Documental evoca la 'Fernandomanía'

Fernando Valenzuela aún se asombra con el recuerdo de 1981, el año que la "Fernandomanía" se apoderó de las Grandes Ligas.
 Fernando Valenzuela aún se asombra con el recuerdo de 1981, el año que la "Fernandomanía" se apoderó de las Grandes Ligas.
Nueva York, Nueva York -
  • Fernando 'el Toro' Valenzuela hizo explotar el béisbol de las Grandes Ligas en 1981

Fernando Valenzuela aún se asombra con el recuerdo de 1981, el año que la "Fernandomanía" se apoderó de las Grandes Ligas. "Realmente fue impactante, toda la euforia que había en el área de Los Angeles y en todo el béisbol", dijo Valenzuela. "Cuando salíamos a jugar afuera, tenía que ir un día antes para hacer conferencias de prensa".

"Realmente fue impactante, toda la euforia que había en el área de Los Angeles y en todo el béisbol" Un zurdo procedente de Etchohuaquila, un pueblo escondido en el desierto del estado de mexicano de Sonora, el "Toro" apenas tenía 20 años cuando los Dodgers de Los Angeles le dieron cabida en su rotación. Fue una temporada como pocas y la misma es objeto del documental "Fernando Nation" en ESPN, que explora el año mágico de Valenzuela, matizando la influencia que tuvo para reconciliar a la comunidad de inmigrantes mexicanos y latinos con la franquicia de los Dodgers. Con un físico que hacía recordar a Babe Ruth y el rostro juvenil picado con acné, Valenzuela comenzó esa campaña con marca de 8-0 y cinco blanqueadas. En una campaña que fue truncada en parte por una huelga de peloteros, Valenzuela acabó con foja de 13-7 y lideró la Liga Nacional con 180 ponches, convirtiéndose en el único pitcher en la historia en ganar los premios Cy Young y Novato del Año en una misma temporada. También lanzó un juego completo en el tercer duelo de la Serie Mundial contra los Yanquis de Nueva York y los Dodgers acabaron consagrándose campeones por primera vez desde 1965. Lo que más llamó la atención fue su poca ortodoxa mecánica de lanzar, en la que echaba la mirada al cielo antes de tirar el plato su bola de tornillo o "screwball", un pitcheo que en el documental es descrito como uno que se asocia con dibujos animados. No sólo el Dodger Stadium se llenaba al máximo cuando le tocaba lanzar, sino que cada estadio visitante —desde Nueva York hasta Montreal— se abarrotaba para ver las aperturas de Valenzuela. Un fenómeno como ese se repitió en el curso de esta temporada, cuando los Nacionales de Washington subieron al derecho Stephen Strasburg. Pero Strasburg era un prodigio desde que estaba en la universidad y por algo se tuvo que desembolsar 15,1 millones de dólares en contratarle. Valenzuela, en cambio, sólo costó 120.000 dólares, según cuenta en el documental Mike Brito, el cazatalentos que le descubrió. Brito, a quien todos reconocen por ser el individuo elegantemente vestido con sombrero blanco que aparece detrás del plato con una pistola de radar en los juegos de local de los Dodgers, cuenta que Valenzuela pudo haber firmado con los Yanquis de Nueva York si la oferta más alta de éstos hubiese llegado un poco antes. Es una de varias anécdotas en el documental realizado por Cruz Angeles, quien nació en la Ciudad de México y se crió en Los Angeles. Incluye entrevistas con el ex lanzador de los Dodgers Orel Hersheiser y la líder sindical Dolores Huerta. Angeles entrelaza la historia de la comunidad de inmigrantes que fue desalojada a la fuerza cuando los Dodgers se mudaron a la ciudad antes de la temporada de 1958 y construyeron un estadio en los predios de Chavez Ravine. Durante mucho tiempo, la afición que acudía a los juegos de los Dodgers era gente adinerada y de raza blanca. "Existía un rencor hacia el equipo por la historia de Chavez Ravine", dijo Angeles. "El latino no iba al estadio porque representaba algo negativo. Fernando pudo haber firmado con los Yanquis o los Cachorros, pero lo hizo con los Dodgers. Sin querer queriendo, Fernando abrió las puertas a una comunidad que estaba creciendo", añadió. "Lo suyo fue como un cuento de hadas". "Fernando hizo algo positivo de algo negativo", añadió. Valenzuela, por su parte, trataba de mantenerse enfocado en su trabajo, incluso cuando celebridades como Mario Moreno "Cantinflas" iban a verle en el estadio. "Para mí todo era normal", dijo Valenzuela. "Había todo eso, pero estaban concentrado más en buscar quedarme en las Grandes Ligas".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×