Liriano aún trata de tener éxito con menos velocidad

Las rectas y sliders de Francisco Liriano se movían y zumbaban hace tres años como si fuese un juego de video, un impresionante inicio para una prometedora carrera que se ha estancado en la...
Las rectas y sliders de Francisco Liriano se movían y zumbaban hace tres años como si fuese un juego de video, un impresionante inicio para una prometedora carrera que se ha estancado en la difícil recuperación de una operación del codo.
 Las rectas y sliders de Francisco Liriano se movían y zumbaban hace tres años como si fuese un juego de video, un impresionante inicio para una prometedora carrera que se ha estancado en la difícil recuperación de una operación del codo.
Minneapolis, EUA -
  • Está aprendiendo a usar su alterado brazo izquierdo

Las rectas y sliders de Francisco Liriano se movían y zumbaban hace tres años como si fuese un juego de video, un impresionante inicio para una prometedora carrera que se ha estancado en la difícil recuperación de una operación del codo.

El dominicano aún está aprendiendo a usar su alterado brazo izquierdo, y algunas lecciones han sido difíciles, incluso mucho después de la operación. Con sus lanzamientos —otrora imbateables— moviéndose tres o cuatro kilómetros por hora menos que en su estelar Temporada de novato con Minnesota, el serpentinero de 25 años sabe que tiene que ser más inteligente y estar más concentrado si quiere ganar.

Esta Temporada, eso no ha sucedido mucho.

"El va a tener que dilucidar qué hacer", dijo el manager Ron Gardenhire. "Es muy buen pitcher".

Liriano sufrió su sexta derrota —encabeza la Liga Americana en esta estadística— esta semana, cuando los Medias Rojas de Boston batearon 11 hits en cuatro innings, incluyendo cinco consecutivos en el tercero, y vencieron a los Mellizos en el Metrodome. El promedio de carreras limpias de Liriano subió a 6.42, mientras que su confianza ha caído.

"No es lo mismo", dijo Liriano, reflexionando sobre su año de novato. "Ahora yo solamente tiro 92 millas. Tengo que encontrar la forma de lanzar así, sin lanzamientos de 95 ó 96 millas. A veces hago buenos lanzamientos. Pero no tengo un buen ritmo, ¿entiendes? Hacerlo una y otra vez. Necesito más consistencia".

Ser más consistente en el montículo significa ser menos consistente —o menos predecible— con su slider. Liriano la empleó para ponchar a tres hombres de Boston en el segundo inning con corredores en segunda y tercera. Pero de ahí en adelante no le salió tan bien.

"En lugar de limitarse a slider, recta, slider, yo hablé con él para que confíe más en sus otros lanzamientos", dio el entrenador de pitcheo Rick Anderson. "Uno usa esa slider demasiado y le resta el efecto. Eso es lo que él está haciendo, la está usando demasiado".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×