Los Angeles rindieron homenaje a Adenhart, muerto en un choque

Horas después de lanzar su mejor partido en las ligas mayores, el novato Nick Adenhart, de Los Angeles, murió junto con otras dos personas embestido por un conductor supuestamente ebrio, cortando...
Horas después de lanzar su mejor partido en las ligas mayores, el novato Nick Adenhart, de Los Angeles, murió junto con otras dos personas embestido por un conductor supuestamente ebrio, cortando para siempre la promesa deportiva que había insinuado.
 Horas después de lanzar su mejor partido en las ligas mayores, el novato Nick Adenhart, de Los Angeles, murió junto con otras dos personas embestido por un conductor supuestamente ebrio, cortando para siempre la promesa deportiva que había insinuado.
Los Angeles, California -
  • Gallo fue acusado de tres cargos de asesinato, tres de homicidio vehicular, de escapar después del choque y de conducir intoxicado

Horas después de lanzar su mejor partido en las ligas mayores, el novato Nick Adenhart, de Los Angeles, murió junto con otras dos personas embestido por un conductor supuestamente ebrio, cortando para siempre la promesa deportiva que había insinuado. Los Angeles planeaban rendir tributo al pelotero de 22 años antes del encuentro del viernes por la noche que abre una serie de tres juegos contra Boston en Anaheim. Los jugadores usarán una cinta fúnebre o emblema recordatorio en sus casacas durante el resto de la temporada. El equipo aplazó el jueves por la noche la final de la serie contra Oakland para despedir a Adenhart, que murió en un choque automovilístico el jueves temprano en la vecina Fullerton. El automóvil en que viajaban fue embestido en una intersección por una camioneta cuyo conductor aparentemente ignoró una luz roja, dijo la policía.

"Número 34, ahora eres un Angel más en el cielo"

Andrew Thomas Gallo, de 22 años, de Riverside, manejaba con una licencia suspendida debido a una condena anterior por manejar en estado de ebriedad. Los resultados preliminares indican que el nivel de alcohol en la sangre de Gallo era "sustancialmente superior al nivel legal" de 0,08%, precisó el teniente de policía Kevin Hamilton. Gallo fue acusado de tres cargos de asesinato, tres de homicidio vehicular, de escapar después del choque y de conducir intoxicado. No se le fijó fianza. Los aficionados rindieron tributo al pelotero el jueves frente al estadio de los Angeles. Depositaron flores, bates, afiches y otros objetos recordatorios. Después que Kayla McGuire, de 17 años, colocó sus flores, ella y dos amigas guardaron un momento de silencio. "Es triste", afirmó. "Era un novato que podía haber tenido un futuro realmente importante". Chris Burns, de 41 años, que presenció el juego del miércoles por televisión, comentó que "se siente la pérdida; es reconfortante venir aquí y estar con los demás que también lo sienten". Un afiche rezaba: "Número 34, ahora eres un Angel más en el cielo". En un bate se había escrito: "Ahora juegas para otro equipo de Angeles". Adenhart murió horas después de hacer su debut de la temporada con su padre en las gradas. Lanzó seis entradas sin permitir anotaciones contra los Athletics de Oaklands. Los Angeles perdieron el juego 6-4. "Es una tragedia que jamás olvidaremos", comentó compungido el manager del equipo Mike Scioscia. Adenhart murió en un hospital cuando lo sometían a una operación quirúrgica de urgencia para ver si podía sobrevivir. También murieron Henry Pearson, de Manhattan Beach, un pasajero de 25 años, y la conductora Courtney Stewart, de 20 años, de Diamond Bar, dijo la policía. Un cuarto ocupante del automóvil, Jon Wilhite, de 24 años, de Manhattan Beach, estaba en condición crítica pero se cree que sobrevivirá, dijo un vocero del hospital. Wilhite jugó béisbol del 2004 al 2008 en Cal State Fullerton. La madre de Stewart dijo que Adenhart y sus acompañantes habían ido a bailar a un club a una cuadra del lugar del choque.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×