¿De dónde salieron los milagrosos Rockies?

Estuvieron a un strike de quedar eliminados en el último fin de semana de la Temporada regular. Le remontaron dos carreras al cerrador con más salvados en la historia de Grandes Ligas en el juego...
 Estuvieron a un strike de quedar eliminados en el último fin de semana de la Temporada regular. Le remontaron dos carreras al cerrador con más salvados en la historia de Grandes Ligas en el juego de desempate por el wild card. Ya pensaban en la próxima ca

MEDIOTIEMPO | Agencias18 de Octubre de 2007

  • "Todavía hay mucha gente que apenas ahora se han enterado que existimos"

Estuvieron a un strike de quedar eliminados en el último fin de semana de la Temporada regular. Le remontaron dos carreras al cerrador con más salvados en la historia de Grandes Ligas en el juego de desempate por el wild card. Ya pensaban en la próxima campaña al inicio de septiembre.

Como si hubiesen sido tocados por una varita mágica, los Rockies de Colorado se han convertido en un equipo que todos los días encuentra la manera de ganar, desafiando todo tipo de lógica para hacerse presente por primera vez en su historia en la Serie Mundial.

Club que durante la mayor parte de su trayectoria de 15 años la pasó más en los puestos de cola, los Rockies son los primeros desde los Cachorros de Chicago de 1935 que ganan al menos 21 de 22 juegos tras el 1 de Septiembre.

Esa es la estadística más alucinante para una novena que a fuerza de barridas avanzó al Clásico de Otoño.

"Llega un momento en el que se debe dejar de hablar de que se trata de un equipo está en buena racha, sino que simplemente son buenos", afirmó el primera base Tony Clark, cuyos Diamondbacks de Arizona fueron las últimas víctimas de los Rockies.

El destape ha convertido a los Rockies en el equipo mimado del momento, el favorito sentimental.

Lo son por la amalgama modesta de su núcleo, con dos abridores que apenas a mitad de año subieron a las mayores (Ubaldo Jiménez y Franklin Morales), un intermedista (Kaz Matsui) que había sido un fiasco con los Mets de Nueva York y un catcher (Yorvit Torrealba) del que se esperaba iba a ser suplente esta temporada.

Ni los propios Rockies se creen que están en una Serie Mundial.

"Nunca había visto el trofeo de campeón de la Liga Nacional. No fue hasta que vi el logo en el trofeo cuando me di cuenta de que íbamos a la Serie Mundial. Me pareció tan absurdo decir esa cosa", declaró el inicialista Todd Helton, un eterno bateador sobre .300 que es el jugador de más renombre de los Rockies.

"Pero no hemos terminado. Queremos seguir hasta donde esto nos lleve", añadió.

Colorado nunca había ganado más de 83 juegos previo al récord de 90-73 esta temporada, clasificándose a los playoffs con una victoria 9-8 sobre los Padres de San Diego en 13 innings por el comodín al anotarle tres carreras al estelar taponero Trevor Hoffman.

Relegados al anonimato en su propia casa, los Rockies ahora están en boga en Denver, una ciudad en el que su equipo de la NFL --los Broncos-- monopolizaba la atención.

Tuvieron un principio alentador, cuando en 1995 lograron acceder a los playoffs con artilleros como Vinny Castilla, Larry Walker y Dante Bichette, los denominados "Blake Street Bombers".

Esa temporada fue una de las pocas positivas, ya que posteriormente pasaron a ser más conocidos por un estadio Coors Field en el que los resultados se caracterizaban por guarismos abultados como 15-10 por la altura de una ciudad enclavada más de 1.000 metros sobre el nivel del mar.

También por millonarias contrataciones que fueron un desastre. ¿Se acuerdan de Mike Hampton y Denny Neagle?

A partir del 2002, los Rockies trataron de reducir la cantidad de jonrones con el uso de un humidificador para guardar las pelotas, una técnica cuyos efectos no han podido medir con exactitud.

Más efectivo ha sido el cambio de filosofía en cuanto a ensamblar su nómina. Atrás quedaron los años de gastar millones de dólares al por mayor.

El equipo le dio prioridad a sus sucursales en las menores y aprovechó sus altas selecciones en el ';draft'; para producir jugadores como el as Jeff Francis, el jardinero Matt Holliday y el torpedero Troy Tulowitzki. Holliday y Tulowitzki son respectivamente firmes candidatos para recibir los galardones al Más Valioso y Novato del Año.

También emularon a la mayoría de los demás equipos al buscar talento en Latinoamérica, de donde salieron el relevista panameño Manny Corpas, el derecho dominicano Jiménez y el zurdo venezolano Morales.

Su manager Clint Hurdle suele decir que la clave fue convencer a la directiva en darle más énfasis al pitcheo y a la defensa.

De todas formas, los Rockies siguen siendo un equipo desconocido fuera de Colorado.

"La verdad es que todavía hay mucha gente que apenas ahora se han enterado que existimos", comentó Francis. "Pero es normal. Yanquis-Medias Rojas siempre será lo principal del menú. Pero no hay nada que le impida a un equipo como el nuestro ser la sensación del béisbol".

[AP][foto: AP]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×