No arroja frutos reunión de liga profesional de Puerto Rico

La Liga puertorriqueña de béisbol profesional atraviesa por una de sus peores crisis de los últimos años y su junta directiva no logró aprobar soluciones a corto plazo ante una creciente amenaza...
La Liga puertorriqueña de béisbol profesional atraviesa por una de sus peores crisis de los últimos años y su junta directiva no logró aprobar soluciones a corto plazo ante una creciente amenaza de que la próxima temporada corre peligro.
 La Liga puertorriqueña de béisbol profesional atraviesa por una de sus peores crisis de los últimos años y su junta directiva no logró aprobar soluciones a corto plazo ante una creciente amenaza de que la próxima temporada corre peligro.

MEDIOTIEMPO | Agencias1 de Agosto de 2007

  • Hay una crisis institucional

La Liga puertorriqueña de béisbol profesional atraviesa por una de sus peores crisis de los últimos años y su junta directiva no logró aprobar soluciones a corto plazo ante una creciente amenaza de que la próxima temporada corre peligro.

Desde hace meses, algunos dueños de equipos han revelado problemas económicos y han planteado la alternativa de no participar en el próximo torneo por distintas razones, como es el caso de Manatí, Mayagüez, Arecibo y ahora Carolina.

El Presidente de la Liga, José Andreu García, ha admitido públicamente que existe una crisis institucional, pero que existen soluciones. Sin embargo, una reunión realizada el martes no rindió frutos.

La razón fue la ausencia de algún representante de los Atenienses de Manatí, una de las franquicias que han amenazado con no jugar si no se resuelven sus problemas económicos.

"No estuvo la gente de Manatí y por eso no se pudieron tomar determinaciones. Pero se hablaron temas generales y nos vamos a reunir de aquí a dos o tres semanas", dijo Sadí Antomattei, propietario de los Lobos de Arecibo, según el diario El Nuevo Día.

En la reunión se esperaba que los Atenienses de Manatí solicitarían ausentarse de la liga por un año, petición que ya habían oficializado los Lobos. Si eso ocurría, la liga debía determinar si realizar el torneo con sólo cuatro equipos.

De igual manera, el Propietario de los Campeones Gigantes de Carolina, Benjamín Rivera, dijo que cambios en el contrato de arrendamiento del estadio Roberto Clemente pudieran provocar que solicite también un receso, por las pérdidas económicas que conllevaría para su franquicia.

Si Rivera no logra resolver sus problemas contractuales y pide no jugar en la próxima temporada, la liga se vería en la disyuntiva de jugar con la mitad de sus franquicias o paralizar la liga por completo.

Sólo las franquicias de Ponce y Caguas no han manifestado problema alguno para jugar la próxima temporada.

[AP][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×