No se olviden de Francisco Rodríguez

Vaya dilema le espera al manager Terry Francona. Las opciones le sobran y en cierta medida está exigido con "obligaciones" para el compromiso del martes en el Yankee Stadium. Ese aspecto apunta al...
 Vaya dilema le espera al manager Terry Francona. Las opciones le sobran y en cierta medida está exigido con "obligaciones" para el compromiso del martes en el Yankee Stadium. Ese aspecto apunta al panameño Mariano Rivera por ser pitcher de la casa.

MEDIOTIEMPO | Agencias14 de Julio de 2008

  • Él es el apagafuegos estelar de los Angelinos

Vaya dilema le espera al manager Terry Francona. Las opciones le sobran y en cierta medida está exigido con "obligaciones" para el compromiso del martes en el Yankee Stadium. Ese aspecto apunta al panameño Mariano Rivera por ser pitcher de la casa.

También cuenta con Jonathan Papelpon, el taponero de sus Medias Rojas de Boston; el joven sensación mexicano Joakim Soria, y el siempre eficaz Joe Nathan.

Pero no se olviden de Francisco Rodríguez, el apagafuegos estelar de los Angelinos de Los Angeles. Ningún otro cerrador tiene más salvados que él durante las últimas tres temporadas.

El venezolano de 26 años convirtió 38 de sus 41 oportunidades de rescate para sumar la mayor cantidad de salvamentos antes de la pausa por el Juego de Estrellas, y parece encaminado a eclipsar el récord histórico de 57 en una campaña que Bobby Thigpen fijó en 1990 con los Medias Blancas de Chicago.

"Yo voy a estar listo para cuando el manager decida. No me importa el inning que me toque", afirmó Rodríguez el lunes.

Esta es la tercera convocatoria de Rodríguez para el clásico de mitad de temporada, luego de trabajar dos tercios de entrada en la edición del 2004 y un tercio en la del año pasado.

Su motivación para lucirse tendrá otro aliciente, pues al final de la temporada podrá declararse agente libre.

"Sé que tengo muchas decisiones que tomar", reconoció Rodríguez al referirse cautelosamente a su futuro.

Las negociaciones para un nuevo contrato con los Angelinos no han avanzado mucho y es posible que Rodríguez pueda cambiar de equipo.

De momento, el venezolano no concentra su atención en ese asunto y tampoco ante la posibilidad de eclipsar el récord histórico.

"En lo absoluto me pongo pensar en el récord", señaló Rodríguez, cuya cifra más alta en un año fueron sus 46 salvamentos en el 2006.

Rodríguez irrumpió súbitamente en las mayores en el 2002, cuando los Angelinos conquistaron la Serie Mundial. No ha flaqueado nunca y está firmemente enquistado en la elite de los relevistas.

Las claves, según Rodríguez, se sustentan en "trabajo, constancia y dedicación".

"Cuando tengo la pelota en la mano, yo siento que soy el encargado del juego. Disfruto sentir esa adrenalina", indicó.

También ayuda el hecho que no se duerme en sus laureles y siempre busca la forma de llevarle un paso adelante a los bateadores.

Rodríguez no sólo depende de los dos pitcheos tradicionales de los taponeros, incluyendo su devastadora recta, ya que ha añadido el cambio de velocidad a su repertorio.

"Llevo seis años en la liga y los bateadores hacen el ajuste y tú como pitcher tienes que hacer tus propios ajustes", sostuvo.

[AP][foto: AP]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×