El venezolano Escobar lanzará por primera vez desde el 2007

El abridor estelar venezolano Kelvim Escobar, de los Angelinos de Los Ángeles, volverá por primera vez al montículo en 20 meses cuando el sábado se enfrente a los Tigres de Detroit.
 El abridor estelar venezolano Kelvim Escobar, de los Angelinos de Los Ángeles, volverá por primera vez al montículo en 20 meses cuando el sábado se enfrente a los Tigres de Detroit.  (Foto: Reuters)
Los Angeles, Estados Unidos (Reuters) -
  • Regresa a la competición después de haber tenido que operarse del hombro derecho que le obligó a perderse toda la temporada del 2008.

El abridor estelar venezolano Kelvim Escobar, de los Angelinos de Los Ángeles, volverá por primera vez al montículo en 20 meses cuando el sábado se enfrente a los Tigres de Detroit. Escobar, de 33 años, regresa a la competición después de haber tenido que operarse del hombro derecho que le obligó a perderse toda la temporada del 2008 y lo que va de la nueva. El lanzador venezolano ahora tiene ante si el gran reto de demostrar que está completamente recuperado y que cuando le llegue el turno de ser agente libre pueda conseguir un gran contrato y seguir en las Grandes Ligas. Antes de sufrir la grave lesión, Escobar concluyo la temporada con marca ganadora de 18-7 y 3.40 de promedio de efectividad para ser clave en los triunfos de los Angelinos. "Estoy seguro que hay una gran número de personas que tendrán dudas acerca de como se encuentra mi brazo", declaró Escobar al periódico "Los Ángeles Times". "Mi respuesta debe ser la de mostrarle que estoy completamente recuperado". Escobar dijo que después que haya cumplido cuatro meses de trabajo sin problemas, también habrá demostrado la gran recuperación que tuvo tras la operación. El lanzador venezolano también señaló que su gran preocupación no es conseguir un gran contrato para la próxima temporada sino ayudar al máximo al equipo, aunque le gustaría continuar con los Angelinos. "¿Quién no va a desear seguir aquí?", cuestiono Escobar. "Es una gran organización y lugar ideal para jugar al béisbol, con unos aficionados excepcionales, sin que el dinero tengo que estar como primera prioridad". Escobar dijo que ganaba lo suficiente, estaba feliz y lo único que deseaba era volver a jugar pelota. El lanzador venezolano completó cinco episodios el pasado lunes en trabajo de rehabilitación para ceder cinco carreras, cuatro fueron limpias, y sacó dos ponches. Desde que llegó hace 11 temporadas a las Grandes Ligas, Escobar tiene marca ganadora de 101-90 con 59 salvamentos y 4.15 de promedio de efectividad después de haber trabajado con los Azulejos de Toronto y los Angelinos. "Estoy muy ilusionado con lo que puedo hacer de nuevo desde el montículo y ahora sólo falta esperar un poco más que llegue la hora de la verdad", señaló Escobar.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×