De verbena a pandemónium, la celebración por conquista de Sultanes

-Las imágenes del Título
-Las imágenes del Título
 -Las imágenes del Título

MEDIOTIEMPO | Agencias1 de Septiembre de 2007

  • El estadio se convirtió en un pandemonium

-Las imágenes del Título

Tuvieron que pasar 11 largos años para que la noble y fiel afición regiomontana pudiera volver a celebrar un campeonato en el béisbol profesional de verano de México.

De ahí que esta noche le dio rienda suelta a su alegría contenida por tanto tiempo, hasta convertir al Estadio Monterrey en una verdadera sucursal del manicomio, tras la conquista del noveno Título de sus adorados Sultanes.

Una vez que el taponero dominicano Máximo de la Rosa consiguió el out 27 y que decretaba la conquista de Sultanes y la caída del anterior monarca, Leones de Yucatán, miles de aficionados burlaron a los policías que intentaron mantener cercado el terreno de juego, y se dirigieron a abrazar a los peloteros Sultanes para felicitarlos y celebrar con ellos este triunfo.

Carreras alocadas, gritos, empujones, caídas, baños de cerveza y todo tipo de contactos físicos permitidos e ilegales se pudieron ver y sentir en todo el terreno de juego, mientras que los peloteros ya se confundían con los aficionados, en una bonita comunión, que después se convirtió en verbena popular y que terminó en un verdadero pandemónium.

Sin embargo y para fortuna de todos los alocados aficionados, nadie resultó herido, ya que lo más grave que se pudo detectar fueron rasguños, algunas mordidas accidentales, golpes con los brazos de los más altos sobre las caras de los chaparritos, y unas que otras caídas, en especial de damas que se atrevieron a meterse a la multitud, que en su mayoría la formaron varones en plena locura.

Al empezar los acordes del ya clásico tema del grupo inglés Queen, "We are the champions", los aficionados enloquecieron aún más y comenzaron a cargar, empujar y hasta besar a los peloteros regios, quienes al ver tal desorden, se dirigieron a su vestidor para tranquilizar el ambiente y dejar a los policías para que sacaran a las personas del terreno de juego.

Ya controlada la situación, se dio paso a la ceremonia de entrega de Medallas y del Trofeo de Campeón de la LMB en esta campaña 2007, la cual fue encabezada por José Maiz, Presidente de Sultanes, Roberto Magdaleno, Vicepresidente, y por Plinio Escalante, titular de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB).

Con el trofeo ya en poder de los nuevos Campeones, los peloteros regios y la directiva se dirigieron hacia la tribuna donde se encuentra una fotografía gigante de José Maiz Mier, padre del actual Presidente del club, y al que le prometieron, como un homenaje luctuoso, el ganar este campeonato en la LMB.

La fiesta continuará en las calles de la Sultana del Norte, la cual no dormirá esta noche y todo para celebrar la conquista de un campeonato, en la LMB, luego que el futbol profesional en esta ciudad, con Tigres y Rayados, ha fracasado de forma rotunda desde hace años.

-Las imágenes del Título

[ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×