Pedro Martínez regresa al Yankee Stadium más motivado

Nuevo desafío para el abridor dominicano Pedro Martínez que vuelve al Yankee Stadium más motivado que nunca para ser una vez más el gran centro de atención y protagonista cuando salga al montículo...
 Nuevo desafío para el abridor dominicano Pedro Martínez que vuelve al Yankee Stadium más motivado que nunca para ser una vez más el gran centro de atención y protagonista cuando salga al montículo en el sexto partido de la Serie Mundial.
Nueva York, Estados Unidos (Reuters) -
  • Partido de vida o muerte, sin mañana para su equipo de los Phillies de Filadelfia que van 2-3 abajo en la Serie Mundial

Nuevo desafío para el abridor dominicano Pedro Martínez que vuelve al Yankee Stadium más motivado que nunca para ser una vez más el gran centro de atención y protagonista cuando salga al montículo en el sexto partido de la Serie Mundial.

"No es coincidencia, es el destino el que te pone en los sitios privilegiados"

Partido de vida o muerte, sin mañana para su equipo de los Phillies de Filadelfia que van 2-3 abajo en la serie al mejor de siete, contra el rival al que más le gusta vencer, a los Yanquis de Nueva York, con los seguidores que también más le abuchean. Martínez, que hace tres meses se encontraba en su natal República Dominicana sin equipo hasta que los Filis confiaron en su clase y experiencia, saldrá para mantenerlos con vida y forzar la primera Serie Mundial que se va al máximo de siete juegos desde el 2002. Sin perder el toque de filosofía, desafiante y bromista, Martínez no oculta que enfrentar a los Yanquis es la clase de desafío que le gusta encontrarse y por el que siempre está motivado. Será su séptima presentación en fase final ante los Yankees, contra quienes tiene marca de 1-2 y 4.72 de promedio de carreras limpias permitidas, pero le falta todavía el gran triunfo y ese puede llegar en el sexto partido del "Clásico de Otoño". La solitaria victoria se remonta a su época con los Medias Rojas de Boston, en la serie de campeonato de 1999. Así que ganarle a Nueva York, una década después, podría ser el broche de oro para un lanzador de 38 años, futuro miembro del Salón de la Fama. "No es coincidencia, es el destino el que te pone en los sitios privilegiados", declaró Martínez ante los periodistas. "El estar aquí es un privilegio, no lo ves de manera negativa, para mí es positivo". Fue aquí donde Martínez, el ganador de tres premios Cy Young, valoró la oportunidad única de encontrarse como la atracción principal. "Me estaba riendo solo en el clubhouse, una hora esperando para hacer esta entrevista. Pensaba que en realidad yo soy un hombre bendecido de poder estar aquí... de una vez más caer aquí", comentó. Todos los elementos son considerados por Martínez como perfectos para darle más proyección y valor a todo lo que ha conseguido como profesional. "Para lo que he hecho en mi carrera, para todas las dificultades y vicisitudes que he tenido que pasar, esto es un gran regalo para mí", subrayó Martínez. El lanzador derecho dominicano reivindicó su nivel de juego que siempre ha tenido como profesional y el escenario del Yankee Sadium es "ideal" para mostrar de nuevo su trabajo. "Por el nivel de juego que he desarrollado durante mi carrera, ésta es la clase de sitio que yo me merezco, en una Serie Mundial y hacerlo en un estadio como éste, el más legendario de todos", destacó el estelar dominicano. Martínez fue el derrotado en el segundo juego de la serie, ganado por los Yanquis 3-1. En esa salida permitió seis hits y tres carreras en seis episodios, un trabajo que para nada lo dejo "frustrado" sino todo lo contrario esperanzado de poder tener una segunda oportunidad y completarlo con un triunfo. Jonrones solitarios de Mark Teixeira y del toletero japonés Hideki Matsui fueron la mancha de esa apertura, en la que sacó ocho ponches. El piloto de los Filis, Charlie Manuel, se mostró seguro que Martínez repetirá esa actuación, incluso mejor al declararse convencido que el dominicano no ha tocado techo. "Creo que lo que se verá será algo similar a la vez anterior, porque las últimas veces que le ha tocado lanzar ha estado bastante consistente", destacó Manuel. "Tiene un gran control. Más que nada, Pedro tiene un don especial para el arte de lanzar". La gran interrogante que flota en el ambiente beisbolístico es que Martínez tiene 38 años y su salida de hoy, miércoles, por la noche, será su primera esta fase final con el mínimo de cinco días de descanso. Había tenido 12 días de pausa antes de lanzar la semana pasada contra los Yanquis y 17 días cuando le tocó abrir en el segundo juego de la serie de campeonato de la Liga Nacional, para irse sin decisión ante los Dodgers de Los Ángeles con pelota de dos imparables sin carreras en siete entradas. Pero los días de descanso de Martínez no es algo que preocupe a Manuel, sino todo lo contrario, se siento más confiado que nunca que el lanzador derecho dominicano va a hacer historia. "Creo que va alcanzar su apogeo en el momento adecuado", señaló el piloto. "Mientras más lanza, mejor lo hace". Martínez también despreció las menciones sobre descanso y límites de lanzamientos al decir que saldrá a quemar todos sus cartuchos. "Aquí se deja todo, hasta los 'cleats' (tacones de las zapatillas) tengo que dejarlos en el terreno", bromeo Martínez. "Aquí no hay tiempo para que el juego se te vaya de las manos ... Todo el mundo está en la tómbola para el sexto y el próximo juego. No hay nada que escudriñar, hay que hacerlo todo", explicó. Tampoco le preocupa para nada el ambiente o la presión del momento, sino todo lo contrario, se siente más tranquilo y seguro que nunca. Curtido por numerosos partidos de alto voltaje, Martínez se divierte cuando le tratan de mostrar un panorama terrible en el momento de volver a enfrentarse a los Yanquis, que están a las puertas de su vigésimo séptimo título de la Serie Mundial. "Es un día especial, pero es sólo un partido, importante, pero no puedo detenerme a pensar que grado de valor tiene, sino que entiendo la situación en la que nos encontramos y hay que ganar", admitió Martínez. "He lanzado en varios juegos que parecen el último para nosotros. Saldré con la misma seriedad". El resultado final será el que establezca si Martínez ha llegado al Yankee Stadium con las manos llenas de clase, poder y experiencia para dejar en el camino a los Bombarderos del Bronx.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×