Estamos realizando ajustes en nuestros servidores para ofrecerte una mejor experiencia.
 

Recibe nuestro newsletter
 

El boxeo olímpico se acerca al profesional

Los boxeadores podrán sumar un máximo de 10 puntos por asalto. (Foto: Getty)
Los boxeadores podrán sumar un máximo de 10 puntos por asalto. (Foto: Getty)

MEDIOTIEMPO | Agencias
Los Ángeles, California, Estados Unidos, sábado 23 de Marzo del 2013

  • Los boxeadores olímpicos ya no usarán protectores en la cabeza
El boxeo olímpico se parecerá al boxeo profesional, según las nuevas reglas anunciadas por el organismo rector del deporte.

Los boxeadores olímpicos pelearán sin protectores de cabeza y recibirán un máximo de 10 puntos por asalto según su desempeño, al igual que en el boxeo profesional.

La Asociación Internacional de Boxeo (AIBA) introdujo varias enmiendas esta semana, pero las dos precedentes son los cambios más radicales que acercarán el boxeo aficionado al profesional y harán el deporte amateur más atractivo para los peleadores jóvenes que aspiren a carreras profesionales.

Los boxeadores varones que participen en octubre en el campeonato mundial y en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016 no usarán los protectores de cabeza adoptados después de Los Ángeles 1984. Aunque la medida parecería peligrosa en la prevención de las lesiones cerebrales, el director de la comisión médica de AIBA, Charles Butler, citó numerosos estudios médicos según los cuales pelear sin ese protector disminuye el número de conmociones cerebrales.

"No hay evidencias de que el protector muestre una reducción en el número de conmociones", afirmó Butler. "En 1982, cuando la Asociación Médica Estadounidense promovió la prohibición del boxeo, todos se alarmaron y pusieron los protectores a los boxeadores, pero nadie se puso a estudiar lo que hicieron esos protectores".

El comité ejecutivo de la AIBA votó por unanimidad en favor de los protectores para las competencias de aficionados en abril de 1984, y permanecieron durante ocho olimpíadas seguidas.

"No hay evidencias de que el protector muestre una reducción en el número de conmociones"
Pero el protector ha sido criticado por dispersar el impacto de un golpe y permitir que los boxeadores sigan recibiendo más golpes a la cabeza durante más tiempo. El protector tampoco protege la mandíbula, mientras los costados abultados obstaculizan la visión periférica de los boxeadores, impidiéndoles ver todos los golpes a la cabeza.

Las mujeres y los peleadores más jóvenes seguirán usando el protector.

El boxeo amateur también recibirá puntos, descartando el sumamente criticado sistema de contabilizar cada golpe por los cinco jurados implementado después de Seúl en 1988. En cambio, los cinco jurados darán puntos a los boxeadores según el sistema tradicional que asigna 10 al ganador de cada round.

La AIBA se ha aproximado al modelo profesional en los últimos años bajo la dirección del presidente Wu Ching-Kuo.

En Cuba, nación que reinó por muchos años en el boxeo amateur, dos grandes púgiles consideraron que los nuevos cambios no perjudicarán a los del patio.

"Cuidar más la defensa" es lo primero que tendrán que hacer los púgiles cuando suban al ring sin cabecera, expresó en días pasados a la AP Julio César La Cruz, campeón mundial de los pesos pesado en 2011. "En el caso mío no es un problema porque puedo decir que es mi mejor arma, sin embargo tendré que mejorar mucho en el contragolpe".

El también capitán del equipo Cuba recalcó que para los cubanos estos cambios "serán una buena opción porque dependemos de los movimientos y los golpes limpios, sin embargo tendremos que cumplir al pie de la letra el pensamiento técnico-táctico".

"Lo único que uno tiene que hacer con los cambios es entrenar más y en función de eso, y pensar que es para el bien del boxeo, va a ganar en popularidad y en atractivo, eso siempre es positivo", agregó.

"Pensar que es para el bien del boxeo, va a ganar en popularidad y en atractivo"
El entrenador Héctor Vinent señaló que los púgiles deberán recobrar "la fuerza explosiva para buscar noquear al rival lo antes posible".

Vinent, doble campeón olímpico (1992 y 1996) de los ligero welter, consideró además que el cambio en la puntuación le devolverá mucho atractivo a la disciplina.

"El boxeo amateur había perdido los grandes pegadores porque trabajaban como si fueran esgrimistas, buscando marcar un punto, eso no es la esencia del boxeo", apuntó.

Para el entrenador de 40 años ahora los boxeadores deberán "cuidar la táctica y emplearse mucho más en la técnica".

[AP]

Comentarios