Las partes presentan sus alegatos finales en el caso Bonds

En el último mensaje a los jurados antes que decidan si Barry Bonds mintió sobre el uso de esteroides, el abogado del rey jonronero de las Grandes Ligas presentó una sencilla explicación del por...
En el último mensaje a los jurados antes que decidan si Barry Bonds mintió sobre el uso de esteroides, el abogado del rey jonronero de las Grandes Ligas presentó una sencilla explicación del por qué el gobierno lleva años persiguiéndole.
 En el último mensaje a los jurados antes que decidan si Barry Bonds mintió sobre el uso de esteroides, el abogado del rey jonronero de las Grandes Ligas presentó una sencilla explicación del por qué el gobierno lleva años persiguiéndole.
San Francisco, California -
  • Los defensores de Bonds mencionaron que trataron de intimidar a Barry
  • El fiscal federal instó al jurado de ocho mujeres y hombres que declaren culpable a Bonds

En el último mensaje a los jurados antes que decidan si Barry Bonds mintió sobre el uso de esteroides, el abogado del rey jonronero de las Grandes Ligas presentó una sencilla explicación del por qué el gobierno lleva años persiguiéndole: la tomaron contra Bonds. El abogado defensor Allen Ruby, en su alegato final, sostuvo que dos fiscales trataron de "intimidar" a Bonds durante su comparecencia ante un jurado investigador en 2003, al cambiar de lugar 36 veces al interrogarle. "Los fiscales fueron muy, pero muy cautelosos", dijo Ruby, al enfatizar que los abogados del gobierno federal trataron de humillar y confundir a Bonds. Ruby señaló que los fiscales fracasaron en su propósito y se enfurecieron por la forma de ser de Bonds.

"¿Ganaba 17 millones de dólares y no sabía lo que tomaba?"

Bonds afronta tres cargos por mentirle a un jurado de investigación en diciembre de 2003, al decir que jamás utilizó esteroides a sabiendas. También encara otro cargo por obstrucción a la justicia. "No se dejó intimidar", dijo Ruby. "Mucha de la furia por parte del gobierno se debe a que él no se dejó intimidar. No es un servil. Era Barry". Ruby dijo que los relatos de testigos que insinuaban que el preparador físico de Bonds, Greg Anderson, le habría inyectado en varias ocasiones simplemente son "inventos" de los enemigos del toletero. Por su parte, el fiscal federal instó al jurado de ocho mujeres y hombres que declaren culpable a Bonds. "Lo único que debió haber hecho era decir la verdad", dijo el fiscal Jeff Nedrow. "Decidió no decir la verdad y por eso está aquí". Bonds declaró al jurado investigador que su preparador físico le engañó al suministrarle los esteroides al decirle que se trataba de aceite de linaza y crema para la artritis. Los fiscales, sin embargo, sostienen que el ex astro de los Gigantes de San Francisco sabía que estaba empleando sustancias para mejorar el rendimiento. Uno de los cargos se refiere a que Bonds mintió cuando negó que Anderson le inyectó. Nedrow le dijo al jurado que la versión de Bonds es falsa al afirmar que el retirado toletero era un millonario atleta profesional que prestaba cuidadosa atención a su físico. "¿Ganaba 17 millones de dólares y no sabía lo que tomaba?", destacó Nedrow haciéndose una pregunta. "Esa es su versión y es una versión falsa". Previamente, al dar las instrucciones al jurado, la jueza Susan Illston señaló que para aceptar cada uno de los tres cargos por mentir, tiene que decidir que Bonds testificó bajo juramento, que el testimonio fue falso, sustancial y que Bonds sabía que era falso. Bonds admitió durante el juicio que utilizó esteroides, pero alegó que lo hizo sin querer. Nedrow sostuvo que Bonds mintió sobre su uso de drogas porque no quería que su padre, Bobby Bonds, un ex astro de las mayores, supiese, al igual que los Gigantes. "El acusado tenía un secreto y no quería que su padre se enterara", declaró Nedrow. Bobby Bonds murió de cáncer en 2003. Vestido con un traje azul oscuro, Bonds permaneció en su silla y ocasionalmente bebió agua de una botella.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×