Espectro de eventual derrota beisbolera ante EUA preocupa a cubanos

El temor de que el beisbol de Cuba sea desbancado por el de Estados Unidos en los Juegos Olímpicos Beijing 2008 está quitando el sueño a los aficionados de la isla caribeña.
 El temor de que el beisbol de Cuba sea desbancado por el de Estados Unidos en los Juegos Olímpicos Beijing 2008 está quitando el sueño a los aficionados de la isla caribeña.

MEDIOTIEMPO | Agencias17 de Julio de 2008

  • Todos ustedes saben lo que el pueblo de Cuba espera de ustedes: Raúl Castro

El temor de que el beisbol de Cuba sea desbancado por el de Estados Unidos en los Juegos Olímpicos Beijing 2008 está quitando el sueño a los aficionados de la isla caribeña.

Tal eventualidad ha encendido la alarma roja entre los propios funcionarios gubernamentales, y el ex Presidente Fidel Castro se vio obligado a terciar por escrito en el debate.

Estados Unidos llevará a la capital China un poderoso equipo, y Cuba sufrió reveses ante los beisbolistas del país de las "barras y las estrellas", el último en la Final del Torneo de Haarlem, Holanda, frente a un equipo universitario de su rival ideológico.

Para los cubanos, que durante décadas han estado en la cima del deporte en América Latina, con el béisbol, boxeo y atletismo como puntas de lanza, perder en cualquier disciplina resulta traumático.

En el béisbol, una pasión para la mayoría de los 11.2 millones de habitantes de la isla, equivale a una tragedia nacional.

Así quedó reflejado en una declaración formulada el miércoles por Castro, aficionado desde su juventud a los deportes, en la que pidió a sus connacionales dar aliento a la Selección que ahora se entrena durante 20 días en Corea del Sur.

En esa nación, donde La Habana carece de representación diplomática, el equipo isleño entrenará y jugará seis partidos programados del 30 de julio al 6 de agosto, con seleccionados universitarios que después pueden pasar a la liga profesional.

El ex mandatario, próximo a cumplir 82 años, defendió a la Selección Olímpica, criticó los métodos burocráticos en la formación de deportistas y demandó que no se permitan visitas a la isla de los atletas que desertan, a los cuales calificó de infames traidores.

"No nos atrevemos ni siquiera a publicar los nombres de los que traicionan a su patria vendiéndose al enemigo", dijo Castro, quien, sin embargo, aseguró que "no llega siquiera a uno de cada diez los que sucumben moralmente a la lluvia de ofertas" de los cazatalentos. Opinó que no son los beisbolistas de la isla los acreedores a las mayores críticas y pidió no desalentarlos, sino enviarles "un mensaje de aliento" y esperar el final de la justa "para discutir a fondo" la responsabilidad de quienes tienen que ver con el deporte cubano.

Pero como en la capital del gigante asiático el béisbol se despide del olimpismo, la preocupación de los cubanos gira sobre quien se llevará la que podría ser la última Medalla de Oro tras la decisión del Comité Olímpico Internacional (COI) de eliminar a ese deporte de los Juegos de Londres 2012.

Medios oficiales reconocen que el equipo de béisbol de Cuba tendrá en el de Estados Unidos un serio escollo en sus aspiraciones de retener el cetro olímpico en Beijing, tras ser anunciada la potente escuadra estadounidense, conformada por peloteros profesionales.

"Si caímos ante los universitarios, qué nos espera ahora en China", comentó Gilberto Hernández, uno de los decenas de aficionados que se reúnen todos los días en un sector del Parque Central de La Habana, conocido como "la esquina caliente".

Cuba es uno de los favoritos para tener un despedida dorada en el béisbol estival, pero también tendrá que imponerse, en medio del bajo rendimiento de sus peloteros, a conjuntos fuertes como los de Japón, Corea del Sur, Holanda y Australia.

La Habana ha ganado tres medallas de Oro desde que el béisbol se convirtió en Deporte Olímpico oficial en Barcelona 1992, con una única derrota en Sidney 2000, a las que siguieron las del Mundial de béisbol aficionado (2007) y en el Preolímpico de América (2006).

"Todos ustedes saben lo que el pueblo de Cuba espera de ustedes, y ustedes y nosotros sabemos que lo van a lograr plenamente. Aquí nos veremos en agosto", expresó el Presidente Raúl Castro al despedir la delegación el 28 de junio pasado.

Fidel Castro, por su parte, les hizo llegar un mensaje dirigido a "los gloriosos atletas cubanos que marchan hacia las Olimpiadas" y a quienes pidió ir adelante "a paso de vencedores" porque "con ustedes viaja el amor a la patria de nuestros compatriotas".

[ntx][foto: Xinhua][r/anor]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×