No todo es alegría para dueño de histórica pelota de Bonds

"Me gané la lotería", exclamó el aficionado que agarró la pelota del jonrón histórico de Barry Bonds y que a su vez podría ser atrapado por el fisco debido a su hallazgo realmente fortuito pues...
"Me gané la lotería", exclamó el aficionado que agarró la pelota del jonrón histórico de Barry Bonds y que a su vez podría ser atrapado por el fisco debido a su hallazgo realmente fortuito pues estaba de paso en San Francisco.
 "Me gané la lotería", exclamó el aficionado que agarró la pelota del jonrón histórico de Barry Bonds y que a su vez podría ser atrapado por el fisco debido a su hallazgo realmente fortuito pues estaba de paso en San Francisco.

MEDIOTIEMPO | Agencias09 de Agosto de 2007

  • De acuerdo con la mayoría de los cálculos, la pelota tendría un valor superior al medio millón de dólares

"Me gané la lotería", exclamó el aficionado que agarró la pelota del jonrón histórico de Barry Bonds y que a su vez podría ser atrapado por el fisco debido a su hallazgo realmente fortuito pues estaba de paso en San Francisco.

Matt Murphy, de 21 años, salió con rasguños en el rostro durante la disputa multitudinaria y frenética de la pelota que Bonds envió la noche del martes hasta las gradas del Estadio AT&T con el batazo que lo encumbró como el nuevo Rey de los jonrones en las Grandes Ligas.

"Estoy arañado, pero no es nada serio", declaró Murphy al diario The Daily News horas después de que consiguió la pelota del jonrón número 756 de Bonds. Estudiante universitario, el aficionado suertudo acudió al estadio con una casaca de los Mets de Nueva York mientras estaba de paso en San Francisco en un viaje con destino final en Australia.

Murphy afirmó que va a "actuar con inteligencia" para decidir el futuro de la pelota, aunque lo primero que le podría convenir es acudir a su contador.

De acuerdo con la mayoría de los cálculos, la pelota tendría un valor superior al medio millón de dólares en el mercado abierto o en subasta.

Eso pondría de inmediato a Murphy en el grupo contribuyente más alto por ingresos personales y en consecuencia tendría que pagar al fisco una tasa de 35%, o casi 210.000 dólares por una pelota de 600.000 dólares.

Incluso si decide no vender la pelota, Murphy podría deber los impuestos con base en un cálculo razonado de su valor, de acuerdo con John Barrie, un Abogado Fiscal de la firma Bryan Cave LLP en Nueva York.

"Es una atrapada cara", estimó Barrie. "Una vez que tomó posesión de la pelota y se volvió su pelota, se convierte en un ingreso para él con base en su valor de ayer".

"Lo gracioso es que sólo me quedaré con el 51% de lo que la pelota reditúe", dijo sin mucho apuro Murphy al explicar que el resto sería para el amigo que lo acompañó el martes al partido que los Gigantes de San Francisco perdieron 8-6 ante los Nacionales de Washington. Su amigo llevaba una camiseta de Alex Rodríguez de los Yanquis de Nueva York.

En la quinta entrada del partido, Bonds hizo historia al romper la marca de los 755 jonrones de Hank Aaron y enviar la pelota hasta las gradas sobre los jardines derecho y central, donde estaba Murphy.

"Cuando agarré la pelota, sólo me enrollé bajo una banca e inmediatamente había una pila de 30 personas", declaró al diario. "Seguí gritando, ';¡La tengo, la tengo!';", agregó.

Policías asignados a vigilar esa zona despejaron a la muchedumbre y Murphy emergió con rasguños y con la bola en sus manos. Luego lo escoltaron a un área de seguridad y funcionarios de los Gigantes verificaron la autenticidad del esférico.

Murphy, quien según un vecino vive en Queens, planea continuar su viaje para visitar a un amigo en Australia.

[AP][foto: AP]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×