Jorge Cantú demuestra sus quilates como cuarto bate

Pegar un jonrón en el Citi Field es una proeza y si alguien conecta dos en un mismo juego, pues hay que sacarse el sombrero.
 Pegar un jonrón en el Citi Field es una proeza y si alguien conecta dos en un mismo juego, pues hay que sacarse el sombrero.
Nueva York, EUA -
  • Cantú espera que el equipo vuelva a recuperar el buen paso

Pegar un jonrón en el Citi Field es una proeza y si alguien conecta dos en un mismo juego, pues hay que sacarse el sombrero.

Tal es el caso de Jorgé Cantú, cuyos dos jonrones tuvieron el valor magnificado de cortar una racha de siete derrotas consecutivas de los Marlins de la Florida.

Instalado en su nueva posición como primera base y como cuarto en el orden ofensivo, el mexicano está demostrando que su fenomenal 2008 no fue obra de la casualidad y que los Marlins hicieron bien en darle un contrato de 3,5 millones de dólares por una Temporada.

Hasta la fecha, un total de 17 jonrones han sido conectados en 11 juegos en el flamante estadio de los Mets. La cantidad contrasta enormemente con los 26 que han sido sacudidos en el nuevo Yankee Stadium, el hogar de los Yanquis en el otro extremo de la ciudad.

Todavía nadie ha podido conectar un cuadrangular por el jardín central del Citi Field y los que Cantú disparó la noche del martes fueron por el bosque izquierdo, tal vez la parte más accesible. Pero fueron verdaderos jonrones.

"El viento me ayudó. Pero es un estadio inmenso. Eso no se puede menospreciar", dijo. "Hay que tener mucho poder".

No por nada el manager de los Marlins Fredi González se mostró aliviado por los vuelacercas del mexicano: "Se puede contar con él en los momentos claves, es muy oportuno con el bate".

Los Marlins sólo habían conectado cuatro bambinazos en la racha de siete derrotas en fila que les bajó los humos tras precisamente hilvanar una seguidilla de siete triunfos. Durante el bache, el promedio total fue de .199.

Cantú espera que el equipo vuelva a recuperar el buen paso.

"Perder siete juegos seguidos no es nada agradable, pero sabemos que tenemos un buen equipo. Nos vamos a soltar otra vez y recuperar el nivel ofensivo que teníamos cuando comenzamos la Temporada".

Florida aparece en el lugar 26 en las Mayores con su promedio ofensivo global de .246, pero Cantú ha sido una de las excepciones.

Cantú acumula promedio .357 y encabeza al equipo con sus cinco cuadrangulares y 17 impulsadas. Se temió que un pelotazo que recibió en la mano izquierda le estaba afectando, pero parece algo superado.

Su aporte es más crucial ahora que el estelar campocorto dominicano Hanley Ramírez se ha perdido los últimos juegos por los efectos de otro pelotazo, aunque en la mano derecha.

"Puedo decir que sé lo que se siente con un golpe de esos", dijo Cantú. "Es clave que vuelva pronto. Representa una pieza valiosa para nuestro equipo. Realmente lo necesitamos".

En otro sentido, Cantú está claramente asentado en su papel como cuarto al bate en la alineación de los Marlins.

Su fichaje el año pasado por la módica suma de medio millón de dólares fue certero para los Marlins, y Cantú respondió con sus mejores números en casi todos los sentidos, incluyendo juegos disputados (155), jonrones (29), impulsadas (95), hits (174) y dobles (41).

También ha cumplido en cuanto a defensa, si bien los Marlins lo han movido por casi todo el cuadro interior. Pasó de la intermedia a la antesala este año y no puso pero cuando le pidieron jugar en la inicial esta campaña para que el dominicano Emilio Bonifacio pudiese desempeñarse como tercera base.

"Ahora mismo no me puedo quejar de nada. Estoy pasando por un momento perfecto y con el equipo", dijo Cantú.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×