Medias Rojas barren su serie, Yanquis impiden otra

Esta Postemporada en Grandes Ligas ha resultado ser poco característica por el dominio de algunos equipos, pues de cuatro series divisionales, tres ya se definieron con sendas barridas, como la...
Esta Postemporada en Grandes Ligas ha resultado ser poco característica por el dominio de algunos equipos, pues de cuatro series divisionales, tres ya se definieron con sendas barridas, como la que obtuvieron el domingo los Medias Rojas de Boston sobre lo
 Esta Postemporada en Grandes Ligas ha resultado ser poco característica por el dominio de algunos equipos, pues de cuatro series divisionales, tres ya se definieron con sendas barridas, como la que obtuvieron el domingo los Medias Rojas de Boston sobre lo

MEDIOTIEMPO | Agencias8 de Octubre de 2007

  • Esta Postemporada ha resultado ser poco característica

Esta Postemporada en Grandes Ligas ha resultado ser poco característica por el dominio de algunos equipos, pues de cuatro series divisionales, tres ya se definieron con sendas barridas, como la que obtuvieron el domingo los Medias Rojas de Boston sobre los Angelinos de Los Angeles.

Y pudieron haber sido cuatro, si los Yanquis de Nueva York hubieran caído el domingo por la noche ante los Indios de Cleveland.

Sin embargo, los Yanquis reencontraron su poderío ofensivo y lograron racimos de cuatro y tres carreras en la quinta y sexta entradas, respectivamente y vencieron por 8-4 a los Indios de Cleveland, para extender la serie a por lo menos otro partido.

En Anaheim, Curt Schilling nuevamente brilló en Postemporada al lanzar siete entradas con mucho control, y los dominicanos David Ortiz y Manny Ramírez pegaron jonrones y llevaron a los Medias Rojas a barrerle la serie divisional a los Angelinos de los Angeles, al derrotarlos por 9-1.

Gracias a su victoria, los Medias Rojas sellaron su boleto a la serie de campeonato de la Liga Americana de la misma manera como los Rockies de Colorado, que le ganaron tres partidos en fila a los Filis de Filadelfia y los Diamondbacks de Arizona, que hicieron lo propio con los Cachorros de Chicago en la Liga Nacional.

Todos estos equipos gozarán de descansos prolongados, pues la serie de campeonato de la Liga Nacional, a ganar cuatro de un máximo de siete partidos, comenzará el jueves en Arizona, mientras que la serie de la Liga Americana iniciará en el Fenway Park de Boston el viernes por la noche con el ganador de la serie entre los Indios y los Yanquis ante los Medias Rojas. Los Indios aventajan en la serie a los Yanquis por 2-1.

Sin embargo, el domingo, el dominicano Vladimir Guerrero y sus compañeros de los Angelinos anotaron sólo cuatro carreras en tres partidos, han perdido nueve juegos consecutivos en Playoffs ante los Medias Rojas y siete encuentros en fila de Postemporada en total.

Schilling mejoró su foja de Postemporada a 9-2 en 16 partidos en su carrera y vio descender su promedio de carreras limpias admitidas a 1.93. El derecho de 40 años lanza en Postemporada desde la Serie Mundial del 2004, cuando su media ensangrentada se convirtió en leyenda al trabajar con un ligamento desprendido de un tobillo.

Schilling, quien lanza por primera vez en 12 días, espació seis imparables y regaló un boleto, ponchó a cuatro rivales e hizo 100 lanzamientos, 100 de ellos para strikes.

Los quisqueyanos David Ortiz y Manny Ramírez le dieron la ventaja definitiva a los Medias Rojas al conectar jonrones consecutivos ante Jered Weaver al abrir la cuarta entrada.

Ortiz bateó el segundo lanzamiento de Weaver en la entrada por encima del muro del jardín derecho para su décimo cuadrangular en Postemporada, una marca para el equipo. Ramírez vino a continuación con un cañonazo con cuenta llena por encima del muro del jardín central, para su jonrón 22 en la Postemporada, con lo cual empató al puertorriqueño Bernie Williams, en el liderato de todos los tiempos en partidos de Postemporada.

Más tarde, en Nueva York, Johnny Damon bateó un jonrón de tres carreras para la ventaja en la quinta entrada, mientras que los novatos Phil Hughes y Joba Chamberlain salieron al rescate de Roger Clemens, y los Yanquis vencieron por 8-4 a los Indios.

El dueño de los Yanquis, George Steinbrenner, había señalado el sábado que el trabajo del manager Joe Torre estaba en peligro luego de 12 Temporadas, todas con presentaciones en la Postemporada. "No creo que lo tengamos de regreso si no ganamos la serie", dijo al diario "The Record", de Nueva Jersey.

Y todo parecía mal para Torre y los Yanquis cuando los Indios apabullaron al lesionado Clemens en la tercera entrada, logrando una ventaja de 3-0 con un jonrón de Trot Nixon y carreras impulsadas de Ryan Garko y el dominicano Jhonny Peralta.

Pero Jake Westbrook se derrumbó en la quinta entrada y los Yanquis reaccionaron para ganar.

Damon bateó tres hits, empujó cuatro carreras e inició la remontada con un sencillo impulsor en la tercera ante Jake Westbrook. Nueva York, que no había conectado hits consecutivos en la serie, empalmó luego tres a lados opuestos del diamante de parte de Hideki Matsui y los dominicanos Robinson Canó y Melky Cabrera, para anotar una carrera en la quinta.

Damon, que tenía cuenta de dos bolas sin strikes, pegó de jonrón el siguiente lanzamiento de Westbrook, al proyectar la pelota en un arco alto hacia el bosque derecho. Al librar el muro para darle una ventaja de 5-3 a los Yanquis, Canó levantó ambas manos camino a la línea de la tercera base y saltó dos veces. Damon trotó y los 56.350 espectadores saltaron con él.

Canó agregó un sencillo impulsor con las bases llenas en la sexta ante Aaron Fultz. Otro par de carreras entraron cuando Nixon cometió un error en el jardín derecho.

En esta ocasión no hubo insectos que sacaran de concentración a Chamberlain, quien exhibió sus potentes lanzamientos de hasta 160 kilómetros por hora, y se combinó con Hughes y con el panameño Mariano Rivera para lanzar un relevo de una sola carrera en seis entradas y un tercio para llevarse la victoria.

Paul Byrd intentará asegurar la serie para los Indios el lunes, y los Yanquis enviarán a la lomita al perdedor del primer partido de la serie, el taiwanés Chien-Ming Wang, con sólo tres días de descanso.

[AP][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×