3 a los Marlins, los Cardenales 6-4 a los Piratas, los Nacionales 6-3 a los Rojos, los Bravos 12-4 a los Astros, los Cerveceros 4-2 a los Mets en 13 entradas, los Cachorros 7-3 a los Filis y los Diamondbacks 4-0 a los Padres.

En los otros partidos de la Americana, los Orioles ganaron 5-3 a los Medias Rojas, los Rangers 3-1 a los Indios, los Azulejos 2-0 a los Devil Rays, los Mellizos 5-3 a los Reales, los Atléticos 7-3 a los Tigres y los Angelinos 8-0 a los Marineros.

[AP][foto: AP]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×