Rays y Filis cambian el rostro de la Serie Mundial

Algo que resalta a la vista en esta Serie Mundial es la llamativa cantidad de rostros nuevos: Ryan Howard, Jimmy Rollins, Carl Crawford, B.J. Upton y David Price. Todos son afroamericanos y se...
Algo que resalta a la vista en esta Serie Mundial es la llamativa cantidad de rostros nuevos: Ryan Howard, Jimmy Rollins, Carl Crawford, B.J. Upton y David Price. Todos son afroamericanos y se destacan en diversos papeles en los dos equipos protagonistas.
 Algo que resalta a la vista en esta Serie Mundial es la llamativa cantidad de rostros nuevos: Ryan Howard, Jimmy Rollins, Carl Crawford, B.J. Upton y David Price. Todos son afroamericanos y se destacan en diversos papeles en los dos equipos protagonistas.  (Foto: )

MEDIOTIEMPO | Agencias22 de Octubre del 2008

  • Todos son jugadores de alto relieve y que ahora tienen la oportunidad de inspirar a la juventud

Algo que resalta a la vista en esta Serie Mundial es la llamativa cantidad de rostros nuevos: Ryan Howard, Jimmy Rollins, Carl Crawford, B.J. Upton y David Price. Todos son afroamericanos y se destacan en diversos papeles en los dos equipos protagonistas.

Para Billy Reed, cada uno ha tenido un impacto.

Reed fue el coach de Dwight Gooden, Gary Sheffield y otros futuros jugadores en las Grandes Ligas cuando eran muchachos en Tampa. Opina que esta nueva generación de figuras le están cambiando el rostro del deporte.

"Creo que tener a tantos jugadores afroamericanos en la Serie Mundial genera un impacto en los chicos en esta ciudad y ojalá que también tenga efecto en todo el país", dijo Reed el miércoles, horas antes del primer juego entre Filadelfia y Tampa Bay.

"Tiene que ser algo positivo", dijo. "Creo que el atleta negro se alejó del béisbol. Creo que perdimos a una generación completa".

Seis meses después que un estudio sobre la diversidad racial arrojó que la presencia de jugadores de raza negra apenas era del 8,2% en las Mayores - cuando una década previa el total era el doble - la fisonomía es diferente este octubre.

Howard y Rollins, de los Filis, fueron los dos últimos peloteros galardonados con el premio al Jugador Más Valioso en la Liga Nacional. Crawford, Upton y Cliff Floyd conectaron hits clave para los Rays, Price se erigió en una sensación como relevista y Edwin Jackson también aportó desde el montículo.

Todos son jugadores de alto relieve y que ahora tienen la oportunidad de inspirar a la juventud.

"Uno confía en eso, pero es algo que dependerá de quienes miran los juegos", dijo Howard. "Acá estamos jugando, así que confías que ello cause entusiasmo en las comunidades donde niños (afroamericanos) están mirando y puedan empezar a soñar que un día podrán estar en nuestro lugar".

La presencia de Howard y compañía revierte uno de los patrones recientes en las Mayores, donde en los últimos tiempos la característica ha sido el flujo masivo de jugadores provenientes de Latinoamérica.

En el 2005, los Astros de Houston fueron el primer equipo desde 1953 sin un jugador afroamericano en su roster de la Serie Mundial. En el 2007, en el aniversario número 60 de que Jackie Robinson, quebró la barrera racial en las Grandes Ligas, Torii Hunter se preguntó si los directivos de las Mayores no estaban honrando adecuadamente al legendario pelotero.

"Eso es lo que me parece, que todo el empeño que puso ha sido para nada", dijo entonces el jardinero de los Angelinos de Los Angeles. "Fíjense en la situación en la que nos encontramos. Deberíamos estar progresando. Estamos dando marcha atrás".

Parecía que los días de equipos como los Piratas de 1979 estaban en el olvido. Pittsburgh ganó el campeonato de 1979 con estrellas como Willie Stargell, Dave Parker y Bill Madlock, sólo algunos de los 10 peloteros negros en su nómina.

Pero el año pasado no había un solo jugador afroamericano con perfil estelar cuando Boston se enfrentó con Colorado en la Serie Mundial.

Alarmada de que muchos chicos de raza negra en Estados Unidos preferían el basquetbol y otras disciplinas, las Grandes Ligas empezaron a tomar medidas para levantar la popularidad del béisbol en comunidades afroamericanas. Una señal alentadora es que tres de los cuatro jugadores seleccionados como primeros en el "draft" de aficionados fueron de raza negra: Price, Justin Upton y Tim Beckham.

[AP][foto: AP][r/edsa]

No te pierdas