El Alamodome, un palacio para el boxeo

El Alamodome ha sido sede de pleitos históricos del pugilismo mexicano, ahora, recibirá la pelea entre el mexicano Saúl Álvarez y el norteamericano Austin Trout, quienes unificarán los cetros...
 El Alamodome ha sido sede de pleitos históricos del pugilismo mexicano, ahora, recibirá la pelea entre el mexicano Saúl Álvarez y el norteamericano Austin Trout, quienes unificarán los cetros Superwelter del CMB y AMB.  (Foto: Getty)
Ciudad de México -
  • El récord de asistencia para un función de box en este inmueble es de 58 mil 891 asistentes

Una construcción faraónica sobresale en Montana Street; el Alamodome ha sido sede de pleitos históricos del pugilismo mexicano, ahora, recibirá la pelea entre el mexicano Saúl Álvarez y el norteamericano Austin Trout, quienes unificarán los cetros Superwelter del CMB y AMB. El domo de concreto y hierro abrió sus puertas en 1993 y tuvo un costo de 296 millones de dólares. Posee una multifuncionalidad que le permite albergar otro tipo de espectáculos. Desde futbol americano, hockey, basquetbol, hasta conciertos y desfiles. Sin embargo, el boxeo ocupa un lugar especial en la historia del Alamodome; la primera batallla en el histórico inmueble la estelarizó el legendario Julio César Chávez, quien enfrentó el 10 de septiembre de 1993 a Pernell Whitaker por el cinturón Welter del CMB. El “César del Boxeo” sufrió ante la rapidez de su rival, quien lo lastimó severamente del rostro, sin embargo, ante una polémica decisión de los jueces logró un empate. Las tarjetas marcaron 115-113, 115-115 y 115-115, a pesar de que Chávez nunca pudo ante la superioridad técnica de “Sweet Pea”. Los diarios estadounidenses del 11 de septiembre calificaron a la pelea como un robo. La asistencia para este combate fue la mejor para un combate de box, 58 mil 891 personas apoyaron a Chávez desde la tribuna, duodécima mejor entrada para un evento en el recinto. El estadounidense de origen mexicano Óscar de la Hoya, fue la principal atracción de la cartelera que se presentó un 14 de junio de 1997 en el Alamodome; ¿el rival? El keniano David Kamau, quien ya había enfrentado a figuras de la talla de Chávez, Juan Carlos Rodríguez y Raúl Hernández. El “Golden Boy” quiso evitar cualquier sorpresa, a los 2:54 minutos del segundo round conectó una senda combinación al rostro de su oponente, quien a pesar de la cuenta de protección del réferi Laurence Cole, ya no se levantó y así De la Hoya obtuvo el cetro Welter del CMB, que perdería posteriormente con el puertorriqueño Félix Trinidad. El jalisciense Marco Antonio Barrera sería una víctima del filipino Manny Pacquiao en el domo de acero y concreto texano; el 15 de noviembre del 2003 se enfrentaban por primera vez estas dos leyendas del pugilismo mundial. Barrera sorprendió al “Pacman” en el primer asalto al conectarle una zurda en el oído que mandó a la lona al filipino, pero Manny reaccionó y respondió con una acción similar en el tercer capítulo para que Barrera recibiera la cuenta de protección. En el undécimo asalto Pacquiao fue inmisericorde, conectó al menos una docena de jabs diestros que sofocaron al mexicano hasta llevarlo contra las cuerdas sin responder, el entrenador Rudy Pérez se metió al cuadrilátero para detener el combate debido a que “Baby Faced Assassin” no contestaba ningún ataque. Con el triunfo, el filipino se proclamó Campeón del Mundo de los pesos Pluma. Jorge Arce también pisó las instalaciones del Alamodome el 14 de abril del 2007, fecha en que enfrentó a su compatriota Cristian Mijares por el fajín Supermosca del CMB. El “Diamante” no tuvo piedad en el cuadrilátero y castigó a placer a Arce, quien recibió una tercia de combinaciones en el asalto 11 que casi lo mandan a la lona. Mijares se llevó el triunfo por amplio margen al contabilizar en las tarjetas 119-109, 118-110 y 117-111. Otro par de mexicanos se verían las caras en San Antonio en una pelea de Campeonato Mundial el 4 de febrero del 2012; Julio César Chávez Jr. hizo la segunda defensa de su cetro Medio del CMB ante Marco Antonio Rubio. El Junior ya había pisado anteriormente el Alamodome; enfrentó a Anthony Shuler en abril del 2007 y al irlandés John Duddy en junio del 2010. Aunque la pelea tenía como principal figura al “Hijo de la Leyenda”, apenas unos 14 mil asistentes fueron testigos del evento. Chávez Jr. nunca pudo entrar en ritmo, y a pesar de haber dominado al “Veneno” durante el combate con jabs y volados de derecha, su actuación no convenció.  Ahora es turno del “Canelo” de demostrar que es digno de un escenario legendario para el box mexicano, incluso el promotor Óscar de la Hoya afirmó que su imagen es imán de taquilla y planean rondar entre los 35 y 40 mil asistentes para el combate ante Trout de esta noche.  Si “Canelo” pasa la prueba, otros grandes escenarios estarán a su alcance y comenzará a forjar su historia, además de reafirmarse como el mejor peso Superwelter de la actualidad.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×