Los Yanquis y el dilema de abrir con Burnett

Pase lo que pase, A.J. Burnett abrirá por los Yanquis de Nueva York el cuarto juego de la serie de campeonato de la Liga Americana.
 Pase lo que pase, A.J. Burnett abrirá por los Yanquis de Nueva York el cuarto juego de la serie de campeonato de la Liga Americana.
Nueva York, Nueva York -
  • Burnett no lanza desde el 2 de octubre.
  • La serie está 1-1.

Pase lo que pase, A.J. Burnett abrirá por los Yanquis de Nueva York el cuarto juego de la serie de campeonato de la Liga Americana. "Tenemos una rotación", reiteró el lunes el manager de los Yanquis Joe Girardi al esquivar la pregunta sobre si podría cambiar de abridor dependiendo de las circunstancias tras el tercer partido en casa frente a los Rangers de Texas. Es la pregunta que se ha planteado hasta el cansancio sobre Burnett, una incógnita dentro de la rotación de abridores de los Yanquis. El derecho, que cumple el segundo año de un contrato de cinco por 82,5 millones de dólares, no lanza desde el 2 de octubre y cerró la campaña regular con marca de 1-7. A Girardi se le ha cuestionado por arriesgar el martes con Burnett, en vez de recurrir al as CC Sabathia con tres días de descanso. "Es algo que lo escucho por todas partes, pero es algo a lo que no le presto atención. Sé que se han escrito muchas cosas. No leo mucho, así que no le doy tanto valor", dijo Burnett, quien fue marginado de la rotación en la serie de primera ronda ante los Mellizos de Minnesota. "Cuando salgo a desayunar y almorzar, la gente se me acerca y sólo me dicen cosas positivas" Al tener el turno como abridor se abre también la posibilidad de un cambio del titular detrás de la receptoría, ya que a Burnett suele irle mejor con el venezolano Francisco Cervelli que con el puertorriqueño Jorge Posada. Esta campaña, la marca de Burnett con Cervelli fue de 7-10 y 4.66 de efectividad con Cervelli. Pero la foja fue de 2-3 y 7.28 de efectividad con Posada. Girardi declinó confirmar si hará un cambio: "De eso me preocuparé mañana", afirmó. Burnett dijo que le da igual quien será su catcher. "Nos sentimos cómodos el uno con el otro", señaló al referirse a su sintonía con Posada. "No hay nada que me inquieta con Jorge. Sé que puede trabajar conmigo. Voy a estar preparado sea quien sea detrás del plato". Lo que sí quiso recalcar fue que su motivación será repetir el desempeño en la pasada postemporada, cuando tuvo efectividad de 5.27 en cinco aperturas. Ganó un juego y perdió otro ante los Filis de Filadelfia en la Serie Mundial. "Voy a inspirarme en lo que hice el año pasado", sostuvo. "...Ha pasado mucho tiempo desde mi última vez en el montículo, pero me siento en forma y creo que todo saldrá normalmente".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×