Ambiente de Serie Final y con aires de revancha en Estadio Monterrey

Un ambiente de Serie Final y con aires de revancha se percibe en los alrededores del Estadio Monterrey, previo al primer duelo por el gallardete 2007 de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB), entre el...
 Un ambiente de Serie Final y con aires de revancha se percibe en los alrededores del Estadio Monterrey, previo al primer duelo por el gallardete 2007 de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB), entre el actual Campeón Leones de Yucatán y Sultanes de Monterrey.

MEDIOTIEMPO | Agencias21 de Agosto de 2007

  • El primer duelo de la Serie Final 2007 fue postergado las tres medias horas reglamentarias

Un ambiente de Serie Final y con aires de revancha se percibe en los alrededores del Estadio Monterrey, previo al primer duelo por el gallardete 2007 de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB), entre el actual Campeón Leones de Yucatán y Sultanes de Monterrey.

Los aficionados regiomontanos, quienes desde temprana hora comenzaron a llegar al inmueble deportivo, sólo piensan en cobrarse la afrenta que sufrieron el año pasado, cuando Leones los humilló en cinco duelos para quedarse con la corona de la LMB.

Enfundados con la franela del Bicampeón de la Zona Norte, con banderines, gorras y todo artículo relacionado con Sultanes, los fieles seguidores de los "Fantasmas Grises" sólo piden a sus peloteros que se adjudiquen el par de juegos como locales que tendrán en esta Serie Final antes de viajar a Mérida, la guarida "felina".

A pesar que es un día laboral y que los niños y jóvenes ya entraron a clases, el Estadio Monterrey poco a poco se pobló de aficionados, todos sin excepción, sedientos de venganza.

Incluso la lluvia hizo su aparición, previo a unas fuertes ráfagas de viento que presagiaron una tormenta de batazos sobre la serpentina visitante, la cual espera conseguir al menos un triunfo para tratar de repetir la historia de 2006.

Debido a la lluvia que apareció de pronto y a los negros nubarrones, el primer duelo de la Serie Final 2007 fue postergado las tres medias horas reglamentarias, en espera de que las condiciones del clima permitieran cantar el "play ball".

Este retraso permitió que más aficionados hicieran su arribo al Estadio Monterrey para presenciar el primer duelo, aunque la amenaza de lluvia permanece y hasta que las condiciones no sean las adecuadas comenzará la acción sobre el diamante.

Mientras tanto, el público se las ingenió para divertirse en las tribunas, con tres de los pasatiempos favoritos en todo estadio: beber cerveza en cantidades industriales, observar el desfile de bellas mujeres y gritar de todo a los jugadores visitantes.

[ntx][foto: A.Acosta/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×