Schilling puede ganar segundo trofeo de Serie Mundial con Boston

Curt Schilling llegó a Boston hace cuatro años con el único propósito de ayudar a los Medias Rojas para que ganaran la Serie Mundial.
Curt Schilling llegó a Boston hace cuatro años con el único propósito de ayudar a los Medias Rojas para que ganaran la Serie Mundial.
 Curt Schilling llegó a Boston hace cuatro años con el único propósito de ayudar a los Medias Rojas para que ganaran la Serie Mundial.

MEDIOTIEMPO | Agencias26 de Octubre de 2007

  • Ahora, podría hacerlo dos veces

Curt Schilling llegó a Boston hace cuatro años con el único propósito de ayudar a los Medias Rojas para que ganaran la Serie Mundial.

En lo que pudo ser su última apertura con el uniforme de Boston, Schilling permitió a los Rockies de Colorado solamente una carrera en más de cinco entradas y un tercio en el segundo partido de la Serie Mundial la noche del jueves. Boston ganó 2-1 y tomó una ventaja de 2-0 en la ronda a ganar cuatro de siete partidos.

Schilling ponchó a cuatro, toleró cuatro imparables y regaló dos boletos. Al mismo tiempo, puso a Boston en camino de barrer a los Rockies en el Estadio Coors Field. Si Colorado no pudiera ganar dos veces en su casa para forzar un sexto partido, entonces Schilling lanzó su último partido antes de recibir la opción de ser agente libre.

"Se los garantizo, todos están tan hartos como yo de escucharlo", dijo Schilling, quien saludó con la gorra hacia todos los rincones del parque cuando salió de la caseta para recibir una ovación atronadora. "Lo que vaya a ocurrir, va a pasar. Ellos saben lo que yo quiero, y saben que quiero regresar".

Si deja el equipo, Schilling habrá cumplido la misión anunciada, y con creces: En cuatro años, se ha erigido en un héroe en el estadio Fenway Park y en los blogs relacionados con la pelota, así como en un candidato potencial al Salón de la Fama.

El éxito se forja con la "voluntad de asegurar que la pizarra termine a nuestro favor", dijo Terry Francona, quien fue el manager de Schilling con los Filis de Filadelfia. "Cuando lanza se genera un buen ánimo. Cualquiera que sea la situación, sabemos que está preparado".

Hideki Okajima y Jonathan Papelbon terminaron la faena de los Medios Rojas, y en las tres entradas y un tercio restantes sólo admitieron un hit para preservar la ventaja de una carrera.

"Fue formidable verlo. Un partido de 2-1 en la quinta entrada que termina 2-1, con estas dos ofensivas - este es un testimonio de cuán increíblemente eficientes estuvieron los cuadros de relevistas", dijo Schilling.

Con la apertura, el registro de Schilling en todas sus postemporadas subió a 11-2. Ningún lanzador con al menos 10 decisiones tiene una foja mejor. Entre sus logros están las victorias sonadas sobre los Yanquis de Nueva York y los Cardenales de San Luis en el 2004 que llevaron a Boston a su primer título de Serie Mundial en 86 años.

El triunfo de Schilling abre para los Medios Rojas la oportunidad de repetir la proeza.

"Es un hombre de competencia. Consigue que brote lo mejor de nosotros", dijo Hurdle. "Ha acumulado tanta experiencia como nadie en el béisbol en este momento".

[AP][foto: AP]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×