Manto de incertidumbre cubre a los Yanquis

Eliminados por tercer año consecutivo en la primera ronda de los Playoffs, los Yanquis deben ahora definir la continuidad de varias fichas emblemáticas, comenzando con su manager Joe Torre.
Eliminados por tercer año consecutivo en la primera ronda de los Playoffs, los Yanquis deben ahora definir la continuidad de varias fichas emblemáticas, comenzando con su manager Joe Torre.
 Eliminados por tercer año consecutivo en la primera ronda de los Playoffs, los Yanquis deben ahora definir la continuidad de varias fichas emblemáticas, comenzando con su manager Joe Torre.

MEDIOTIEMPO | Agencias9 de Octubre de 2007

  • Los jugadores consideran como inconcebible tener a otro dirigente

Eliminados por tercer año consecutivo en la primera ronda de los Playoffs, los Yanquis deben ahora definir la continuidad de varias fichas emblemáticas, comenzando con su manager Joe Torre.

También está en veremos si Alex Rodríguez, Mariano Rivera y Jorge Posada seguirán con el equipo de Nueva York.

¿Será el inicio de una nueva era en el Bronx?

Luego de la derrota 6-4 el lunes ante los Indios de Cleveland que decretó la eliminación de los Yanquis en los Playoffs, Torre esquivó referirse directamente en cuanto a su futuro, pero su semblante melancólico y las frases con tono de despedida dieron una pista sobre el mismo.

"Han sido 12 años fenomenales", afirmó Torre, quien nunca falló en esas Temporadas en clasificar a la novena a la Postemporada, ganando cuatro campeonatos de la Serie Mundial. "Pase lo que pase ... podré apreciar esos 12 años con gran placer".

Pero la última de sus cuatro coronas se remonta al 2000 y la última aparición en el Clásico de Otoño fue en el 2003.

Eso en Nueva York significa una sequía de grandes proporciones, inaceptable ante todo para su propietario George Steinbrenner.

Callado casi todo el año, posiblemente por su deteriorada salud, Steinbrenner se reencontró con su estilo irascible al darle un ultimátum público a Torre, cuando señaló a un diario que no le ofrecería contrato a menos que Nueva York ganase la serie contra Cleveland.

Steinbrenner le recordó a Torre su salario de siete millones de dólares: "Creo que le estamos pagando mucho dinero. Es el manager mejor pagado de las Grandes Ligas, así que no le renovaríamos el contrato de no ganar esta serie".

Los tabloides neoyorquinos empezaron a armar listas con candidatos para reemplazar a Torre. El gran favorito es Don Mattingly, seguido por Joe Girardi. Otro nombre mencionado fue el de Tony La Russa, manager de los Cardenales de San Luis.

Pero el hijo de Steinbrenner, Hank, dijo el martes que "nada está decidido todavía".

Los jugadores, sin embargo, consideran como inconcebible tener a otro dirigente.

"Joe Torre es el mejor manager que hay", declaró el receptor Posada. "Lo que pasó no fue culpa suya. Fue el mismo lineup desde Abril hasta ahora, los mismos jugadores. No lanza ni batea. Hace todo lo que está en su manos para que estemos positivo y poder ganar juegos".

El boricua Posada y el relevista panameño Rivera son históricos de la novena, pero ambos pueden declararse agentes libres.

Aunque los Yanquis tendrían la disposición y los recursos para retenerlos, no hay nada seguro.

"Ellos tuvieron una oportunidad y no hicieron nada, así que veremos que pasa", declaró Rivera, quien tácitamente desde la Pretemporada clamó por una renovación de su contrato. "Esto es un negocio y yo lo voy tratar como tal".

Posada y Rivera no son los únicos que podrían buscar otros lares.

El lanzador Andy Pettitte está en su derecho de declinar una opción por 16 millones de dólares y los Yanquis deben decidir si vale la pena hacer uso de otra opción por el mismo monto por el jardinero venezolano Bobby Abreu.

Pero la gran decisión se centrará en Rodríguez, el custodio de la tercera base y considerado el mejor pelotero de las Mayores.

Rodríguez, quien completó otro Octubre con más pena que gloria, tiene una cláusula en su contrato que le permite probar la agencia libre.

Su Agente Scott Boras es uno avezado en conseguir los contratos más abultados posibles y se comenta que Rodríguez podría acabar con un salario anual que llegaría a los 30 millones de dólares.

Los Angelinos de Los Angeles y los Cachorros de Chicago podrían ser destinos para Rodríguez, lugares donde encontraría un entorno más apacible y sin el constante acoso de la prensa y los fanáticos.

Pero Rodríguez no pareció estar del todo decidido en que irse de Nueva York es su mejor opción.

"No me canso de decirlo: amo a Nueva York", dijo Rodríguez, quien bateó cuatro hits en 15 turnos contra Cleveland, incluyendo un jonrón solitario en el tercero partido.

"...En Nueva York es donde más cómodo me he sentido".

[AP][foto: AP]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×