Vergonzoso descalabro en el nuevo estadio de los Yanquis

Los Indios de Cleveland colocaron un récord en el libro del nuevo Yankee Stadium, al anotar la friolera de 14 carreras en el segundo inning, para propinar a Nueva York una paliza despiadada de 22-4.
 Los Indios de Cleveland colocaron un récord en el libro del nuevo Yankee Stadium, al anotar la friolera de 14 carreras en el segundo inning, para propinar a Nueva York una paliza despiadada de 22-4.
Nueva York, NY -
  • "Hicimos un buen trabajo al usar todos los lanzamientos y conectamos muchos pitcheos

Los Indios de Cleveland colocaron un récord en el libro del nuevo Yankee Stadium, al anotar la friolera de 14 carreras en el segundo inning, para propinar a Nueva York una paliza despiadada de 22-4. El venezolano Asdrúbal Cabrera sonó un grand slam y pegó un sencillo productor en el segundo inning, y los Indios le cayeron a palos al abridor taiwanés Chien Ming Wang, imponiendo varias marcas que podrían permanecer vigentes por mucho tiempo en la nueva casa de los Yanquis. "Fue uno de esos partidos para el equipo entero", dijo Mark DeRosa que conectó de 7-4 e igualó su mejor marca en las mayores con seis carreras remolcadas. "Muchos chicos tuvieron buenos swings". Mark DeRosa y Shin Soo-Choo batearon cuadrangulares de tres carreras, Travis Hafner, Grady Sizemore y el venezolano Víctor Martínez dispararon vuelacercas en solitario y el manager Eric Wedge se apuntó la victoria número 500 en su vida. El dominicano Jhonny Peralta sumó tres hits y dos impulsadas, luego de perderse el duelo del viernes, una derrota por 6-5, debido a un tirón en el codo izquierdo. Las 14 entradas de la segunda entrada son el mayor número registrado en ese capítulo en un partido de Grandes Ligas, según Elias Sports Bureau. Los 13 hits de ese inning son también un récord de equipo para un oponente de los Yanquis. "Hicimos un buen trabajo al usar todos los lanzamientos y conectamos muchos pitcheos hoy", dijo Wedge. Mark Teixeira y Melky Cabrera sonaron sendos jonrones de dos carreras por los Yanquis, que han sido humillados en dos de sus tres primeros juegos de la campaña regular en su nuevo parque de 1.500 millones de dólares. Nueva York cayó el jueves por 10-2 en el partido que marcó la inauguración del inmueble en la temporada, con un racimo de nueve carreras de Cleveland en el séptimo inning. Las carreras anotadas el sábado por los Indios representaron el mayor número del equipo desde que Cleveland aplastó por 22-0 también a Nueva York, el 31 de agosto del 2004, en el viejo Yankee Stadium. Además, las 22 carreras empataron el récord de los Yanquis, de más anotaciones permitidas en un duelo como locales. Wang (0-3) recibió ocho carreras y el mismo número de imparables en una entrada y un tercio, con lo que tiene una efectividad pasmosa de 34.50 en tres aperturas en lo que va del año. La temporada pasada, tuvo una foja de 5-0 y un promedio de carreras limpias admitidas de 3.23 en seis aperturas durante abril. "De hecho creo que lanzó mejores sinkers hoy pero esa entrada estuvo fuera de control y necesitamos arreglarlo", dijo Girardi. "Tenemos algo de tiempo, tendremos un día libre, creo que el jueves y debemos decidir qué es lo mejor para Chien-Ming Wang y el equipo". En el extremo opuesto de la rueda de la fortuna el dominicano Manny Ramírez está completamente de vuelta. Bateó sus primeros dos cuadrangulares de la temporada, y aunque se le cayó un elevado para su primer error, no impidió que los Dodgers de Los Angeles doblegaran por 9-5 a los Rockies de Colorado, extendiendo su racha ganadora a siete juegos consecutivos. "Estoy feliz de poder quitarme eso de encima", dijo Ramírez, que brindó con una botella de champán de parte del gerente del club Mitch Poole. "Se que la temporada es larga y sabía que iba a suceder, así que sólo traté de ser paciente", agregó Ramírez. "Pero tengo que seguir encontrando mi camino. Lo que hicimos hoy no significa nada. No se trata de cómo empiezas sino de cómo terminas. Debemos seguir luchando y seguir ganando". Andre Ethier también conectó un par de batazos de vuelta entera. Produjo cuatro carreras bateando como segundo en el orden por primera vez en la temporada. El manager Joe Torre cambió la alineación para dar un día de descanso al parador en corto dominicano Rafael Furcal, al tercera base Casey Blake y al receptor Russell Martin luego del triunfo del viernes, remontando una desventaja. Los dos cuadrangulares de Ramírez fueron en solitario y totaliza 529 en su carrera, cinco atrás de Jimmie Foxx para el 16 lugar de todos los tiempos y a siete del total de Mickey Mantle. "Quizá llegó a esto con más facilidad porque hemos ganado últimamente", dijo Torre. "Creo que dependemos mucho de él y darle una salida como hoy fue un gran impulso para todos. Fue excelente que todos contribuyeran de la forma en que lo hicieron hoy". Chad Billingsley (3-0) permitió tres carreras y cuatro imparables en seis entradas, con seis ponches y tres bases por bolas. El derecho tenía ventaja de 5-0 antes de que lo atacaran los Rockies en el sexto episodio con un triple productor de dos carreras de Brad Hawpe y un elevado de sacrificio de Ian Stewart. Los Dodgers incrementaron la ventaja con cuatro anotaciones en el séptimo capítulo. Aaron Cook (0-1) recibió cinco carreras y ocho hits en cuatro entradas, permitiendo tres cuadrangulares. En el resto de los partidos de la jornada los Piratas vencieron por 10-0 a los Bravos; los Mets por 1-0 a los Cerveceros; los Azulejos por 4-2 a los Atléticos; los Marlins por 9-6 a los Nacionales; los Diamondbacks por 2-0 a los Gigantes; los Astros por 7-0 a los Rojos; y los Medias Blancas por 8-3 a los Rays. También el sabado los Cachorros triunfaron por 7-5 ante los Cardenales, los Mellizos por 9-2 ante los Angelinos; los Medias Rojas por 6-4 ante los Orioles; los Padres por 8-5 ante los Filis; los Reales por 2-0 ante los Rangers; y los Tigres por 2-0 ante los Marineros.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×