Glavine saborea, y con razón, su victoria número 300

Tom Glavine sabe exactamente por qué su victoria número 300 debe ser saboreada.
Tom Glavine sabe exactamente por qué su victoria número 300 debe ser saboreada.
 Tom Glavine sabe exactamente por qué su victoria número 300 debe ser saboreada.

MEDIOTIEMPO | Agencias06 de Agosto de 2007

  • "Por ahora terminó", exclamó después de abrazar a su hijo menor

Tom Glavine sabe exactamente por qué su victoria número 300 debe ser saboreada.

"Si yo fuera el último (en lograr la proeza), creo que sería fantástico ser el último", dijo la noche del Domingo después de guiar a los Mets de Nueva York al triunfo por 8-3 sobre los Cachorros de Chicago.

Glavine se mostró tal cual con lanzamientos combinados y engaños a bateadores, lo que al paso de los años lo han convertido en uno de los mejores Pichers en las Grandes Ligas. Ante su familia y amigos que observaban nerviosos el partido, Glavine dejó la lomita con una ventaja de cinco carreras luego de seis entradas y un tercio. El resto del bullpen de Nueva York preservó la ventaja.

"No fue una actuación deslumbrante en cuanto a ponches. Fue un ejercicio en que coloqué la pelota donde quise, cambié de velocidad y dejé que hicieran su trabajo los compañeros que me siguieron", dijo con un halo de satisfacción en el rostro.

Glavine (10-6) se erigió en el primer lanzador con 300 victorias desde que Greg Maddux logró la hazaña en el 2004 cuando jugaba con los Cachorros.

"Me parece que el sentimiento en este momento es probablemente de alivio", estimó Glavine. "En algún momento, no sé cuándo, el lado histórico de esto concluirá. Sé quién me acompaña, y estoy orgullo de estar en esa compañía", señaló sobre el Club exclusivo de los lanzadores con 300 triunfos.

El club podría ser cerrado.

Randy Johnson tiene 284 victorias pero padece frecuentes problemas en la espalda y cumple 44 años en Septiembre.

"No estoy diciendo que quiero ser el último", aclaró Glavine, de 41 años. "Me gustaría que alguien más tuviera este sentimiento y esta percepción de éxito".

Su esposa, Christine Glavine, enjugó sus lágrimas cuando Billy Wagner retiró a Mike Fontenot con un rodado y se adjudicó el último out. Glavine, quien observaba desde la caseta, salió e intercambió abrazos y palmadas con sus compañeros. Fue también abrazado por sus hijos y esposa, además de que recibió felicitaciones de otros parientes al tiempo que saludaba a los espectadores.

"Por ahora terminó", exclamó después de abrazar a su hijo menor.

Glavine, apenas el quinto zurdo con 300 triunfos, culminó una semana de hazañas en las mayores. El sábado, Barry Bonds pegó su jonrón número 755 que empató la marca histórica de Hank Aaron y Alex Rodríguez se convirtió en el pelotero más joven con 500 cuadrangulares.

Hace seis días, en su primer intento de llegar al número 300, Glavine salió del partido con una ventaja de una carrera en Milwaukee pero el cuadro de lanzadores dejó escapar la oportunidad.

Ahora, el boricua Carlos Delgado apoyó a Glavine con cuatro carreras empujadas y el dominicano Luis Castillo aportó cuatro de los 16 hits que conectaron los Mets.

Ante 41.599 espectadores presentes en una noche calurosa y húmeda que estuvo enmarcada con millares de lámparas cintilantes para captar el momento histórico en cámaras, Glavine permitió dos carreras y seis imparables, ponchó a uno y regaló un boleto.

Dejó el partido después de que el puertorriqueño Angel Pagán le pegó un doblete al hacer su lanzamiento número 102 del encuentro y de que el Manager Willie Randolph lo saludó con entusiasmo en la lomita en medio de una ovación de pie de los aficionados.

Glavine era el tercer lanzador que buscaba la victoria número 300 en el Estadio Wrigley Field durante las últimas cinco temporadas. Roger Clemens (7 de junio del 2003) y Maddux (1 de agosto del 2004) fracasaron.

Jason Marquis (8-7) comenzó a vislumbrar su derrota en la quinta entrada, cuando Delgado y Shawn consiguieron dobles productores que pusieron los cartones en 3-0.

En la Liga Americana, Erik Bedard consiguió su octava decisión consecutiva, luego de superar un mal comienzo con el apoyo en el bate de Miguel Tejada y Melvin Mora.El dominicano Tejada, Aubrey Huff y el venezolano Mora pegaron de jonrón por los Orioles de Baltimore para respaldar a Bedard en la paliza de 11-3 sobre los Devil Rays de Tampa Bay en Saint Petersburgh, Florida.

Bedard (12-4) tiene registro de 8-0 en sus últimas 10 aperturas, luego de perder ante Colorado el 10 de junio. Mejor lanzador del mes de julio en la Liga Americana, Bedard toleró tres carreras en las primeras tres entradas, pero no permitió otra sino hasta dejar el montículo con dos outs en la séptima.

Repartió nueve hits y ponchó a 11, ampliando su racha a 192 esta temporada, la mejor de la Liga.

Andy Sonnanstine (1-7), el perdedor, toleró en la cuarta entrada un jonrón solitario de Tejada y un sencillo de dos carreras de Nick Markakis en una ofensiva de seis anotaciones.

En los otros partidos de la Nacional, los Bravos derrotaron 6-5 a los Rockies en 10 innings, los Marlins 6-5 a los Astros, los Nacionales 6-3 a los Cardenales, los Filis 8-6 a los Cerveceros en 11 entradas, los Padres 5-4 a los Gigantes y los Diamondbacks 3-0 a los Dodgers. El encuentro Rojos-Piratas fue aplazado por lluvia.

En el resto de la Americana, los Medias Blancas 3-1 a los Tigres, los Yanquis 8-5 a los Reales, los Azulejos 4-1 a los Rangers, los Mellizos 1-0 a los Indios, los Medias Rojas 9-2 a los Marineros y los Angelinos 4-3 a los Atléticos

[AP][Foto:AP]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×