Despide el béisbol mexicano a Presidente de Leones de Yucatán

El béisbol mexicano y el estado de Yucatán despidieron al presidente y dueño del club Leones de Yucatán, Gustavo Ricalde Durán, con una emotiva misa celebrada en el diamante del parque Kukulcán.
 El béisbol mexicano y el estado de Yucatán despidieron al presidente y dueño del club Leones de Yucatán, Gustavo Ricalde Durán, con una emotiva misa celebrada en el diamante del parque Kukulcán.

MEDIOTIEMPO | Agencias17 de Enero de 2008

  • Da su último recorrido por el diamante del Parque Kukulcán

El béisbol mexicano y el estado de Yucatán despidieron al presidente y dueño del club Leones de Yucatán, Gustavo Ricalde Durán, con una emotiva misa celebrada en el diamante del parque Kukulcán.

Al acto asistieron unas 300 personas, muchas de ellas ex jugadores y ex mánagers que trataron directamente con quien dirigió a Leones desde Diciembre de 1993 hasta su muerte el 13 de Enero, a causa de cáncer.

Un grupo de tres sacerdotes y un diácono oficiaron el servicio religioso ante el sobrio ataúd obscuro de madera colocado entre el montículo y el home plate, delante de la asistencia sentada en sillas junto al back stop.

Asimismo, aficionados e incluso vendedores de golosinas que trabajaron durante la administración del empresario se sumaron a los rezos en su memoria.

"Venimos a rendir homenaje a quien ayudó a manos llenas a muchos, pero que al mismo tiempo enseñó a pescar generando empleos", refirió el sacerdote Lorenzo Mex Jiménez.

Delante del féretro y ante la audiencia, entre los que se encontraban los ex mánagers "melenudos", el cubano Carlos Paz, el dominicano Bernardo Tatis y el yucateco Juan José Pacho, Mex Jiménez recordó que Ricalde Durán supo aplicar en la vida "las enseñanzas del maestro de Nazareth".

"Gustavo nos enseñó que el beisbol es como la vida y que tenemos que luchar hasta que caiga el último out, algo en lo que coincidimos. Su muerte, como toda su vida será fecunda, al entenderse que la muerte es el inicio de la vida eterna".

El religioso señaló que el empresario abarrotero no vio el béisbol como un negocio, sino como uno más de los múltiples servicios que dio a la sociedad yucateca.

Entre cánticos y aplausos y no pocos sollozos, los sacerdotes dieron paso al que vino a ser el último recorrido de Ricalde por el diamante del Kukulcán donde en la madrugada del 28 de Agosto de 2006 al cumplir 64 años vio coronados 13 años de esfuerzos al ver Campeón a su equipo.

Entre quienes cargaron el ataúd de Ricalde Durán figuraron Tatis, Pacho, el lanzador Gary Espadas y el ex pelotero Sergio Rubio, todos ellos quienes viven en esta ciudad.

Asimismo, el jardinero melenudo Luis "Rayo" Arredondo, quien tuvo el detalle de viajar desde el norte del país hasta Mérida para despedirse de quien fue su presidente de club y para darle su pésame a su familia.

El féretro con los restos del directivo fue llevado a un crematorio, para posteriormente depositar sus cenizas en una iglesia.

En el acto estuvo en representación de la Liga Mexicana de Béisbol y de los otros 15 equipos que la integran, su presidente Plinio Escalante Bolio.

[ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×