El 'Perfecto' Halladay, después de conseguir la proeza

Apenas habían pasado unas cuantas horas de su momento de perfección y Roy Halladay ya estaba de vuelta con su rutina de siempre. Lo hizo menos de 12 horas después de lanzar el vigésimo juego...
Apenas habían pasado unas cuantas horas de su momento de perfección y Roy Halladay ya estaba de vuelta con su rutina de siempre. Lo hizo menos de 12 horas después de lanzar el vigésimo juego perfecto en la historia de las mayores.
 Apenas habían pasado unas cuantas horas de su momento de perfección y Roy Halladay ya estaba de vuelta con su rutina de siempre. Lo hizo menos de 12 horas después de lanzar el vigésimo juego perfecto en la historia de las mayores.
Miami, Florida -
  • Halladay lanzó ayer el vigésimo juego perfecto en la historia de las Mayores ante los Marlins

Apenas habían pasado unas cuantas horas de su momento de perfección y Roy Halladay ya estaba de vuelta con su rutina de siempre. Como siempre, Halladay fue el primero en llegar al vestuario de los Filis de Filadelfia. Lo hizo menos de 12 horas después de lanzar el vigésimo juego perfecto en la historia de las mayores, al maniatar 1-0 a los Marlins de la Florida.

"Creo que la memoria en tu mente perdura más que una colección de objetos"

Dormir, según dijo Halladay, no era ninguna opción. Su rutina de preparación, una que maravilla a sus colegas, va primero. "Eso lo haré este invierno", dijo Halladay. Halladay llegó al estadio a las 8.45 de la mañana del domingo tras dormir unas cuantas horas. Su teléfono estaba repleto de mensajes de felicitación. El último out del juego del sábado era mostrado una y otra vez en las pantallas de TV del clubhouse. Cuando los lanzadores de los Filis salieron al terreno para estirarse a las 11 de la mañana, Halladay ya estaba en el terreno como si nada extraordinario hubiese pasado. "Llega temprano al estadio, ya sudó y se bañó antes que nosotros entremos al terreno", indicó el segunda base de los Filis Chase Utley. "Existe una razón para su éxito". Halladay no sabe lo que hará con la pelota que usó para sacar el out 27, salvo que sus hijos querrán guardarla como recuerdo. "No soy muy fanático de los recuerdos", dijo Halladay. "Creo que la memoria en tu mente perdura más que una colección de objetos". Halladay (7-3) ponchó a 11 la noche del sábado, con 115 pitcheos para hacer historia. Señaló que creyó que el juego perfecto había sido estropeado al iniciar el noveno inning, cuando el emergente Mike Lamb sacudió una recta de 91 millas por hora a lo profundo del bosque central. Pero el Sun Life Stadium es espacioso y el jardinero Shane Victorino hizo la atrapada en la zona de advertencia. Dos bateadores después, la obra maestra estaba hecha. "Es increíble como hace todo", dijo Josh Johnson, el pitcher de Florida que cargó la derrota tras permitir una carrera sucia. "Todo es estrictamente apegado al libreto, nada espontáneo. Sale a completar el juego, es tremendo verlo hacerlo". Fue el segundo juego perfecto en las mayores este mayo, ya que hace 20 días Dallas Braden tiró uno con Oakland contra Tampa Bay. Y es la primera vez en la era modern que un par de juegos perfectos se consigen en la misma campaña. Además, Halladay tiró el tercer juego sin hits del año. El dominicano Ubaldo Jiménez de Colorado lanzó un juego de ese tipo en abril.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×