Regaño de Minaya pone al tapete falencia de los Mets

El swing que Carlos Beltrán no hizo para poner fin a la serie de campeonato de 2006. Los dos colapsos consecutivos en la recta final. Las malas vibraciones que no dejan de desaparecer en torno a...
El swing que Carlos Beltrán no hizo para poner fin a la serie de campeonato de 2006. Los dos colapsos consecutivos en la recta final. Las malas vibraciones que no dejan de desaparecer en torno a un equipo que en los papeles rebosa de talento.
 El swing que Carlos Beltrán no hizo para poner fin a la serie de campeonato de 2006. Los dos colapsos consecutivos en la recta final. Las malas vibraciones que no dejan de desaparecer en torno a un equipo que en los papeles rebosa de talento.
Nueva York, EUA -
  • Minaya sacudió el avispero cuando intimó que a Mets les falta "algo"

El swing que Carlos Beltrán no hizo para poner fin a la serie de campeonato de 2006. Los dos colapsos consecutivos en la recta final. Las malas vibraciones que no dejan de desaparecer en torno a un equipo que en los papeles rebosa de talento.

¿Son los Mets de Nueva York un equipo muy endeble?

Omar Minaya sacudió el avispero cuando intimó que a los Mets les falta "algo". El Gerente del equipo dio marcha atrás casi que inmediatamente al darse cuenta de que se trataba de un asunto que fácilmente iba a causar resquemores entre los jugadores.

Pero el debate persiste sobre si Nueva York requiere cambios radicales en la composición de su nómina y buscar jugadores con diferente actitud.

La frase precisa en inglés que utilizó Minaya fue "edge", una que no tiene una traducción literal al español. Jugar con "intensidad", "extra" y "garra" pueden cubrir el concepto.

"Tenemos buenos jugadores, excelentes profesionales", dijo Minaya al portal “Foxsports.com” la semana pasada. "David Wright tiene una sonrisa en el rostro, una sonrisa en el rostro de José Reyes. Pero les falta algo. Algunos dirán que es liderazgo. A veces se necesita un poco de malicia como juegas. Hay gente que percibe el liderazgo como malicia. No puedo decir que tenemos ese tipo de jugador. Tenemos líderes. Pero la percepción de liderazgo es diferente".

La razón que Minaya se puso a hacer un análisis de la forma de ser del equipo que él mismo armó obedece al arranque de Temporada que ha tenido, con un decepcionante récord de 11-13. Cumplido un mes de campaña, estar por debajo de .500 no corresponde a las altas expectativas que se habían planteado.

Se suponía que la llegada de Francisco Rodríguez como cerrador sería el agua bendita, luego que los relevistas malograsen 16 rescates tras la pausa del Juego de Estrellas el año pasado.

El bullpen se ha encumbrado entre los mejores de la Liga Nacional, pero los Mets no contaban que Oliver Pérez (9.97 de efectividad) volvería a la inconsistencia de sus años con los Piratas de Pittsburgh o fallar con demasiada frecuencia con hombres en posición de anotar (dejan casi 10 hombres por juego en base esperando un remolque) y que Johan Santana sea el único abridor fiable.

Hasta la victoria 6-4 de visita ante Atlanta el lunes, los Mets no habían logrado esta campaña un triunfo viniendo de atrás.

Su piloto Jerry Manuel llegó incluso a clamar por remontadas cuando manifestó que sus dirigidos se inclinaban fácilmente al verse abajo en la pizarra, en sentido opuesto a lo que es casi una rutina para los Filis de Filadelfia, sus encarnizados rivales de División.

Gracias a un racimo de cuatro carreras en el sexto inning ante Javier Vázquez y par de jonrones de Beltrán y Wright, los Mets exhibieron el lunes "una vibración diferente", de acuerdo con su abridor John Maine.

Wright también habló sobre "pasión" y energía", claramente haciendo eco de los dichos de Minaya.

Sólo han transcurrido 24 de los 162 partidos de la campaña, pero los Mets necesitan mantener la actitud desplegada el lunes en el Turner Field con constancia.

Quedar fuera de la Postemporada por tercer año consecutivo simplemente no será tolerado. La base del equipo, llámese Reyes-Wright-Beltrán, podría ser desmontada mediante canjes.

Minaya tuvo en su poder haber hecho algunos cambios tras el fiasco de 2008, pero se enfocó exclusivamente en el relevo.

Lo curioso es que alguien que no formó parte de los descalabros recientes y que aterrizó a modo de una especie de regalo es quien ha mejor ha descrito los problemas de actitud en torno a los Mets.

"Tenemos el talento. Lo que nos falta es jugar con intensidad", afirmó el jardinero Gary Sheffield. "No se trata de tener intensidad cuando se está ganando. También se necesita intensidad cuando estás perdiendo, porque es entonces que se necesita ese tipo de actitud para reaccionar".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×