Una Temporada para el olvido para los Medias Blancas

La fiesta parecía interminable mientras Ozzie Guillén y su equipo recorrían las calles de Chicago para celebrar el primer título de Serie Mundial de los Medias Blancas en 88 años.
La fiesta parecía interminable mientras Ozzie Guillén y su equipo recorrían las calles de Chicago para celebrar el primer título de Serie Mundial de los Medias Blancas en 88 años.
 La fiesta parecía interminable mientras Ozzie Guillén y su equipo recorrían las calles de Chicago para celebrar el primer título de Serie Mundial de los Medias Blancas en 88 años.

MEDIOTIEMPO | Agencias28 de Agosto de 2007

  • Las razones para la debacle son variadas

La fiesta parecía interminable mientras Ozzie Guillén y su equipo recorrían las calles de Chicago para celebrar el primer título de Serie Mundial de los Medias Blancas en 88 años.

Ese día, acontecido hace menos de dos años, ahora parece que sucedió hace una eternidad.

Los Medias Blancas ocupan el sótano de la División Central de la Liga Americana con récord de 57-74, y con cinco semanas por jugar en la Temporada, el único equipo del nuevo circuito con peor récord es Tampa Bay.

"Este ha sido el año más difícil en mi carrera, incluso cuando era jugador", dijo el manager venezolano del equipo. "Es el más difícil, no porque estamos perdiendo. Siento que decepcionamos a mucha gente. Tenemos un mejor equipo de lo que demostramos, y yo me hago responsable".

El equipo tocó fondo el fin de semana pasado, cuando los Medias Rojas de Boston visitaron Chicago y barrieron su serie de cuatro partidos con marcador total de 46-7.

"Jugamos horrible", dijo Guillén.

Guillén le dijo a sus peloteros en una reunión reciente que tienen que seguir jugando con el máximo esfuerzo, aunque el mensaje no ha producido victorias.

Los Medias Blancas perdieron 13 de 15 partidos antes de vencer el lunes a Tampa Bay, y su récord en esta etapa de la campaña es el peor desde 1989.

Durante una racha desde fines de Mayo hasta fines de Junio, el club tuvo récord de 5-22.

"Será agradable cuando todo termine y podamos jugar para la próxima Temporada", reconoció el Director General del equipo Jerry Reinsdorf en una entrevista con la emisora radial de los Medias Blancas. "La mayoría de la gente pensó que teníamos un equipo para luchar (por el título), y nunca estuvimos en carrera".

Las razones para la debacle son variadas: el cuerpo monticular ha sido un desastre, el relevo falló en todas sus líneas, y sus bateadores nunca engranaron.

Guillén, cuyo contrato se extiende por otra Temporada con una cláusula para el 2009, prometió que el próximo año será mejor.

"No sé quién estará aquí, pero no puede ser peor que este", afirmó.

[AP][foto: AP]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×