Yanquis 7, Rangers 2; NY despierta y sigue vivo

Al borde del abismo, los Yanquis de NY encontraron a tiempo la pólvora para mantenerse de pie en la serie de campeonato de la Liga Americana. Robinson Canó disparó su cuarto jonrón de la serie en...
Al borde del abismo, los Yanquis de NY encontraron a tiempo la pólvora para mantenerse de pie en la serie de campeonato de la Liga Americana. Robinson Canó disparó su cuarto jonrón de la serie en respaldo de CC Sabathia.
 Al borde del abismo, los Yanquis de NY encontraron a tiempo la pólvora para mantenerse de pie en la serie de campeonato de la Liga Americana. Robinson Canó disparó su cuarto jonrón de la serie en respaldo de CC Sabathia.
Nueva York, Nueva York -
  • Los Yanquis se llevaron el último juego de la serie en el Yankee Stadium y siguen con vida
  • Los Rangers de Texas siguen al frente 3-2 en la serie, y ahora todo se decidirá en Arlington

Al borde del abismo, los Yanquis de Nueva York encontraron a tiempo la pólvora para mantenerse de pie en la serie de campeonato de la Liga Americana. Robinson Canó disparó su cuarto jonrón de la serie en respaldo de CC Sabathia y los Yanquis de Nueva York derrotaron el miércoles 6-2 a los Rangers de Texas. La búsqueda de una 28vo campeonato de Serie Mundial sigue con vida por parte de los Yanquis, al acercarse 3-2 en el duelo por el cetro de la Liga Americana. Para avanzar, sin embargo, deberán ir a Texas y ganar los últimos dos partidos ante unos Rangers que tienen en lista de espera a su as Cliff Lee para un eventual séptimo juego. El viernes, Phil Hughes abrirá por los Yanquis contra Colby Lewis. Luego que en el primer juego no pasó del cuarto inning, Sabathia sudó copiosamente con 112 pitcheos para completar seis. Los Rangers le conectaron 11 hits y en cada entrada lograron embasar corredores. Pese a batear más hits que Nueva York (13-9), Texas sufrió su primer derrota en cinco partidos como visitante esta postemporada al no aprovechar sus numerosas oportunidades. En un atardecer de otoño en Nueva York, el equipo local tomó la delantera en la segunda entrada con sencillos remolcadores consecutivos de Jorge Posada y Curtis Granderson, además de la complicidad de la defensa de los Rangers y el descontrol de su abridor C.J. Wilson al conceder dos bases por bolas. El imparable de Granderson por el jardín derecho precipitó una serie de malos tiros que facilitaron dos carreras en la jugada, poniendo la pizarra 3-0. La diferencia aumentó con los jonrones solitarios de Nick Swisher y el dominicano Canó, uno detrás del otro, al abrir la tercera entrada. Canó, con promedio de .421 en la serie, pasó a batear como tercero en el orden ofensivo debido a la lesión de Mark Teixeira. Wilson colgó ceros en los seis innings iniciales del primer juego, uno que los Yanquis ganaron cuando el bullpen de Texas se derritió y desperdició una ventaja de cinco carreras. Pero el zurdo no fue ni la sombra del viernes pasado al tolerar seis hits y seis carreras —cinco limpias— con cuatro boletos en cinco entradas. Los Yanquis se llevaron un susto cuando Lance Berkman, quien tomó el lugar de Teixeira en la inicial, cayó de espaldas al tratar de atrapar un elevado de foul. Pasaron varios segundos de tensión antes que Berkman pudo reincorporarse para seguir en el partido. Berkman fue responsable de producir la sexta carrera de los Yanquis mediante un elevado de sacrificio con las bases llenas en el quinto. Pero Texas sí sufrió un baja importante, ya que su jardinero izquierdo Nelson Cruz tuvo que salir en el quinto por una dolencia en la corva izquierda. Los Rangers informaron que el dominicano será evaluado día a día. El dominicano Cruz conectó un doble antes de ser reemplazado por David Murphy y así extendió a 10 su racha de juegos consecutivos con un imparable. Elvis Andrus, el torpedero venezolano de los Rangers, también cuenta con una racha de 10 juegos seguidos bateando de hit tras irse de 5-3. Texas logró descontar con un jonrón de Matt Treanor al abrir el quinto innning, y el receptor también produjo la segunda con un roletazo en el sexto. Los Rangers congestionaron las bases en ese episodio, pero Sabathia sofocó la amenaza al ponchar a Mitch Moreland con un strike cantado. Un par de doble matanzas ayudaron a Sabathia para salir de otros atolladeros. Kerry Wood cubrió de dos entradas en relevo. El panameño Mariano Rivera, quien no había lanzado desde el primer juego, se encargó del noveno. Curtis Granderson añadió un jonrón solitario en el octavo para el 7-2 definitivo. El despertar de los Yanquis se dio tras llegar al partido con un promedio combinado de .198 en la serie. Texas les había superado 30-11 en carreras y 43-26 en hits en los primeros cuatro duelos. Pero el panorama de los Yanquis no deja de ser sombrío. Sólo seis de 30 equipos que se han visto abajo 3-1 han logrado barrer los tres últimos partidos de las series de campeonato desde que en 1985 empezaron a disputarse con un formato de siete encuentros.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×