Canó define victoria yanqui ante Toronto en partido accidentado

El primer lanzamiento de Jesse Litsch en el segundo inning fue directamente hacia las piernas de Alex Rodríguez. Fue al parecer un mensaje que marcó la pauta en un partido lleno de fricciones, el...
El primer lanzamiento de Jesse Litsch en el segundo inning fue directamente hacia las piernas de Alex Rodríguez. Fue al parecer un mensaje que marcó la pauta en un partido lleno de fricciones, el cual fue resuelto por un batazo del dominicano Robinson Can
 El primer lanzamiento de Jesse Litsch en el segundo inning fue directamente hacia las piernas de Alex Rodríguez. Fue al parecer un mensaje que marcó la pauta en un partido lleno de fricciones, el cual fue resuelto por un batazo del dominicano Robinson Can

MEDIOTIEMPO | Agencias07 de Agosto de 2007

  • Canó pegó un doble de dos carrera que significó la ventaja

El primer lanzamiento de Jesse Litsch en el segundo inning fue directamente hacia las piernas de Alex Rodríguez. Fue al parecer un mensaje que marcó la pauta en un partido lleno de fricciones, el cual fue resuelto por un batazo del dominicano Robinson Canó.

Canó pegó un doble de dos carreras, que significó la ventaja, durante un racimo de cuatro carreras en el sexto inning, mientras que Andy Pettitte ganó aperturas seguidas por primera vez en esta campaña y los Yanquis superaron el lunes por 5-4 a los Azulejos de Toronto, para ampliar a cuatro su racha de triunfos consecutivos.

El Manager Joe Torre y varios jugadores de los Yanquis estuvieron a punto de salir de la caseta tras el lanzamiento a Rodríguez, quien miró inquisitivo al Umpire del plato Mark Carlson y luego recibió un boleto.

El 30 de Mayo, la última vez que los Yanquis jugaron en Toronto, Rodríguez distrajo al Pelotero de cuadro Howie Clark en un elevado al final del partido, al gritar algo mientras corría hacia la antesala.

Litsch negó que haya tratado de golpear a Rodríguez."Fue sólo una pelota que sujeté de dos costuras y se me escapó", dijo Litsch.

Torre dijo que era un poco tarde para tomar represalias, dado que los Yanquis y los Azulejos se enfrentaron en el Bronx el mes pasado.

"Nos enfrentaron cuatro veces en nuestra casa", dijo Torre. "No tiene sentido que hagan esto aquí y no lo hayan intentado allá".

Pero en la cuarta entrada, Rodríguez se barrió con fuerza frente al paracorto John McDonald, para tratar de romper una doble matanza.

Después del partido, Rodríguez dijo que no recordaba el lanzamiento de Litsch y se marchó sin responder a las preguntas sobre la jugada en la intermedia.

En la quinta entrada, Johnny Damon chocó con Aaron Hill en una jugada de Out forzado. Tanto el boricua Jorge Posada, de los Yanquis, como Matt Stairs, de Toronto, fueron golpeados por lanzamientos, pero no hubo advertencias de los umpires.

Dos días después de batear su jonrón número 500, Rodríguez conectó de 3-2, con un pasaporte, para volver a un promedio de .301.

Mariano Rivera lanzó el noveno para su 18vo rescate en 20 oportunidades. El panameño ponchó a Alex Ríos, Vernon Wells y Frank Thomas con 16 lanzamientos.

El dominicano Melky Cabrera conectó tres hits, incluyendo un triple. Torre dijo que Cabrera y Canó han encendido la ofensiva de los Yanquis.

"Son muy especiales", dijo. "Nos han dado mucha energía en el último par de años".

En la Liga Nacional, Randy Winn logró en la 13va entrada con las bases llenas y un Out, el sencillo que llevó a los Gigantes en San Francisco al triunfo por 3-2 sobre los Nacionales de Washington, mientras Barry Bonds siguió empatado con Hank Aaron en los 755 jonrones.

El abridor novato John Lannan de los Nacionales contuvo el poderío de Bonds, quien bateó de foul para Out en la primera entrada, recibió boleto en la tercera, pegó rodado que terminó en doble matanza en la quinta y se ponchó en la séptima, para luego salir del partido.

Ray King (1-1) fue el perdedor y Brad Hennessey (2-3) ganó luego de trabajar la 11va entrada sin anotaciones.También en la Nacional, los Cachorros comprobaron que si quieren ganar sin el dominicano Alfonso Soriano, deberán jugar mucho mejor que el lunes.

En el primer partido de Chicago desde que Soriano se lesionó una pierna, los Cachorros dejaron la carrera potencial del triunfo varada en la antesala en el décimo inning, y Eric Munson pegó un sencillo en la parte baja del episodio para que los Astros de Houston se impusieran por 2-1.

"Claro que nos gustaría tener a Soriano, pero no lo tenemos, así que debemos dar la vuelta a la página y seguir adelante", dijo el relevista Michael Wuertz.

Chicago, que comenzó la noche un juego debajo de Milwaukee, el líder en el Centro de la Liga Nacional, amenazó con anotar en la décima entrada contra Brad Lidge (3-1), cuando Jason Kendall pegó un sencillo en la apertura, avanzó a la intermedia en un sacrificio y llegó a la antesala con un elevado. Lidge ponchó después a Cliff Floyd.

En la parte baja, Ty Wigginton recibió un pasaporte de Michael Wuertz (2-3) y Jason Lane se sacrificó. Después de un elevado de Eric Brulntlett, Wuertz hizo un lanzamiento descontrolado y Munson pegó un sencillo al jardín derecho.

El panameño Carlos Lee había dado la ventaja a Houston en el cuarto acto con su 24to jonrón.

El Manager de Chicago, Lou Piniella, dijo antes del encuentro que un análisis reveló que Soriano se desgarró el cuadríceps derecho cuando corría por las bases el domingo, en un juego contra los Mets de Nueva York.

"Creemos que estará fuera entre cuatro y seis semanas", dijo Piniella.

En los otros partidos de la Americana, los Tigres ganaron 6-4 a los Devil Rays, los Indios 4-0 a los Mellizos, los Atléticos 9-7 a los Rangers en 13 entradas y los Angelinos 4-2 a los Medias Rojas.

En el resto de la Nacional, los Cardenales vencieron 10-5 a los Padres y los Rockies 6-2 a los Cerveceros.

[AP][foto: AP]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×