Un Víctor Martínez sano le devuelve la sonrisa a los Indios

Nadie pone en duda que Víctor Martínez es el alma y corazón de los Indios de Cleveland. Y no fue ninguna casualidad que la "Tribu" perdió la brújula la Temporada pasada sin los servicios de su...
Nadie pone en duda que Víctor Martínez es el alma y corazón de los Indios de Cleveland. Y no fue ninguna casualidad que la "Tribu" perdió la brújula la Temporada pasada sin los servicios de su receptor venezolano.
 Nadie pone en duda que Víctor Martínez es el alma y corazón de los Indios de Cleveland. Y no fue ninguna casualidad que la "Tribu" perdió la brújula la Temporada pasada sin los servicios de su receptor venezolano.

MEDIOTIEMPO | Agencias29 de Marzo del 2009

  • La rotación no inspira mucha confianza

Nadie pone en duda que Víctor Martínez es el alma y corazón de los Indios de Cleveland. Y no fue ninguna casualidad que la "Tribu" perdió la brújula la Temporada pasada sin los servicios de su receptor venezolano.

Martínez apenas vio acción en los dos primeros meses de la campaña hasta que en junio no pudo más y se operó el codo derecho. Su total de 73 juegos fue el más bajo desde que debutó en las Mayores en 2003.

La suya fue una de varias lesiones que saboteó la campaña de los Indios. También perdieron al abridor Jake Westbrook (codo) y su serpentinero dominicano Fausto Carmona (cadera) estuvo fuera durante un par de meses. El bateador designado Travis Hafner (hombro) apenas vio acción en 57 partidos.

Al verse sin grandes posibilidades de optar por los Playoffs, decidieron desprenderse de su as CC Sabathia, así como del tercera base Casey Blake.

Pero Cleveland no tiró la toalla y, con una gran reacción en la segunda mitad, logró finalizar con un récord de 81-81 para situarse terceros en la División Central de la Liga Americana.

Gracias a ese repunte, los Indios se sienten con los bríos para volver a ser contendientes, tal y como lo hicieron en 2007, año en el que se quedaron a ley de una victoria de avanzar a la Serie Mundial.

Tampoco es algo seguro. Lee y Carmona son las únicas dos cartas confiables en la rotación. Su ofensiva depende que Martínez y Hafner recuperen la pólvora tras sus problemas físicos y así asociarse con Grady Sizemore.

Una buena adquisición fue la del cerrador Kerry Wood, de quien confían les dará seguridad en un papel que ha estado flojo desde los tiempos de José Mesa en los 90.

Ciertamente el panorama para 2009 es más optimista y Martínez es el primero en irradiar esa sensación con su alegre forma de ser, según dicen sus propios compañeros.

"Te transmite ese tipo de entusiasmo que uno tenía cuando era niño", dijo Wood. "Detesta que un partido se suspenda por lluvia y se muere por jugar todos los días".

Para los Indios es fundamental que Martínez vuelva a la producción de 2007, cuando alcanzó sus mejores registros personales en cuanto a jonrones (25) y carreras remolcadas (114).

Ahora bien, Martínez podría verse jugando más tiempo en la inicial, luego que el catcher suplente Kelly Shoppach (21) demostró que posee la capacidad de jugar todos los días.

Wood, quien salvó 34 juegos para los Cachorros de Chicago, no fue el único refuerzo. Mark DeRosa, también procedente de Chicago, se encargará de la antesala tras una campaña en la que conectó 21 jonrones y produjo 87 carreras.

El manager Eric Wedge encuentra razones para sentirse entusiasta para un equipo que se encuentra en un división pareja.

"Me siento seguro en cuanto al nivel en el que se encuentra este club... Fíjense en todos las lesiones que tuvimos el año pasado. El hecho que tuvimos que desprendernos de parte de nuestra familia (Sabathia y Blake) y la forma como estos muchachos pudieron conseguir el mejor récord de la segunda mitad de la Temporada", manifestó.

Cleveland también debe sentirse afortunado de contar con el jardinero central Sizemore, tal vez el jugador más completo de la Liga y un hombre que muy bien podría ser el próximo en unirse al club de los 40 jonrones y robos.

Como primero al bate, Sizemore lideró el ataque el año pasado con su promedio .268, más 33 jonrones, 90 impulsadas y 38 robos. Su defensa es igual de excelente al obtener su segundo Guante de Oro seguido.

Sus compañeros en las esquinas de los jardines serán el surcoreano Shin-Soo Choo (.309, 14, 66 en 94 juegos) en el derecho y Ben Francisco (.266, 15, 54, 32) en el derecho, quienes fueron vitales en la buena segunda mitad.

Otro que viene de un año positivo fue el torpedero dominicano Jhonny Peralta (.276, 23, 89).

El infield lo completan el inicialista Ryan Garko (.274, 14, 90) y el segunda base venezolano Asdrúbal Cabrera (.259, 6, 47 en 114 juegos). Luego de ser enviado a Triple A en junio, Cabrera contará con la chance de asentarse o de lo contrario podría verse desplazado por Josh Barfield.

Wedge dará particular seguimiento al desempeño de Travis Hafner. Al igual que en el caso de Martínez, es esencial que su designado pueda volver a su nivel habitual de 30 jonrones y 100 impulsadas por año.

La rotación no inspira mucha confianza.

Después del zurdo Lee (22-3, 2.54 para ganar el Cy Young) y el derecho Carmona (8-7, 5.44), Carl Pavano es el tercer abridor.

Lee tiene que demostrar que es un as, mientras que Carmona busca mantenerse sano y recuperar la forma que en 2007 le permitió ganar 19 juegos. El derecho Pavano fue un verdadero fiasco con los Yanquis, donde las lesiones y hasta su actitud dejaron un mal recuerdo al lanzar exiguos 45 innings en las tres campañas previas.

El zurdo Scott Lewis (4-0, 2.63) y el derecho Anthony Reyes (2-1, 1.83 en seis salidas con los Indios) completan el quinteto de abridores.

Aparte de Wood, el relevo cuenta con los brazos del dominicano Rafael Pérez (4-4, 3.54), el venezolano Rafael Betancourt (3-4, 5.07) y Joe Smith (6-3, 3.55).

Este es un año impar y los mismos suelen ser excelentes para los Indios con más de 90 victorias en 2005 (93) y 2007 (96), pero 2006 (78) y 2008 (81) anduvieron mal. ¿Buen augurio?

[AP][foto: AP][r/edsa]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×