Mejoran salud y artillería de Ortiz y Ramírez

David Ortiz y Manny Ramírez están de regreso donde les gusta: en el medio de la alineación de los Medias Rojas y en los Playoffs.
David Ortiz y Manny Ramírez están de regreso donde les gusta: en el medio de la alineación de los Medias Rojas y en los Playoffs.
 David Ortiz y Manny Ramírez están de regreso donde les gusta: en el medio de la alineación de los Medias Rojas y en los Playoffs.

MEDIOTIEMPO | Agencias1 de Octubre de 2007

  • "Tienen el mejor uno dos que hay en el béisbol", dijo Mike Scioscia

David Ortiz y Manny Ramírez están de regreso donde les gusta: en el medio de la alineación de los Medias Rojas y en los Playoffs.

Después de una Temporada en la que vieron mermar su producción ofensiva, a la vez que aumentaban sus dolores y molestias, los artilleros de Boston están dispuestos a recoger sus bates.

"Parece que todo el mundo está listo para empezar", dijo Ortiz. "Hemos estado jugando bien y eso es lo que uno quiere al comenzar los Playoffs".

Los Medias Rojas, que no fueron a los Playoffs el año pasado, inician la serie divisional de la Liga Americana el miércoles por la noche contra los Angelitos de Los Angeles en el Fenway Park.

Big Papi y Manny ocuparán los puestos tres y cuatro en el orden al bate por primera vez desde el 28 de Agosto, cuando Ramírez se lesionó contra los Yanquis de Nueva York.

"Tienen el mejor uno dos que hay en el béisbol", dijo el manager de los Angelinos, Mike Scioscia.

Un tirón muscular mantuvo inactivo a Ramírez durante 24 partidos hasta su regreso el martes pasado. Ortiz tiene dolores en la rodilla derecha, algo que probablemente requerirá cirugía durante el receso de Temporada.

Los 35 cuadrangulares y 117 carreras remolcadas de Ortiz son sus segundas cifras más bajas en cinco temporadas con Boston. Sin embargo, batea para promedio de .332, la más alta de su carrera y encabezó las Grandes Ligas con un promedio de .445 con hombres en las almohadillas. Asimismo, encabezó la Liga Americana con 111 boletos y fue segundo en el departamento de dobletes con 52, su cifra más alta de su carrera.

"Este podría ser uno de mis mejores años a la ofensiva en Boston", indicó Ortiz, quien agregó que "si bateo 60 cuadrangulares y termino con promedio de .320 con peloteros en las bases y de .240 de promedio total , ¿puedo ayudar a mi equipo?", se preguntó el pelotero dominicano.

Sin embargo, Ortiz logró esas cifras a pesar a un hombro izquierdo adolorido que ha mejorado desde que le inyectaron cortisona a principios de Agosto. También le inyectaron cortisona en la rodilla el sábado, cuando se ausentó de un partido ante Minnesota pero regresó al día siguiente.

"Este último par de semanas me ha dolido realmente, pero desperté sintiéndome bien hoy", agregó Ortiz el domingo.

Ortiz terminó con 20 jonrones y 88 carreras empujadas en su séptimo año con los Medias Rojas y la única ocasión en que tuvo menos fue en su campaña de novato en 1994 con los Indios de Cleveland.

En la última semana de la Temporada, bateó de 14-6. Ni siquiera una sola vez en toda la Temporada se quejó públicamente o pidió un cambio de equipo, tal como lo hizo en los años recientes.

"Creo que está en un muy bien lugar. Parece estar muy contento", indicó el manager Terry Francona.

"He visto algunos obstáculos en el camino, pero también hay una parte de él de la que estamos muy orgullosos", agregó Francona.

Gracias al año sobresaliente de Ortiz, del trabajo estupendo del lanzador Josh Beckett, que ha ganado 20 juegos, de que el puertorriqueño Mike Lowell ha tenido su mejor año de su carrera y de que Dustin Pedroia está en camino de ganar el premio al Novato del Año, Ramírez ha estado en cierta manera bajo el radar en este año.

"No sé si realmente le importa el radar", indicó Francona.

Ortiz parecía intrigado en saber donde va a batear Ramírez: Sería el cuarto bate, justo detrás de él. Ramírez fue colocado como segundo bate la semana pasada para darle más turnos.

Sin embargo, Francona aclaró que Manny "no bateará segundo".

Eso mejorará las posibilidades de que Ortiz sea incluso más efectivo.

"No hay muchos grandes peloteros a los que se les lanza en (ciertas) situaciones a menos que uno tenga la obligación de hacerlo. Con Manny detrás de él durante todos estos años, David tuvo muchas oportunidades de que le lanzaran", agregó Francona.

Ortiz jugó los 29 partidos que Manny se ausentó y tuvo varios numeritos impresionantes: Ocho dobletes, ocho cuadrangulares, 24 carreras impulsadas, un promedio de bateo total de .318 y otro de .449 con corredores en las almohadillas.

[AP][foto: AP]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×