Bobby Cox quiere cerrar con broche de Oro su era con Atlanta

Chipper Jones sólo ha tenido un manager desde que debutó con los Bravos de Atlanta y por supuesto que quiere darle un regalo de despedida muy especial a Bobby Cox.
 Chipper Jones sólo ha tenido un manager desde que debutó con los Bravos de Atlanta y por supuesto que quiere darle un regalo de despedida muy especial a Bobby Cox.
Atlanta, Estados Unidos -
  • A sus 68 años, Cox se alista para iniciar su última temporada como manager de los Bravos de Atlanta

Chipper Jones sólo ha tenido un manager desde que debutó con los Bravos de Atlanta y por supuesto que quiere darle un regalo de despedida muy especial a Bobby Cox. ¿Qué tal volver a disputar juegos en octubre y ganar una Serie Mundial? A sus 68 años, Cox se apresta a iniciar su última temporada como piloto. Será la 21ra consecutiva al frente de Atlanta y la 28 al incluir ciclos previos con esa franquicia y la de Toronto. Sus números son impresionantes. Con 2.409 victorias, Cox ocupa el cuarto lugar en la lista histórica detrás de Connie Mack (3.731), John McGraw (2.763) y Tony La Russa (2.550). Es junto con Joe McCarthy uno de los dos pilotos con seis campañas con 100 triunfos en temporada regular. "Por ser este el último, hay un poco más de motivación de hacer el trabajo y tener una campaña con un campeonato", dijo Jones, el eterno tercera base de los Bravos. Los Bravos no han asomado la nariz en los playoffs desde 2005, el año en que se puso fin a una racha de 14 títulos de división. Pero hicieron ruido el año pasado, en el que estuvieron peleando hasta las últimas semanas al obtener 86 victorias. Como es lo habitual con los equipos de Cox, el pitcheo fue lo que iluminó el camino al quedar terceros en la Liga Nacional en cuanto a efectividad (3.57). Con la aparición de Tommy Hanson y Jair Jurrjens, un par de derechos que no pasan de los 25 años, Atlanta se relame ante la presencia de su mejor rotación desde los tiempos de Tom Glavine, Greg Maddux y John Smoltz. Si la ofensiva produce a un nivel aceptable, los Bravos están en condiciones de destronar a los Filis de Filadelfia, mandamases en el Este del Viejo Circuito en las últimas tres campañas. Para Cox, la cercanía del retiro no modificará en nada su forma de ser y estilo de dirigir al considerar el 2010 un año como cualquier otro. "El objetivo es volver a una Serie Mundial y ganarla. Estamos capacitados para ello", afirmó Pese al monopolio ejercido en su división, los Bravos sólo pueden presumir una corona del Clásico de Otoño, la de 1995. El futuro de los Bravos recae sobre los hombros de Jurrjens y Hanson, quienes entre si se anotaron 25 victorias la pasada campaña y cada uno tuvo promedio de efectividad por debajo de 3.00. Hanson es quien llama más la atención desde su debut en mayo al redondear foja de 11-4 y recetar 116 ponches en 127 innings. Al contar con superávit de abridores, se pudieron dar el lujo de transferir a Javier Vázquez —ganador de 15 partidos— a los Yanquis por el jardinero Melky Cabrera. Los veteranos de la rotación serán Derek Lowe y Tim Hudson. Lowe tuvo marca de 15-10, pero perdió la brújula en la segunda mitad cuando su efectividad se fue por encima de 5.00. Hudson debe rendir mejor tras pasar más de un año de haberse operado el codo. Kenshin Kawakami (7-12, 3.61 en 25 salidas) completa el quinteto. Atlanta remozó el bullpen al dejar ir a sus dos principales relevistas, Rafael Soriano y Mike González. Los nuevos son el cerrador Billy Wagner (385 rescates de por vida) y el preparador Takashi Saito, quienes terminaron la pasada campaña con Boston. Este es un renglón que no inspira completa seguridad debido a que Wagner ya tiene 38 años y viene de una seria operación en el codo. Hay pitcheo, pero el verdadero desafío para los Bravos será respaldarles con una cosecha rica de carreras. El asunto está que dependen de dos veteranos artilleros, Jones y Troy Glaus, que suscitan más interrogantes que certezas. Jones declinó enormemente en promedio, de .364 a .264, y apenas produjo 71 carreras. Glaus casi ni jugó en 2009 por lesiones y sólo tiene tres campañas completas desde 2003, pero confían que el cambio de la antesala a la inicial le ayudará a recuperar el toque con el que solía promediar 30 jonrones por campaña. La pieza vital de la ofensiva es su catcher Brian McCann (21 jonrones y 94 remolcadas), cuyo aporte en la segunda mitad fue lo que los mantuvo en carrera hasta septiembre. Ha demostrado que aguanta en una exigente posición, ya que ha disputado por lo menos 130 juegos en cada una de las últimas cuatro temporadas. Los tres titulares de los jardines ni siquiera estaban al inicio de 2009. Quien mejor luce es el central Nate McLouth (20 jonrones, 70 remolcadas y 19 robos) tras un canje de mitad de año con Pittsburgh. El dominicano Cabrera estará en el bosque izquierdo, mientras que Matt Díaz lo hará en el derecho. Pero en cualquier momento podría abrirse el paso a Jason Heyward, un corpulento toletero de 20 años que es considerado como el prospecto más cotizado de las mayores. En el medio del cuadro interior están el torpedero cubano Yunel Escobar y el intermedista venezolano Martín Prado. Ambos vienen de excelentes temporadas: Escobar bateó para .299 con 76 impulsadas, mientras que Prado lo hizo para .307 tras quitarle el puesto a Kelly Johnson.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×