Gigantes abren Serie Mundial donde nunca han perdido con Texas

Aparte de que van a su primera Serie Mundial, los Rangers de Texas deben tomar en cuenta que nunca han ganado en San Francisco y registran nueve derrotas en un estadio muy favorable a los lanzadores.
 Aparte de que van a su primera Serie Mundial, los Rangers de Texas deben tomar en cuenta que nunca han ganado en San Francisco y registran nueve derrotas en un estadio muy favorable a los lanzadores.
San Francisco, California -
  • Texas tiene once derrotas al hilo en San Francisco.
  • Es la primera vez desde 2001 que la serie abre en un Parque de la Nacional.

Aparte de que van a su primera Serie Mundial, los Rangers de Texas deben tomar en cuenta que nunca han ganado en San Francisco y registran nueve derrotas en un estadio muy favorable a los lanzadores. Ahora tendrán la oportunidad de cambiar la suerte a partir del miércoles. Texas debe encontrar la manera de ganar en el AT&T al menos una vez, pues los Gigantes tienen la ventaja de casa en la serie. El primer encuentro es el miércoles, y los Gigantes saben que el piloto de Texas, Ron Washington, tendrá a su equipo listo con el as de postemporada Cliff Lee en la lomita. "Insisto en lo mismo: No es el mejor equipo el que gana, es el equipo que juega de lo mejor ese día", dijo Washington luego de que su club llegó por primera vez a la Serie Mundial al vencer a los campeones defensores, los Yanquis de Nueva York.

"Insisto en lo mismo: No es el mejor equipo el que gana, es el equipo que juega de lo mejor ese día."

"Bueno, eso fue lo que ocurrió hace unos días en que jugamos mejor que los otros equipos que enfrentamos y por eso vamos a la Serie Mundial". Los Gigantes regresaron el domingo al área de la bahía tras ganar el sábado el sexto partido en Filadelfia y avanzar a la primera Serie Mundial de la franquicia desde que el club encabezado por Barry Bonds terminó en el 2020 como subcampeones ante los Angelinos. Este equipo es muy diferente al del 2002. No hay superestrellas en este valiente club. "Peleamos", señaló el jardinero izquierdo Pat Burrell, una de las varias nuevas caras que llegaran en el año. "Con uñas y garras. No sé cómo le hicimos, pero lo logramos". El manager de los Gigantes, Bruce Bochy, anunció su rotación el lunes antes de empezar el entrenamiento vespertino. El dos veces reinante Premio Cy Young de la Nacional, Tim Lincecum, abrirá el juego uno, y Matt Cain el segundo. Cuando la serie se traslade a Texas, el boricua Jonathan Sánchez será el abridor del tercero, y Madison Bumgarner del cuarto. Lee y Lincecum sostendrán un duelo entre ganadores del Premio Cy Young. Lee ganó el Cy Young de la Liga Americana en el 2008 con Cleveland. Lincecum ha conseguido el premio por la Nacional en los dos últimos años. Texas tenía previsto llegar a la ciudad en las primeras horas de la noche del lunes y realizar hasta el martes su primer entrenamiento en el terreno de juego donde ha padecido tantos tropiezos; como la cadena de 11 derrotas seguidas en San Francisco que datan desde la noches frías en la otrora casa de los Gigantes, el Candlestick Park. Aunque desde que el AT&T abrió para la campaña del 2000, los Rangers de Nolan Ryan han hecho las cosas al menos interesantes. De las nueve derrotas ante los Gigantes, cinco fueron por dos carreras y tres por una. Lo único parecido a una paliza terminó en 5-1. Los Gigantes han de agradecer por comenzar la Serie Mundial en casa. Esta es la primera ocasión en que la serie empieza en un parque de la Liga Nacional desde el 2001 en Arizona. La ventaja de local dejó de rotar entre las ligas en el 2003 para entregarla a la liga que ganara el Juego de Estrellas. La Nacional terminó por fin una sequía de 13 años al ganar el partido estelar de este año, y los Gigantes fueron los beneficiados. "Estamos orgullos y humildes de estar donde estamos hoy", declaró Bill Neukom, propietario de los Gigantes.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×