Martínez vuelve triunfal a las Grandes Ligas

Pedro Martínez recurrió a la bola rápida que lo convirtió en una celebridad y logró un regreso triunfal a las Grandes Ligas.
Pedro Martínez recurrió a la bola rápida que lo convirtió en una celebridad y logró un regreso triunfal a las Grandes Ligas.
 Pedro Martínez recurrió a la bola rápida que lo convirtió en una celebridad y logró un regreso triunfal a las Grandes Ligas.

MEDIOTIEMPO | Agencias4 de Septiembre de 2007

  • Otro serpentinero que volvió a las Grandes Ligas fue Esteban Loaiza

Pedro Martínez recurrió a la bola rápida que lo convirtió en una celebridad y logró un regreso triunfal a las Grandes Ligas.

De vuelta en el montículo por vez primera en casi un año, el derecho dominicano logró su ponche número 3.000 de por vida, y llevó el lunes a los Mets de Nueva York hacia un triunfo por 10-4 sobre los Rojos de Cincinnati.

Así, la victoria se condimentó también con un poco de historia.

"No podría haber esperado algo mejor que esto", dijo el manager Willie Randolph. "El es asombroso. No debería sorprenderme, porque Pedro es superior".

Martínez (1-0) se sometió el 5 de Octubre a una cirugía mayor en un hombro. Volvió después de sólo cuatro apariciones de rehabilitación en las Ligas Menores, por lo que algunos tenían dudas de si estaba listo para el Máximo Circuito.

Los Mets decidieron imponerle un límite de 75 lanzamientos, por lo que si el dominicano quería la victoria, no tenía margen de error para resolver cinco entradas.

Lo consiguió.

Martínez hizo 76 lanzamientos y limitó a los Rojos a tres carreras y cinco hits en cinco entradas. Cuatro de sus lanzamientos derivaron en un pasaporte intencional. Con dos corredores a bordo en el quinto acto, Martínez obligó a que Adam Dunn pegara un roletazo que hubiera desatado un racimo.

Fue el último bateador que enfrentó Martínez.

"Fue algo indescriptible", dijo el serpentinero, tres veces galardonado con el Cy Young. "¿Mejor?, imposible. Hice lo que tenía que hacer. Hice 75 lanzamientos y di a mi club la oportunidad de ganar. Sentí que recuperé el control después del primer inning y todo volvió a la calma".

Su desempeño ayudó a que los Mets, líderes del Este de la Liga Nacional, ampliaran a cinco juegos su ventaja sobre los Filis de Filadelfia, que cayeron por 5-1 ante los Bravos de Atlanta. La diferencia se redujo a dos juegos la semana pasada, y los Mets no pudieron resistir más la tentación de llevar al montículo a Martínez lo más pronto posible.

Martínez no defraudó.

"Así es Pedro, y va a mejorar", vaticinó el receptor Paul Lo Duca.

En el segundo inning, Martínez abanicó a Aaron Harang, para convertirse en el pitcher 15 en la historia con 3.000 ponches. Curt Schilling, de Boston, se había unido recientemente a ese grupo, en Agosto del año pasado.

El dominicano Moisés Alou pegó tres imparables, incluido un jonrón en solitario, y anotó tres veces, por los Mets. David Wright conectó otros tres imparables, incluido un vuelacercas de dos carreras que puso a los Mets en el camino hacia su cuarta victoria seguida.

El puertorriqueño Carlos Delgado bateó un cuadrangular en solitario en el noveno inning, para llegar a 22 en la Temporada.

Otro serpentinero que volvió a las Grandes Ligas fue Esteban Loaiza. Al final, el mexicano se llevó el triunfo, mientras que el venezolano Carlos Zambrano fue abucheado en su propia casa.

Loaiza tuvo una estupenda actuación a lo largo de siete entradas y ayudó a los Dodgers de Los Angeles a derrotar por 11-3 a los Cachorros de Chicago.

Loaiza (1-0), en su debut con los Dodgers, aceptó tres carreras y espació nueve imparables en siete episodios, dio un boleto y ponchó a tres rivales.

El mexicano, aquejado durante mucho tiempo por una lesión vertebral, conectó además un sencillo productor de dos carreras, su primer hit en las Grandes Ligas desde el 26 de Agosto del 2005.

"No había bateado en dos años, desde que estuve con los Nacionales", dijo. "Traté de hacer contacto y produje dos carreras, cuando había dos outs. Creo que fue un buen hit".

En contraste, Zambrano (14-12) perdió su quinta apertura en fila, al conceder ocho carreras por primera vez desde el 22 de Junio del 2005 con los Cerveceros de Milwaukee.

"Recordaré esto", dijo Zambrano respecto de los abucheos. "No quiero tener salidas tan malas. Sé que está por llegar el mejor momento de mi carrera".

Los Dodgers se mantuvieron a cuatro juegos de los Padres de San Diego y a tres detrás de los Diamondbacks de Arizona en la División Oeste.

Por su parte, los Cachorros mantuvieron una ventaja de 1 1/2 juegos sobre los Cerveceros de Milwaukee y de dos juegos sobre los Cardenales en la punta de la División Central.

En otros juegos de la Liga Nacional, los Nacionales de Washington derrotaron por 10-4 a los Rojos de Cincinnati; los Astros de Houston superaron 9-7 a Milwaukee; los Piratas de Pittsburgh aplastaron 11-0 a los Cardenales de San Luis; los Rockies de Colorado vencieron 7-4 a los Gigantes de San Francisco; y los Padres arrollaron 10-2 a los Diamondbacks.

En la Liga Americana, los Marineros de Seattle dejaron atrás una racha de nueve derrotas seguidas, al vencer por 7-1 a los Yanquis de Nueva York, con triunfo del venezolano Félix Hernández (11-7); los Medias Rojas de Boston superaron 13-10 a los Azulejos de Toronto, con cuatro remolcadas por el boricua Mike Lowell; los Angelinos de Los Angeles derrotaron 9-5 a los Atléticos de Oakland, con victoria del dominicano Ervin Santana (6-12); los Devil Rays de Tampa Bay se impusieron 9-7 a los Orioles de Baltimore, con el jonrón 35 del dominicano Carlos Peña, y los Nacionales de Washington ganaron 6-3 a los Marlins de Florida, con un vuelacercas del quisqueyano Wily Mo Peña.

Además, los Indios de Cleveland blanquearon por 5-0 a los Mellizos de Minnesota, y los Reales de Kansas City doblegaron 8-1 a los Rangers de Texas.

[AP][foto: AP]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×